sábado, 30 de agosto de 2008

CADA COSA A SU SITIO

Contenedor

(Imagen de Daquella manera)

Las cabezas, a veces, no están demasiado bien. Hoy me he dado cuenta de que así es. Resulta que llevaba en la mano derecha las llaves del coche y en la izquierda dos bolsas: una de basura para echar al contenedor y otra con unos destornilladores.

Me acerco al contenedor y mi cerebro, de inteligencia sublime, me dice que tenga cuidado con las llaves, no vaya a echarlas a donde no se debe. Con gran concentración, levanto la compuerta del contenedor con mi mano derecha sujetando las llaves fuertemente para no cometer el error garrafal. Una vez efectuada esta operación libero mi mano izquierda de la carga que llevaba encima.

¡¡¡¡Upssss!!!! ¡¡¡¡Los destornilladores!!!! Seguro que ahora os estáis “destornillando” de risa.

Menos mal que uno está bastante ágil y… abrimos de nuevo el contenedor, me apoyo con las manos en la superficie superior, me impulso (uno que no es muy alto…) y mi vientre ya está sobre el borde del contenedor. ¡Nunca pensé que me vería en una de éstas! Recapitulando, hete ahí que me encuentro con las patas mirando al cielo y el cuerpo metido rebuscando entre residuos. Para mejorar la situación escucho una vocecita que dice: ¡CADA COSA A SU SITIO!

¿Quién se pone ahora rebatir la frasecita? ¡Si es que lleva razón! Con la mala forma que llevamos este verano estamos hechos una piltrafilla. Para ser positivo, como soy algo desordenado, me lo tomo como un cumplido: por una vez coloco CADA COSA EN SU SITIO.

16 comentarios:

Paco Montoro dijo...

Gregorio y esque nos pasa cada cosa. A mi me ocurrió lo mismo, eché la basura junto con las llaves del coche . Un plan igual al tuyo je,je. La cabeza para el sombreo, ja,ja,ja
Saludos

María José dijo...

Pero .. ¿encontraste los destornilladores? O a lo mejor ...
¿se te cayó también la cabeza?

La que debe estar en su sitio es la cabeza, ja ja.

Un saludo.

María dijo...

Jajajajaja si es que me has hecho reir porque me acabas de recordar lo que le pasó una vez a mi madre, algo parecido a tí, pues resulta que tiró la basura y también cayeron las llaves que llevaba en las manos, todo junto, fué a parar al contenedor, pero no fuí yo quién me metí en el contenedor, sino una buena persona que nos ayudó y se prestó revolver todo, metiéndose en el contenedor, ¡fíjate qué buenas personas hay! y por fin pudo encontrar las llaves y devolvérnoslas. Actualmente lo tendríamos más dificil porque tenemos los contenedores subterráneos, fíjate, como se nos escape algo jajajaja derechitos al infierno.

Aysssss y lo bien que me lo paso leyéndote, esto no tiene nombre, de verdad que no.

Mil gracias por seguir pasando páginas.

Un beso.

Paco dijo...

Gregorio como lo sabes, asi acabamos muchos despues de entrenar en estas fechas...pa la basura.

Abe dijo...

Me he sentido identificado y como mal de muchos consuelo de tontos, se me ha quitado un poco la "pena" porque no me siento solo, claro que espero que lo tuyo tuviera solución. Lo mío me costo hace unos días 20€ ¡¡¡Diosssssss¡¡¡ ¡¡¡Cabeza de Chorlito!!!
Un saludo.

Jesús Lens dijo...

¿Y cuando vas con la ropa usada en la mano y en vez de en el canasto de la ropa acaba en el cubo de la basura, manchada de mayonesa o salsa de curry?

Chuspi dijo...

jajajajajaj!
Te estoy imaginando con tu cara de velocidad frente al contenedor y es que no puedooooooo, jajjaja!!
Te veo asociando,disociando, como una clase tuya...debo hacer..., `pero concentrate! pero no me centro...y al final, se me irá todo al carajo!!!!!!
jajajaja!!!


Y en ello estamos!!!!!
Desconcentraos y revolviendo entre las miserias del resto, jajajja!!!

Algo se aprenderá de ello no? Sin duda alguna, claro que sí!!

Buena metáfora,no obstante!!

BESOTES REVIENBENIDOS!!!!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Paco Montoro: a ver si es que el Alzheimer se va acercando, je, je.

María José: menos mal que la cabeza logré sacarla al final, junto con los destornilladores.

María: vosotras tuvisteis más suerte con la ayuda de alguien en lugar de escuchar la "frasecita tan graciosa".

Paco: estamos tan mal que ni en la basura nos dejan quedarnos.

Abe: hubiera sido mejor que en vez de 20 tirases 500. Te habrías preocupado de recuperarlos y no perderías los 20. Bueno, algo tenemos para contar a los nietos.

Jesús Lens: vais a tener que poner más lejos el canasto de la ropa usada del depósito de la basura.

Chuspi: la metáfora la hizo la frasecita. Pero bueno, como dices, algo vamos aprendiendo con los errores.

DianNa_ dijo...

Me he reído un montón, sobre todo al recordar que yo también pasé por ello, pero yo sí que tiré las llaves del coche :)

Saludos

David Rodriguez Roures dijo...

Gregorio si te hace falta dinero,podemos hacer una recolecta entre los blogeros jeje,yo creo que eso nos ha pasado a mas de uno,como cuando vas algún sitio y aprovechas para bajar la basura y acabas llevándotela en el coche,un saludo.

Grimo runner dijo...

La verdad es que cuantas historias puede dar lo de sacar la basura....ahora si, el que soltó la frase se coronó. Un abrazo.

María dijo...

Y yo que venía a leer un nuevo post y taasssss paraaaoooooo, pero no me voy con las manos vacías porque vengo a desearte una feliz tarde.

Un beso.

JMC dijo...

Don Gregorio, y no encontro algún tesoro mas?...

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Dianna: celebro que rieses un rato. Como ves, somos más de uno los torpes que estamos aquí en la vida. Gracias por tu visita y espero que vuelvas.

David Rodríguez: gracias por el ofrecimiento pero no hay problema puesto que recuperé las llaves. A lo mejor la colecta me sirve para pagar el psiquiatra, je, je.

Grimo: si es que la basura es todo un tema de conversación. Un monumento para la frasecita.

JMC: la verdad es que el tesoro era yo mismo que pude volver al terrenal mundo.

Tus-mundos dijo...

jaja... eso sí que no me lo esperaba aunque me sorprende porque de ti ya... en fin, me alegro de que salieras de allí porque efectivamente, ese no es tu sitio, jeje.
Un abrazo y cuidado con dónde te metes!!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Tus-mundos: para que no me vuelva a ocurrir he traspasado el placer de bajar la basura a Mari Carmen. Es que no me gusta mandar mucho en todo.

 
Share
ShareSidebar