sábado, 6 de septiembre de 2008

¡¡¡QUÉ NARICES!!!

no tv

Imagen de b.frahm

Los tiempos cambian.

Antiguamente las velas, y no las de los barcos, servían como enlace entre los miembros familiares alrededor de una mesa liberando las almendras de su cáscara o simplemente algunas haciendo croché mientras otros contaban un chascarrillo o alguna historia de sus tiempos mozos exhalando bocanadas del humo de un cigarrillo.

Poco más tarde la radio fue apagando voces y acercando el mundo exterior a las familias, sobre todo a las de los pueblos distantes de las capitales.

La gran revolución fue la televisión, llamada por sus detractores "la caja tonta". Fue una revolución porque ya no era un accesorio que amenizaba las veladas sino que se convirtió totalmente en el objetivo a seguir. La televisión logró unir a las familias alrededor de ella pero, al mismo tiempo, fue comiéndose poco a poco el diálogo familiar para convertirse en la protagonista principal de nuestras vidas.

Llegaron las cadenas privadas y con ellas la publicidad de un modo desorbitado. Desde esa época el ver una película se convirtió en una odisea. Una cinta con una duración normal de 90 minutos podía llegar a ocuparnos un tiempo superior a las dos horas. Suerte que el vídeo tuvo su funcionalidad y cada vez que quería ver un film lo grababa previamente para obviar los cortes publicitarios.

Ahora ya no hay películas en televisión. Ya no nos interesa a los españoles el séptimo arte. Ahora lo importante es de qué NARICES se ha operado alguien importante y si eso hará juego con su familia política. Pero el colmo es que estos programitas no se conforman con ocupar una tarde con el tema: dedican más de una semana a darle vueltas a lo mismo. Por otro lado, algunos canales aprovechan para criticar en sus programas lo malos que son los de otra cadena. Lo que todavía no han descubierto es que podrían hacer UN NUEVO PROGRAMA QUE CRITIQUE AL PROGRAMA QUE PONE VERDE A LOS OTROS PROGRAMAS.

Poca televisión veo y quizás menos que voy a ver. El caso es que las cadenas privadas tontas no son. Si ponen esos programas es porque las empresas pagan esa franja horaria bastante bien porque el "share" es notablemente bueno. No me quiero hacer el intelectual ni mucho menos. Lo que quiero reflejar es que a mí todo esto me aburre. Por otro lado me da pena que un país como el nuestro, con tantas preocupaciones que debería tener últimamente por unas causas y otras, se pase las tardes enteras informándose si el TABIQUE NASAL es original o lo que sea.

Concluyo e incluyo algo de deporte, que en este POST no he dicho nada sobre ese tema. ¿Sabéis cuándo empecé a correr? El mismo año en que se averió mi vídeo.

11 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Apenas veo televisión. Es pura basura. Un abrazo.

LORENZO dijo...

Comparto contigo tus sentimientos hacia la programación de la tele; aun menos mal que mi video aun funciona y logro grabar alguna joya (conciertos rtve/RNE3, documentales, series de culto..) que de momento aun televisan aunque sea fuera del "prime-time" durante el horario nocturno... en fin. Tiene narices la cosa.

Tormenta. dijo...

Hola majo.. aissss bueno a ver, es cierto que yo no veo mucho la televisión,pero es cierto que no la veo desde que tengo internet, ahora ya no tanto, pero en cierta manera, cuando estaba lejos de mi gente, y practicamente sola, esa televisión me hizo mucha compañia, y que decir de las tardes de lluvia, y una película de misterio para ver.. yo no noto en falta, pero cuando la necesito siempre esta ahí!jeje, un beso, guapetón!.

Paco Montoro dijo...

Que si Gregorio, que tienes mas razón que un santo. Deberíamos todo de tirarla a la basura. Que si el novio de la duquesa, que si la nariz de patatín y la boda de patatán. Da asco, y eso no es ser intelectual...eso es tener dos dedos de frente...
Saludos

DianNa_ dijo...

Esa de la foto podía bien ser mi tele, yo, tampoco la veo, me monto mis películas por aquí y es que poco me interesan los apéndices nasales de los famosos :)

Buena reflexión y que sigas corriendo, niño.

Besos y feliz domingo

Reyes Jiménez dijo...

La televisión es el complemento perfecto para la vida hogareña actual.
Cuando ella es ON los demás somos OFF. Lo cual nos permite descansar y relajarnos mentalmente, ya que no la seguimos por su poca calidad.
Al revés, ella OFF, tambien descansamos al relajarnos de sus tonterias y basureos famosillos.
Si ella OFF, se acaba la crisis económica mundial y nos ponemos a hacer otras cosas particulares, que terminan levantando el planeta de nuestro ánimo.
Si vives con familia, es la escusa para para que tus hijos no tengan que dar explicaciones de donde vienen o van.
Si vivimos solos se comvierte en nuestro animal ideal de compañia:
- No come,ni ensucia.
- No suelta pelos, sino,que recoge polvo.
- No ladra y si molesta jarabe de OFF.
- Te puedes ir de vacaciones y no buscarle complicaciones a amigos y familiares.
- No necesitas sacarlo si llueve o hace frío.
- No asusta a los niños.

Lo que menos me gusta es ese sanguinario botoncito de color rojo en STAND BY, que me recuerda al ordenador cabrón de 2001, odisea del "despacio". Siempre mirándote, aunque sepas que esta ciego.

RAKALA dijo...

Totalmente deacuerdo contigo. Algun programa bueno a las tantas de la noche y alguna serie interesante antes de dormir. No hay más en la televisión. Hasta los telediarios los rellenan de noticias chorra.
No hay que dejar de lado el PC e Internet. Tampoco favorecen mucho a la comunicación con la familia.
Besets.

David Rodriguez Roures dijo...

Pues da gracias a ese vídeo,yo es de lo que mas utilizo,la tele me perece patética,la programación ,me refiere,estará mal descargarse pelis,pero verlas en la tele lo que tu dices,así que el poco tiempo de que dispongo después de acostar a mis hijos es para ver una peli,blogear o atender a mi mujer cuando me guiña el ojo jeje,un saludo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Fernando: efectivamente, un porcentaje muy alto de la televisión es basura. Por eso nos dedicamos a otros menesteres más satisfactorios y gratificantes.

Lorenzo: menos mal que logré arreglar el vídeo y le doy su cierta matraca. Me interesan los documentales,noticias, humor y los deportes. Poca cosa más.

Tormenta: no podemos negar que la tele nos hace compañía y a veces hasta la ponemos de fondo por saber que hay alguien ahí.

Paco Montoro: por eso yo creo que le damos al deporte y a esto de los blogs. Por obviar la práctica nulidad de los programas que echan.

Dianna: la mayoría pensamos lo mismo. Lo extraño es que luego, cuando hacen las estadísticas de los programas, todo el mundo los ve.

Reyes: pues a ver si tú te pones ya en ON en esto de los blogs, que ya llevas demasiado en OFF.

Rakala: la pena es que muchos programas interesantes son a altas horas y si no tienes vídeo y te quedas a verlos llegas al día siguiente hecho un muerto al trabajo.

David Rodríguez: buena filosofía de vida la de usar el vídeo y no perder el tiempo en aguantar publicidad o programas de escaso interés.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Realidad tendenciosa,desafortunada a buen suguro, para una inmensa minoría, pero los numeros están ahí y lejos de ir desapareciendo este producto indigestible, cada día ha ido a más y más de modo que ha copado por completo el campo "informativo" y el dominio periodístico.Lamentablemente, ¿por algo será?

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pedro gª Carrasco: y cada vez seguro que va a más. Aquellos programas que muestran desgracias de los demás suelen tener bastante audiencia. ¿Será porque mal de muchos consuelo de tontos? En fin, lo veremos cada cual por su lado positivo: tenemos la ventaja de que el mando nos permite zapear con facilidad y usar el botón OFF, como dice Reyes Jiménez, para poder escapar de esta basura.

 
Share
ShareSidebar