viernes, 10 de octubre de 2008

¡¡¡¡¡ESTOY MUY CABREADO!!!!!!

Mar de Niños

(Imagen de annais)

Os parecerá extraño, por mi carácter y por mi blog, que titule este artículo de esa manera. Pues, efectivamente, estoy “cableado” y cabreado. Cableado porque se me han cruzado los cables y cabreado por lo que os voy a contar.

Estoy harto de ver cómo bebés de menos de un año van, en brazos de su madre o padre, en el asiento del copiloto sin sujeción. Estoy cansado de ver niños de dos años en brazos de su padre agarrando el volante del coche. Estoy hastiado de ver niños de 5 años sin llevar el cinturón de seguridad. Estoy asustado de ver niños de diez años conduciendo un coche. Estoy aburrido de ver niños de doce años llevando el tractor. Estoy estupefacto de ver niños de catorce años en la moto sin casco y haciendo caballitos.

¿A qué viene todo esto? Hace poco ha muerto un muchacho de mi pueblo por un accidente con un quad tras una noche de juerga (este dato no lo confirmo pues la noticia me ha llegado de oídas). 22 años. ¿Cuál es el resumen de su historia? Yo creo que antes de echar los dientes ya tocaba los volantes. Todo el mundo reía sus gracias. Manejó motos, coches, tractores, montacargas, camiones… Era “la crónica de una muerte anunciada”.

He hablado con niños y niñas de menos de doce años. No especifico si son alumnos/as míos por no poner en compromiso a nadie. Les he preguntado si alguna vez han conducido un coche, tractor o moto y la respuesta no me ha sorprendido. Ni uno, ni dos, han sido los que me respondieron afirmativamente. Me faltan dedos para contarlos. Pues les he explicado el suceso y les he dicho que si sus padres son unos irresponsables, tengan paciencia que para todo hay un tiempo en la vida.

Queremos educar a los hijos/as y no nos damos cuenta de que hay que educar a los padres/madres. En algunos centros hay ESCUELAS DE PADRES Y MADRES en las que, en Talleres, se trabajan determinados aspectos educativos. La pena es que a dichos encuentros sólo acuden los que realmente están formados y casi ni lo necesitan.

A esos padres que dejan a sus churumbeles hacer la gracia de conducir un vehículo les recomiendo que, en su lugar, les compren unas zapatillas para que salgan a correr o una bicicleta. Además, les dirijo una frase que seguro que les suena:

PEQUEÑINES NO, GRACIAS. ¡¡¡DEBES DEJARLOS CRECER!!!

24 comentarios:

LUCIA-M dijo...

Es la primera vez que Leo tu blog, llegue aquí a través de otro blog, porque me llamo la atención lo de estoy”” cabreado muy cabreado””
Y ya sabes…. La curusidad….
Y estoy de acuerdo contigo yo también veo cada día por mi barrio
Los nenes, en brazo de sus padres, cojiendo el volante
Eso me pone mala y me da pánico
Lo de las motos sin casco con menores eso ya es un clásico
Aquí en Madrid, verlos por la castellana unas de las vías más rápidas de Madrid
En fin… educar a los padre eso ya…..
Es otra historia que daría para mucho
Muy bueno tú blog, y muy buena esta entrada
Gracias, por lo que me toca como madre
Ese cabreo igdinacion y traerlo aquí
Un saludo

sipuedo dijo...

No estoy muy metido en tu mundo (Educacion) pero creo que educacion vial es una transversal? (corrigeme si me equivoco)

Si todo lo que se aprende en esa "asignatura" al llegar a casa el padre o la madre, no se pone el cinturon, aparca donde le da la gana, se salta semaforos... etc. ¿ a quien tienen que hacer caso entonces los niños/as?
La educacion desde casa creo que es la más importante aunque por desgracia, lo veo dia a dia, algunos pasan de eso :(

Paco Montoro dijo...

Gregorio eso cabrea a cualquier persona que tenga dos dedos de frente.
La culpa no es de los niños...por pedir las criaturas lo piden todo. Son los papas y mamas, cada vez mas pasotas, con POCAS ganas de EDUCAR y de ser unos padres RESPONSABLES.
Saludos

María José dijo...

Grego:
Estoy totalmente de acuerdo contigo.La respondabilidad "primera" de los niños/as es de sus padres. No pasan más cosas porque Dios no quiere, es un decir.
Veo a niñas pequeñas solas en la calle, jugando para que no molesten en casa.

Hay que educar a los padres que no tienen conciencia del peligro. Los tiempos han cambiado, esos padres hacían lo mismo y no era tan peligroso. Ahora hay mucho tráfico, pederastas, y otros peligros y hemos de protegesles.

Esos padres hacen lo que sus padres hicieron con ellos, les enseñaron a conducir, les dejaban pegar tiros con la escopeta de caza (conozco a uno que de pequeño mató a un vecino estando de caza), etc..

Un saludo.

Takuma Ggroc dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. la verdad es que no se que esta pasando en general en España (bueno, supongo que en el extranjero sera parecido), pero el civismo ha caído en picado sobretodo en las jóvenes menores de 14 años.
Antes reprimías a un niño por tirar piedras a un perro, o por empujar a una anciana.. y te hacían caso. Ahora te amenazan, te tiran piedras o incluso te sacan una navaja (lo he visto con mis ojitos).
Extrapola esto a cualquier situación de la vida, y tenemos lo que vemos. Eso si, si dices algo a los padres, sus hijos nunca son...

Un saludo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Lucía-m: es lo que pasa. Que a veces somos los padres y madres los mayores culpables de las desgracias de nuestros hijos.

Sipuedo: efectivamente, no sólo se enseña Lengua, Matemáticas,... sino que hay otros ámbitos de la vida que intentamos hacer llegar (medio ambiente, solidaridad, etc). Pero lo que nos falta es que los padres también vengan a escuchar esas cosas. Saludos.

Paco: efectivamente. Estamos en una época de pasotismo ante los hijos y queremos contentarlos con todo lo que pidan, no vayan a frustarse!!! ¡Qué errores más grandes!

María José: los tiempos cambian, como tú dices, y las fuentes de peligro cada vez son mayores. Ahora tenemos menos horas de trabajo que las largas jornadas que hacían nuestros padres y abuelos. Pero rehuimos de estar con los hijos metiéndolos en todas las actividades habidas y por haber y descuidamos el pasar tiempo con ellos conversando y mostrando nuestra imagen.

Takuma: tú lo has reflejado muy bien con tu comentario. Lo primero que hacemos los padres cuando acusan a nuestro hijo es decir que es inocente de todo sin habernos informado antes. Esto crea en ellos un escudo protector que les anima a continuar en una línea de actuación que les puede llevar a malos sitios. Saludos.

Jesús Lens dijo...

Sin olvidar que los Alonso y los Moteros Punteros alardean en las entrevistas de que llos, siendo niños, ya eran la hostia llevando karts, motos y demás. A ver. Si un mocoso de 17 años es campeón del mundo de moto... ¿que mensaje estamos mandando a la chiquillería?

Buena entrada, compañero.

CarLitros dijo...

Grandes verdades cuentas amigo y poco que añadir a lo expuesto por ti salvo mi más absoluto acuerdo.
Un saludo.

Paco dijo...

Gregorio totalmente de acuerdo. Si te cuento la estadística de mis alumnos cuando he estado destinado en otros pueblos te asustas...Cada vez creo menos en Escuelas de Padres a las que asisten los padres responsables y comprometidos. Los "otros" no acuden...yo llevo esperando a alguno más de un año y no vienen a verme...luego se habla de los problemas del sistema educativo...Que te voy a contar!

CarLitros dijo...

No es por cabrearte más. Después de comentar tu entrada y alguna otra más me he ido a hacer un rodaje por el río. Ahí he visto a un niño de no más de tres años sentado en las piernas de su padre llevando el volante del coche...
Me he acordado de ti. Si es que tienes mucha razón joder.
Un saludo.

María dijo...

Yo que venía riendome del comentario que me habías dejado en mi blog y veo que aquí estás cabreado ayssssss.

De todo esto son los padres los culpables y auténticos responsables, ¡ojo! losss padreesssssss. Muchos padres que consienten a sus hijos e hijas, poniéndolos al volante encima de ellos, riendo sus gracias cuando son niños, mientras imitan a sus padres conduciendo. Por eso te digo que los auténticos responsables, por lo menos en mi caso, son los padres, (ojo al canto, ¿eh? no las madres jajaja), porque yo lo que hacía era enfadarme cada vez que hacía esa tontería, me ponía mala y no le dejaba. Ayssss qué caprichos tienen los padres, parecen más niños que sus hijos.

Y haces muy bien en cabrearte, que ya te digo, yo también lo hacía.

Un beso y feliz tarde.

María dijo...

Ya me puse al día en tu blog, me han encantado los posts, gracias por seguir Gregorio.

Un besazo para tí y Mª Carmen.

Tecolinha dijo...

¿crees una locura que se haga un curso obligatorio para padres antes de que su hijo pueda entrar en el colegio? Es decir, requisito para escolarizar a tu hijo: cursillo al canto. ¿o mejor en el hospital, o durante el embarazo para los dos? ays, no sé... es que se ve cada bestialidad, pero no sólo en esto eh... podríamos hacer un blog sólo dedicado a este tema... Bueno, ¿lo pensamos? jeje

SlowPepe dijo...

Estos días hemos tenido por aquí dando un par de charlas al juez de menores de Granada, Emilio Calatayud. Como te toca de cerca supongo que habrás oído hablar de él. Si no es así, en Youtube no te costará dar con un vídeo de una charla que dio sobre menores, educación, papel de la escuela y, sobretodo papel de los padres. Falta tiempo, falta atención, falta responsabilidad, en fin, hay tantas carencias en materia de educación en el marco de la familia, y es tan fácil culpar al sistema educativo de todo...
Como decía Emilio Calatayud, "tengo un juicio por una agresión a un menor, por un menor, grabada con el móvil y colgada en internet. Vamos a sentar en el banquillo al que pega y a SU PADRE, al que graba y a SU PADRE y al que da publicidad y a SU PADRE (entiéndase, son tres padres distintos, relaciones delincuente-fraternales al margen)". Los genes pueden predeterminar algunas conductas, pero lo realmente importante es el entorno. Si no hay un buen entorno, fundamentalmente familiar (y luego de amigos), las criaturas crecen como monstruítos primero y como verdaderos delincuentes después (generalizo, claro, pero es que también estoy ya cabreado como tú).
Perdón por el tostón. Un saludo.

Fran dijo...

Los padres muchas veces hacemos lo que creemos que es correcto, aunque a veces no sea así y nos dejamos llevar por nuestras emociones metiendo la pata y maleducando a nuestros hijos. Pero de ahí a poner en riesgo su seguridad en primer grado hay un abismo, creo que estos hechos se pueden y se deben denunciar. Hace pocos días vi un caso de estos, con el crío de unos 4 años conduciendo un 4x4 en un camino de montaña. Me propuse chivarme si veía a la policía local ó Guardia Civil de patrulla con las motos a veces por allí. No hubo suerte.
Mi primo, con 7 años ambos, me llevó de viaje durante media hora con el 1500 de su padre. Fue en 1972, entonces a la gente le hizo gracia, por suerte no pasó nada, pero yo me hice pipi.

DianNa_ dijo...

Yo me paso el día riñendo con los míos y, me llaman pesada, pero en ello les va la vida y pienso seguir siendo la mamá más pesada del mundo, mientras vivan a mi alcance, es mi deber y mi compromiso.

Besos y gracias por tu cabreo, me uno a el.

Natacha dijo...

Bueno, y eso es solo la punta del iceberg.
Estamos perdiendo absolutamente todos los papeles.
Los chavales no pueden gobernarse solos.... y estas cosas son consecuencia de lo de siempre. La dejación de responsabilidades de los padres.
Las causas, interminables.Las soluciones, dificiles, ciertamente.
Un beso, amigo. También me cabreo
Natacha.

María dijo...

¿Sigues cableado o cabreado?

¿Hoy es día de descanso postero? jaja.

Feliz domingo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Jesús Lens: esos velocistas de las pistas deberían dar pistas a los peques de lo que se debe hacer y lo que no además de explicar dónde. ¿Han colaborado ellos en campañas de Educación Vial, o les pagan poco para ello?

Carlitros: los que somos padres/madres y tenemos dos dedos de frente coincidimos en este tema. Saludos.

Paco: si hiciéramos una estadística seguro que no hay zona de España en la que se den con mayor frecuencia estos casos. Es general.

María: mira que no me gusta diferenciar por sexos los temas por aquello de la coeducación. Pero en este aspecto creo, sin base científica, que llevas razón: son los PADRES y no las MADRES quienes fomentan estas actitudes. También hay casos aislados de madres que no ponen el cinturón a sus hijos, pero son menos frecuentes que el caso del MACHO IBÉRICO.

Tecolinha: A ver si nos contrata la DGT y nos ponemos manos a la obra con el blog "esperaquenotienesedad". Saludos.

Slowpepe: efectivamente, lo conozco de verlo en tv y prensa y es ejemplar cómo sabe hacer rectificar al personal con castigos "constructivos". Gran hombre este juez.

Fran: que te ocurriera eso a ti hace 30 años, vale. Había menos información. Pero ahora, con las multas, las campañas,.. y que nos empeñemos en llevar la contraria, INCONCEBIBLE.

Dianna: di que sí, para que llores tú, que lloren ellos. Tiempo tendrán para hacer locuras cuando sean mayores de edad.

Natacha: al menos, si nos cabreamos, tenemos un mínimo grado de sensibilidad. Pero la mayoría no se cabrea y ríe las tonterías e idioteces que hacen algunos.

María: domingo de viaje con nuevas experiencias para venideros POSTS. SALUDOS.

fernando dijo...

el niño repite lo que hacen los padres. Si los padres le educan mal, el niño saldrá mal. No es culpa de ellos, sino de los inútiles de los padres. Tienes toda la razón. Un abrazo.

Sylvie dijo...

Toda la razón te doy...y comparto ese cabreo.

y ya no solo conducir..yo cuando veo a padres en los quads, con niños pequeños detrás (o en motos), me pongo de los nervios...

no lo entiendo. no entiendo esas ganas de arriesgar con ellos.

Besitos.

Ps: ¿qué sentimientos tendrá el papá de ese chaval de 22 años ahora?

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Fernando: los padres y los maestros son figuras a seguir por los pequeños. Si el modelo es malo, seguro que conseguimos fabricar un "monstruo". Saludos.

Sylvie: el papá ha tenido "la suerte" y la pongo entre comillas, de no tener que asistir a su "obra". Murió, lamentablemente, hace algunos años. Desde luego, un padre que fomenta esto y después lo vive tiene que sentir una frustración tan grande que le hará descubrir tarde el gran error que ha cometido.

Saludos.

Alfa79 dijo...

Habrá que empezar a moverse y hablar (concienciar) sobre estos temas.
Es increíble que sean/seamos los adultos los peores ejemplos para nuestros hijos. Lo peor de todo es que, cuando uno intenta cumplir las normas, a continuación aparece tu vecino haciendo lo que le dá la gana. Y mientras tanto, tus hijos y los del vecino, tomando nota (de lo malo, por supuesto).
En fín !

Salud vial Alfa79

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Alfa79: los niños y niñas tienen sus modelos (abuelos, padres, maestros, vecinos, amigos...) y cada cual los valora en escalas diferentes. Según se encuentre el bárbaro que hace la idiotez en su escala, así hará más o menos honda huella para marcar formas de actuar en un futuro.

Saludos.

 
Share
ShareSidebar