martes, 21 de abril de 2009

CRÓNICA DEL III MEMORIAL PADRE MARCELINO

(Foto por gentileza de Antonio, de Las Verdes, a mi paso cerca del Parque de las Ciencias, en el kilómetro 4)

Tras un sábado que finalizó con cantidad de lluvia, el domingo sintió celos de su anterior y nos despertó con un diluvio bastante fuerte. Eran las 7:30 y estuve a punto de volverme a la cama porque el día de perros que aparecía ante nosotros no era nada propicio para ir a correr.

Pero ya despiertos, ¡qué le vamos a hacer! Mallas largas, doble camiseta y hacia la carrera a ver si se celebra. Ahora sólo chispea. A mi llegada al colegio organizador, más de 4 voluntarios me indican hacia dónde debo dirigirme para retirar dorsal y chip.

Esta vez me encuentro con muy poca gente conocida. Deberían tomarse serias medidas pues la ausencia de "espacios verdes" es mala para este planeta. Tras 10 minutos de calentamiento me encuentro a Javi, por fin un verde, Onio y Paco, el "Compae". Con los dos primeros hacemos un pequeño trote previo al disparo.

Llega la hora señalada e, increíblemente, el sol luce sobre nuestras cabezas. Me queda la duda de si he escogido mal el atuendo deportivo. A los 200 metros se puede correr sin ninguna dificultad. Un pequeño ascenso nos lleva hasta el Camino de Ronda. Es un placer poder recorrer esta avenida casi más rápido que en coche. Los conductores del carril izquierdo nos jalean. Mantengo el ritmo encabezando a un grupo numeroso. Me preceden a unos 100 metros algunos de los rivales con los que suelo llegar a meta.

Llegada de los participantes de la modalidad "Yo no puedo con los 10 km"

Al finalizar la avenida nos aproximamos al Parque de las Ciencias. Antonio capta una instantánea y me anima en mi participación. La subida por la vera del Genil se hace un tanto pesada. He dado caza al grupo que me precedía y vamos haciendo la goma. En la vuelta hacia abajo veo que Onio va bastante bien teniendo en cuenta el parón que lleva.

Con cabeza, hago caso a mi entrenador, planteando la carrera de menos a más. La avenida que nos lleva hacia Hipercor la digiero bastante bien, comparándola con nuestro paso por allá en la Media Maratón de Granada.

En el kilómetro 8 llegamos al último puesto de agua. Me es imposible cogerla pues cuando me doy cuenta de ello tengo un corredor que me lo impide. ¡Qué le vamos a hacer! Pero 50 metros más adelante, una voz con acento no castellano, me pregunta si quiero agua. ¡Esto es lo que engrandece las carreras! Espíritu de compañerismo. ¡Y eso que no la había pedido! La mano del rubio tiende la botella hacia mí.

Hubo también presencia de disfraces. Napoleón y Josefina no quisieron perderse la ocasión.

Ahora hay un ascenso prolongado que me cuesta bastante y pierdo algunos metros con quienes me acompañaban. Para remediar la situación, en la zona llana el viento nos da de cara. Hay que reservar fuerzas para el final. El kilómetro final incluye un leve descenso. Los últimos 400 metros acelero todo lo que puedo y entro en 43:20 según mi reloj, 43:23 según la organización.

Un plátano se agradece bastante para recuperar potasio. Intercambio unas palabras con Javi, el cual me indica que es muy bueno el que tenga un entrenador para que me oriente. Coincidimos en que la carrera no es totalmente llana porque tiene algunas elevaciones que cuestan bastante. Además, las carreras no son duras por el trazado: las hacen duras los corredores. Minutos más tarde charlo con Salva, del club Rosario-Trabuco y me comenta que le gusta correr por Granada y se ha encontrado muy bien. Bastantes me preguntan por la fecha de la Subida a La Ragua. En cuanto tenga noticias lo publico en el blog.

Agradecer a la organización este evento que ha sido un éxito. Tan sólo un detalle negativo: las marcas kilométricas estaban mal situadas y eso desorienta bastante. Hay que aprender a usar Google Earth, je, je.

Datos de la carrera:

Tiempo final: 43'23
Velocidad media: 4’21’’ por kilómetro
Puesto general: 151/458
Puesto veterano C: 12/38
Pulsaciones medias: 178
Pulsaciones máximas: 186
Pulsaciones al minuto de llegada: 156
Recuperación pulsaciones en 1’: 30

Consulta la clasificación de la carrera.

La próxima cita, seguramente será el 10 de mayo en Santa Fe, a por otros 10 km, esta vez totalmente llanos.

16 comentarios:

IRISHDECAI dijo...

Estas en forma D Gregorio. Lo que yo hubiera dado por correterar por el Camino de Ronda, Parque de las Ciencias, aiiiinnssss, que penita de mi Graná. Maldito parné que me tiene aprisionao.

Javi dijo...

Buena carrera, amigo. Estás haciendo bien las cosas. Se nota la mano de ese entrenador. Sí, la verdad más absoluta del atletismo es que las carreras las hacemos duras los corredores, pero qué remedio, competir implica sufrir, aunque sea un poquitín, ¿no? Un abrazo y nos vemos en Santa Fe.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Cierto es que correr en Granada es ya de por sí todo un premio. ¡Estas afinando! Sigue en la linea, que en La Ragua, te vemos subido al cajón de nuevo.
Saludos.

Paco dijo...

Buena carrera Gregorio, asi de menos a mas es como se debe correr y no como hacemos algunos...jajaj
mucha suerte en esos entenos y a seguir así hasta Santa Fe!

SGCI. dijo...

La cuestecilla del final, hasta llegar a las vías del tren... no veas...
Enhorabuena por el tiempazo.

Juanito dijo...

Pues sí, debe ser un lujo correr por Granada, fui una vez con mi novia un fin de semana y volveremos, y si es para hacer alguna carrerita mejor, jeje. A pesar del parón de Semana Santa has hecho una muy buena carrera Gregorio, haz caso a tu entrenador y llegarás en forma a tu objetivo, un saludo.

Rebeca Álvarez dijo...

Jejeje,este es mi primo,que decirte no? no tengo palabras...lo único que se es que poco a poco te vas poniendo en forma y eso es bueno,ya veras como poco a poco te iras viendo mejor jeje,menudo diluvio no un poco mas con la canoa te veo jaja y las aletas y las gafas con el tubo jajaja,un beso.

Jesús Lens dijo...

Yo fui uno de los rajados. Buena crónica y mejor carrera Gregorio

Fran dijo...

Buena carrera, Greg, y buena crónica, la verdad que nos haces partícipes a los demás de tus emociones.
Lo de la subida a la Ragua suena bien...
Un abrazo.

José Antonio dijo...

Greg, no es una carrera fácil. Al menos a mí no me lo pareció el año pasado, sobre todo al fina. Pero te veo bien amigo, muy bien.
Como comprobaste hubo espantá verde, pero se solucionará en las próximas carreras.

Anónimo dijo...

!86 pulsaciones: pa que te dé algo. Cuídate, Gregorio.
Un abrazo,
Rigoletto

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

IRISH: Tras tres meses de parón creo que tengo una forma bastante buena. Ahora con el supercrack de entrenador que me he buscado espero mejorar (si hago los deberes). Se te echa de menos pero tus vueltas las celebro muchísimo. Seguro que has añorado "nuestra Granada" con este post. Un abrazo.

Javi: aún no se puede apreciar nada del entrenador porque los deberes que me envió para Semana Santa no los cumplí. Ahora tengo un plan de dos semanas que intentaré con Fe, seguirlo al pie de la letra. Como comentamos, el terreno puede ser como sea, que hasta un 3.000 puede ser durísimo. Atentos a la semana que viene, que pongo fecha a La Ragua.

Pedro Gª: no vamos muy mal. Esperaba haber bajado de los 43 pero fue imposible. Fue durita la carrera al final porque no me esperaba un ascenso (no demasiado pronunciado) y un viento molesto en contra. En La Ragua, aunque sea me subo en un cajón de cervezas.

Paco: voy planteándome últimamente el ir reservando para el final para no ser sobrepasado por muchísimos como antes me ocurría. Quizás ambos planteamientos en tiempos finales den el mismo resultado pero el buen sabor de boca que te llevas de esta manera supera al otro tipo de estrategia.

SGCI: esa cuestecilla me costó lo que yo no me esperaba. Así que... ¡eras tú el de los churros! Je, je, je.

Juanito: Granda es preciosa y recorrerla a pie sin coches que te molesten, un lujo. Vete preparando para volver y avisa.

Rebeca: hasta los pececillos nos acompañaban en la carrera. El día se despejó y pudimos disfrutar aunque el piso estuviera con algunos charcos. A ver si hago caso a quien debo y mejoramos.

Jesús Lens: la espantada verde debe ser una gota del océano que no se repita en un largo tiempo.

Fran: pues ya tengo fecha para La Ragua. Pero como es una cita muy esperada en esta y otras provincias, bien merece un POST. Saludos.

José Antonio: efectivamente, ese final que no es durísimo pero sí exigente, no me lo esperaba y sufrí lo mío. Id poniéndoos las pilas, que hay un premio especial en La Ragua y tenéis vuestras opciones. Ya os contaré.

Rigoletto: 186 pulsaciones son un pico de unos segundos. El corazón puede alcanzarlos en un momento determinado pero rápidamente vuelve a su estado casi normal.

CarLitros dijo...

Gregorio, celebro cada vez que leo una crónica y veo cómo ya los problemas de meses anteriores están totalmente superados.

Un abrazo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

CarLitros: pues espero si no pasa nada escribir dos crónicas antes del verano: un 10.000 (trabajado con mi entrenador) en mayo y una media de montaña en junio, en Lacalahorra. Ésta es preciosa. Eso dijeron los que vinieron a mi pueblo.

Pepe Rubio dijo...

Gregorio cuanto más te leo, más me sorprendo no únicamente eres una máquina escribiendo, sino que también corriendo, me dejas muerto.

Enhorabuena por tu carrera y por el blog.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pepe Rubio: no es para tanto. Saludos.

 
Share
ShareSidebar