viernes, 8 de mayo de 2009

¡¡¡QUÉ DOLOR!!!

Hoy os traigo la narración de algo por lo que se pueden ver las estrellas. No os hablo de telescopios ni Astronomía. Me refiero a uno de esos golpes bajos que no suelen ocurrir en nuestra vida a menudo, gracias a Dios, pero que te marcan y dejan huella para el resto de tu existencia.

Debo confesar que hace muchísimo tiempo, cuando estudiaba 1º de BUP, tenía un compañero que medio en broma, medio en serio, no paraba de “dar por c…” metiéndose conmigo por cuestiones de estatura. Claro está que la mía era muy inferior a la suya. Por cuestión de “defensa personal”, le advertí en reiteradas ocasiones que me dejase en paz o le lanzaría una patada. Como en aquellas épocas yo era un forofo del fútbol y la única pelota que nos dejaban era la de hacerla al profesor o profesora de turno, no tuve mejor idea que lanzar la patada al compañero.

Nunca he sido violento, entre otras cosas, porque llevaría siempre las de perder; pero en aquel momento, con el “cachondeo” de las bromitas, me pasé un pelín y por eso lo reconozco. ¿Fue aquél el comienzo de Internet? Yo pienso que sí, porque la patada fue directa a todos los “webs”. Evidentemente, pedí todas las disculpas del mundo por aquel “golpe tan bajo”.

Ese mismo año, un alumno dio una patada a una pelota (acto prohibido fuera de las horas de E. Física) y fue a parar a salva sea la parte de un profesor que salía en ese momento de clase.

El docente no pudo ser más claro en las quejas al alumno:

- Me has dado en todos los “güevos”.

Pues hace poco tuve uno de esos percances en los que no quiere uno verse involucrado: un impacto terrible en el “güevo” derecho, o llamado técnicamente “testículo”. En un lugar concurrido, accidentalmente, tuve esta malísima experiencia que no se la deseo a nadie. No quiero que os preocupéis demasiado por mí puesto que ya estoy prácticamente recuperado. Quienes no habéis sufrido esta eventualidad en vuestras vidas, desconocéis el sentimiento que te ahoga en estos duros momentos.

Para abreviar un poco este post, aplicaré el ya archiconocido “más vale una imagen que mil palabras”. Tapad los ojos de quienes estén cercanos a vuestro terminal pues aviso de que el contenido puede herir la sensibilidad del “visualizador”.

Espero que no os pase nunca y que tengáis una suerte de “güevos” mejor que la mía.

Las consecuencias del impacto.

18 comentarios:

Dani dijo...

Manda webs! Espero que la cosa no sea grave y me alegro de la pronta recuperación... En mis tiempos jóvenes practicaba mucho artes marciales y tuve algún que otro "percance" accidental, nunca grave.

¿A quién coño se le ocurrió poner tan al alcance una cosilla tan delicada?

Rebeca Álvarez dijo...

Jajajaja o mejor JAJAJAJAJAJAJA,que bueno si me he reído primo,eres la leche,de donde te sacas todo eso,pequeñito pero matón ehh? di que si no como la tonta de tu prima que en el cole me pegaban y me insultaban y siempre me ponía a llorar que "tonta" que era,he sufrido acoso escolar ahora estaría penado pero antes te chivabas y mas te pegaban,he sido tan buena y tan boba que siempre me calentaban y sigo boba ehh?no te creas que he cambiado mucho,me cuesta un huevo enfadarme jeje soy todo paz y amor....y plus pal salón,me alegra que le dieras esa patada aquel ya me hubiese gustado dar alguna en mis tiempos y espero que te hayas recuperado de ese percance jeje,mi besos primo.

David Rodriguez Roures dijo...

Ahhhhhhhhh primo veo que as tomado nota con los refrescos que me gustan ehh'' juas juas se quedo conmigo que bueno...no me hagas lo mismo ehh?jeje,un beso gordo.

Nefer dijo...

Jajajaj perdona que me ría de tu dolor pero es que... jajajja! pobree! hecho tortilla!

Besillos

joselop44 dijo...

ufff, ¡Claro que me ha pasado!
Has hecho que casi reviva ese dolor tan intenso, que te incapacita hasta para andar o estirarte.
Hielo en la zona afectada, jajajaa
Saludos

ALVARO RUIZ dijo...

Que todo sea leve, un abrazo

carmen dijo...

Mira que los niños pueden ser perversos.En los colegios siempre están los típicos que se dedican a burlarse de los demás.Si son bajos, si son altos, si son gorditos, si llevan gafas, cualquier cosa vale para cachondearse.No debe servir como aliciente tu patada en los "webs",pero quizá se lo merecía, seguramente no volvió a meterse contigo,no?,pués ya está.

Saludotes.

pande... dijo...

Jajajajajajajajajajajaja

Jajajajajajajajajajajaja

Jajajajajajajajajajajaja

Manda webs?? Jajajajajajajajajajajajajajajaja

besossssssssssssss, jajajajajajajajajajajajaja:-)

Juan Carlos dijo...

¡Oh, Dios mío! ¡Con lo que duele! Lo se por experiencia... en mi caso un triste tropezón en un bordillo... y la enorme tristeza de ni siquiera poder hacer nunca nada más... Espero que el resto te valga, por lo menos

Carlos dijo...

Esto duele un huevo, y nunca mejor dicho. Yo jugaba al futbol y recibí tantos golpes en estas partes que al final me operaron de hidroceles, o sea, se me puso un huevo más grande que una pelota de béisbol. Horrible, no podía ni andar jajaja…de eso se un montón

Saluditos amigo Gregorio

Tecolinha dijo...

manda webs, qué cosas...
suerte en tu recuperación :-)

CarLitros dijo...

Yo recuerdo un par de incidentes. Una vez en el colegio le di una patada en los huevos a un compañero que estuvo cerca de 30 minutos llorando. Se lió una buena y estuvo mal lo que hice, si bien diré en mi defensa que me estaba llamando "hijo de puta" reiteradamente y que eso a los 13 años es de las peores cosas que te pueden hacer.

Años más tarde en un partido de fútbol de la liga provincial juvenil, al salir a tapar el disparo de un contrario (yo era a pesar de mi fino perfil defensa central) el destino me castigó por la patada que di en el colegio y me llevé un descomunal balonazo en las pelotas, huevos o como quieras llamarlo. Un compañero mío de coña me dijo que un pijo con los huevos de marca porque me habían tatuado el logo de adidas (marca del balón que me impactó).

En fin, es algo que no deseo a nadie porque duele muuuuuuuuuucho.

Un abrazo y perdón por el ladrillo de comentario.

Anónimo dijo...

AMMM HUY PORDIOS HOMBRE QUE DOLOR DEBE HABER SIDO ESO..NI LO CUENTES......BUENO ESAS COSAS PASAN HASTA EN LAS MEJORES FAMILIAS AMIGOMIO...
BUENO SANA SANA COLA DE RANA SI NO SANA HOY SANARA MAÑANA ...

BESINES
SAUVIGNONA AMIGA!
:D

Anónimo dijo...

Ya lo dijo Campoamor
en sus célebre "Doloras":
"No hay dolor tan inhumano
como pillarse los webs
con la tapa del piano"

Rigoletto

Trobin dijo...

uffff.....que dolor!! requete uff!!
Acabo de pasar un mal momento recordando cuando jugaba al fútbol...ja,ja,ja,ja...es dolorosísimo y no tiene nada que ver con la redicha protección de la masculinidad...la verdad es que duele....en ese momento es imposible silbar por más que lo intentes...solo soplas y soplas...
Un saludo

Paco Montoro dijo...

¡¡Que tiren la primera piedra quien no haya recibido una patada o golpe en los güevos!! duele...duele

Tus-mundos dijo...

Si es que, haciendo las cosas con 'güevos' te arriesgas a eso :-D
Casi mejor dejarlos en casa, jeje.

Genial! el post, me refiero! :-)

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Dani: ya estamos perfectamente. Hiciste bien en dejar las artes marciales, porque algunos golpes tienen mucho arte.

Rebeca: eran otros tiempos en los que no nos percatábamos de la gravedad de algunos golpes. Ahora prefiero otro tipo de golpes, los humorísticos. Me alegro de que te rieses con este Post. Ya tengo preparados dos camiones de esos refrescos que tanto te gustan.

Nefer: es que ir al supermercado, comprar huevos y cuando los metes en el carro darte tal golpe, duele tanto como cuando te dan en el mismo. Tortilla segura.

Joselop44: ¿y a quién no le ha pasado? Hasta la respiración se corta.

Alvaro Ruiz: muchas gracias. En estado físico perfecto.

Carmen: por supuesto que no podemos fomentar la violencia y debemos condenarla. Pero somos humanos y podemos equivocarnos. Me disculpé y ahora también lo hago públicamente. Eso duele...

Pande: ¿te hizo gracia? Pues me ahorré tener que cascar uno para la tortilla.

Juan Carlos: ¿cómo era de grande el bordillo? ¡Qué borde que era!

Carlos: aquí el que más y el que menos ha sufrido percances de este tipo. Que no se repitan.

Tecolinha: muchas gracias. Todo en orden.

CarLitros: hay edades cruciales en la vida en las que no dejamos pasar una. Con la madurez sabemos retirarnos a tiempo. Saludos.

Sauvignona: la cola de rana vamos a tener que adquirirla para que sanemos y no tengamos más percances. Saludos.

Rigoletto: jajaja. Por eso me gusta correr. Eso de ir piano, piano es bastante peligroso.

Trobin: y salen todos los colores del mundo y de tu boca las palabras que no existen en ningún diccionario.

Paco Montoro: cuidado a donde tirmaos la piedra, no vaya a ir directa al sitio.

Tus-mundos: si yo los dejaría en casa. Pero es que no tengo gallinas y tengo que ir al supermercado a por ellos.

 
Share
ShareSidebar