viernes, 26 de junio de 2009

ANTIDISTURBIOS

(Imagen de "RunzeWind")

Cuando dan el disparo de salida en una carrera de aficionados, durante los primeros kilómetros cuesta horrores el adelantar pues la aglomeración de gente que se forma dificulta el progreso hacia adelante.

El otro día, casualmente, un compañero de trabajo me dio la solución.

Estábamos en la sala de profesores dos compañeras y yo, cuando se presenta un maestro y nos muestra una pequeña salamanquesa en su mano diciendo:

- ¡Mirad lo que me he encontrado en el patio!

En menos de dos décimas de segundo una de ellas estaba en el rincón de la sala de profesores y la otra, subida en lo alto de una silla.

Imaginad si llega a aparecer con una araña, un ratón, una culebra….

¿Por qué en las manifestaciones los cuerpos de seguridad usan bolas de goma, mangueras con agua a presión o gases lacrimógenos. El peligro de accidentes es muy grande. Propongo que para estos efectivos se les dote de un kit ecológico que contenga: ratones, culebras, sapos, arañas, salamanquesas, cucarachas…

A mí con que me muestren un perro es más que suficiente para que desaparezca.

Seguro que la efectividad es mucho mayor y así liberamos un poco el caos que se produce en la sala de urgencias de los hospitales.

15 comentarios:

Tus-mundos dijo...

Comprobado que piensas en verde :-)

Estaba esperando ya este post... sin duda no me lo esperaba así...
... y me voy de aquí corriendo no me vaya a salir un bichejo de esos por la pantalla, que no me fio ni un pelo :-O

Nefer dijo...

jajaj es que son repelentosos... yo para disuadirme de cualquier manifestación que me azucen a un perro, verás que pronto pongo pies en polvorosa ^_^

Besillos (hoy tristes y de luto)

ALVARO RUIZ dijo...

sI no es mala solución , pero pobres animales , un abrazo amigo

José L. Castillo dijo...

Genial!!!

Así tendremos curro los biólogos (biotecnología de salamanquesas y arañas de diferente tamaño y diferente velocidad/resistencia para diferentes carreras). Y que sean tan mansos que vuelvan a la jaulita para poder reutilizarlos en la siguiente.

Jajajajaja. ;)

Y es que existe un mecanismo sencillo y directo, en el cerebro que conecta la percepción de determinada forma sencilla (sinuosa, arrastrándose; o con muchas patas) con la amígdala, una parte del cerebro que se encarga de la alarma. Es algo muy primitivo, compartido con muchos otros seres vivos.

Manuel Díaz dijo...

Pues sí que sería una buena solución.
En cuestiones de animales, muchos podríamos poner:
Busco alguno que rime con el cuatro: un gato, un pato... aunque estos no asusten mucho. Y antes que se toque el silbato debo recordar que soy visitante capicúa
número 46364
para que te entretengas un rato.

SONIA dijo...

Mete en el saco a los gatos, dan un repelús...

Pedro Gª Carrasco dijo...

Un buen amigo mio tiene un método que le resulta infalible y es el "cuidado que quemo", añadido que tiene una voz que parece que se ha tragado un megáfono, pues pista abierta.
Saludos.

José Antonio dijo...

Greg, la mejor solución es la de mi compae Paco, salir justo antes que el coche escoba. Ni aglomeraciones, ni empujones, ni nada por el estilo. Lo experimenté el domingo en Dúrcal.

carmen vera dijo...

Ja,jajaja.no estaría mal lo de los "bichejos" esos,pero ten en cuenta qe a muchos les darían "síncopes"de ver a culebras reptando,o ratas arggggggg!!.Veríamos en los hospitales a gente en estado de "shock".

Lo mejor es:
"la policía va a actuar si objetos no se dejan de lanzar,si no quieres que en tus huesos puedan dar,hay que ser listos,y de la movida a tiempo, te has de retirar".

Besotes.

Lay dijo...

Buena apreciacion amigo Gregorio, yo al igual que tu y de muchisimos corredores creo que los perros son de nuestras peores pesadillas, y aun mas si vamos solos, miras al perro diciendo? este se viene pa mi fijo, jajajaja en fin que lo mejor es no estar metio en ningun lio.
Saludos.

Juan Carlos dijo...

Lo malo Gregorio es cuando te encuentras con maniáticos como yo que le gustan los bichitos. Dejando de lado a las cucarachas que sólo las cojo para dárselas de comer a mi tortuga. Tendrían que seguir con la porra. En cuanto el curso fue necesario para conseguir mis garbancillos y el título pues p'al bote. Y, efectivamente, la leyenda de la roja no me hizo sufrir, alguna vez se tendría que perder.

CarLitros dijo...

Jeje, la verdad es que sería más efectivo, seguramente.

Un abrazo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Tus-mundos: los bichejos más temidos, sin duda, los virus.

Nefer: tú y yo somos del club de los amiguísimos de los perros, jejejeje.

Alvaro Ruiz: no correrían peligro alguno porque desaparecería el personal instantáneamente.

José L. Castillo: con esto de la crisis hay que ingeniárselas para crear nuevos puestos de trabajo.

Manuel Díaz: eres creativo incluso a final de curso. ¡Qué capacidad!

Sonia: los humanos nos diferenciamos por el tipo de animal que no soportamos.

Pedro Gª Carrasco: pues nada, la próxima carrera nos llevamos una barbacoa y anunciamos fuego.

José Antonio: esa sensación la he experimentado dos veces y da un gustazo ir adelantando poco a poco...

Carmen Vera: hay provocadores que se esconden incluso en celebraciones deportivas con tal de reventar esos actos. ¡Qué malas gentes!

Lay: ya he tenido más de un altercado con perrros aunque no ha tenido consecuencia alguna.

Juan Carlos: pero seguro que no eres de los violentos y no hace falta disolverte. En todo caso, si te pones pesado, te anuncian que tienes que hacer otro curso de 100 horas si no te largas...

CarLitros: seguramente no habría heridos por ninguno de los bandos: ni el humano ni el animal.

Fran dijo...

Pues con todo lo que se ha dicho aún saldría gente protestando por algo, porque claro... los bichos se escampan... ¿y para recogerlos luego?
Las salidas masivas es lo que tienen... pero también tiene su gracia... ¿no?
Un abrazo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Fran: las mejores carreras que he disfrutado han sido las que he partido al final del pelotón y he hecho una gran remontada.

 
Share
ShareSidebar