lunes, 15 de junio de 2009

MEDIA MARATÓN DE LA RAGUA: CUANDO LA CABEZA DICE QUE NO...

(Imagen de "lapolab")

Ayer se celebró la II edición de la Media Maratón de Montaña de La Ragua. Hoy no voy a hacer el post correspondiente a la crónica, pues será mañana cuando lo publique. Algunos y algunas pudisteis leer ese minipost (¡Qué c... hago yo aquí!) que publiqué ayer, simulando un artículo narrando un momento de la carrera desde dentro.

¿Qué nos impulsa a cometer la locura de alcanzar un desnivel de 900 metros en un recorrido de 21 km y con 8 finales con un asfalto abrasador y el viento dándote de cara? Para mí no ha sido en esta ocasión una carrera en la que me fallasen las piernas ni el corazón. Ha sido quizás el órgano de nuestro cuerpo que debe estar mejor entrenado para estas situaciones casi límite: el cerebro.

Puedes ir más o menos fuerte pero si tu mente empieza a machacarte pronto para ordenarte que detengas la carrera, corres el peligro de caer en esa debilidad. El año pasado luché hasta meta engañando a mi cerebro en más de 20 ocasiones y logré llegar hasta la cima sin detenerme.

Este año he sido débil desde el principio: en la primera ocasión que me dijo mi cabeza que me rindiese lo hice y a partir de ahí hasta meta ha sido todo un calvario. He sufrido lo indecible por no haber luchado un poco más.

En el primer minuto tras llegar a meta me juré no correr esta odisea ni una vez más. Pero ya han pasado unas horas y, como tenemos principio de Alzhéimer, estamos pensando en la siguiente. Definitivamente, esto es de locos.

Como el post de mañana será un poco más extenso, y esta entrada parece más triste y pesimista de lo que debería haber sido, os dejo con la anécdota del día:

Cuando íbamos por el camino forestal, allá por el km 9, marchábamos en un grupo de 4 corredores. Un atleta de Roquetas nos hablaba sobre la subida al Veleta que hizo el año pasado y nos cuenta un chiste (que se inventa sobre la marcha):

"Tres amigos se levantan a las 6 de la mañana para ir a correr a La Ragua. Cuando se encuentran en Lacalahorra, el primero de ellos dice:

He podido venir a esta carrera porque le he prometido a mi mujer que lavaré los platos durante toda la semana que viene.

El segundo dice: pues a mí me ha salido más caro. Le prometí recoger a los niños del colegio todos los días, hacer las compras, tender la lavadora y hacer de comer.

El tercero, más risueño, les indica: a mí no me ha costado ningún trabajo.

- ¿Cómo? -le preguntan los otros dos.

- Me levanté a las 6 de la mañana y le pregunté a mi mujer si hacíamos el amor o me iba a correr a La Ragua. Ella me dijo: "nene, abrígate, que en la montaña seguro que vas a pasar frío".



27 comentarios:

RAKALA dijo...

Uy, mira qué bien, la primera en comentar!!!
Es muy difícil luchar contra el cerebro. Como no tengas un MP3 o alguien con el que poder tirar pa'lante, la cabeza empieza a dar vueltas hasta que puede contigo.
Me alegra ver que acabaste la carrera, aunque te costase mucho. Eso tiene más mérito.
El chiste, buenísimo.
Bessets.

Tus-mundos dijo...

Siempre mirando adelante y en positivo, aunque con la calina que estaba cayendo, no me extraña que empezaran a derretirse las partes del cerebro que piensan en positivo. Aún así, buen trabajo!!! el que quiere, puede :-)

El chiste, jajaja, es que vaya horas...

joselop44 dijo...

Muy bueno, siempre muy ocurrente.
Saludos

Trapatroles dijo...

Hola Gregorio:
Esas carreras por montaña son muy duras y para gente especialista y más joven. Últimamente se están poniendo de "moda" y mucha gente del atletismo popular se atreve con la Subida al Veleta, La Sagra o La Ragua, sin pensar que es otro tipo de ejercicio y que requiere un entrenamiento específico.
De todas formas, si estás bien preparado puedes intentarlo con mucha cabeza. Y un día malo lo tiene cualquiera.
No estoy de acuerdo con lo de "principio de Alzheimer". Conociendo tu blog y tus artículos, tu cerebro está perfecto, lúcido y con mucha vida neuronal por delante.
Saludos

Paco dijo...

Espero ansioso tu crónica! yo tambien pense que nunca mas la haria el año pasado y mira..me quedado con las ganas! y ese podium...fijo que repetiste no? Enhorabuena makina!

Nefer dijo...

si lo lleváis en las venas, por mucho que digas que ya no lohaces más al final vuelves a caer, y eso es bueno.. adelante!

El chiste buenísimo jajaj!

Besillos

Manuel Díaz dijo...

Prueba durilla. Me imagino que con el calor se haría todavía más dura.
Ya estamos esperando la crónica. Ademas será una entrada capicúa, de las que me gustan. (373)

Juanito dijo...

jajajaja, que bueno....en cuanto al tema del cerebro te doy toda la razón, como bien dicen el gran Gebreselasie y el gran Gregorio, la clave no es el cuerpo sino la mente, un saludo.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Justo cuando embozabais las carcajadas de ese chiste semi-precocinado en pleno ascenso pude coger la estela de este "grupete" que formábais cuatro selectos atletas; con la que estaba cayendo y vosotros en pleno club de la comedia: eso si era engatusar al cerebro.
Muy mal debe de ir la cosa para no volver, iré tantas veces como ediciones se hagan.

Anónimo dijo...

Muy buenas!!, precioso recorrido el de ayer, y terrible...era mi segunda media y mi primera de montaña, y aunque me habián avisado, se hace duro...Pero bueno, grandísima experiencia. Enhorabuena a todos. ¿Dónde se pueden ver los resultados de la prueba?. Saludos.

Quique dijo...

Hola Gregorio, al cerebro hay que entrenarlo de otra manera...a ese organo nadie le engaña tan facilmente.

Muy bueno el chiste...lo utilizaré en mi proxima carrera, ja,ja,...

Esa cronica ya mismo....

Un saludo
Quique

CarLitros dijo...

Jeje, el chiste muy bueno. En cuanto a lo de la menta, ya sabes que yo soy de los que piensa que es tan importante como las piernas y el corazón, y que también pienso que se puede entrenar.

Un abrazo y espero la crónica.

javier dijo...

Hola navegando por la red encontré tu blog que seguramente esta muy bueno, pero me es imposible verlo a todo, por falta de tiempo, es por eso que te mando un saludo y espero que le sigas poniendo tantas ganas como hasta ahora. Hasta pronto.


Firma: http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com

ALVARO RUIZ dijo...

El chiste buenisimo , y lo segundo el año que viene si la corres , conmigo pero la corres , y luego nos hartamos de comer , un abrazo amigo y a seguir

Fran dijo...

Ayer fui siguiendo tu periplo, no sé si real ó ficticio, en la subida a la Ragua. Fue brillante. Esperamos esa crónica con impaciencia.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola. Soy uno de los voluntarios de los avituallamientos. Quiero felicitar a todos por vuestra participación en la conquista de la ragua II. Si volvéis a retar a la ragua, estaré allí sosteniendo el agua y siendo testigo privilegiado de vuestra lucha.

More dijo...

Seguro estoy que el año que viene te vuelves ha apuntar.

Gregorio,o por suerte o por desgracia al dia siguiente "despues de los dolores",ya estamos pensando en la proxima carrera en la que volveremos a sufrir.

Un saludo.

SOMMER dijo...

Gregorio, de aquí al IronMan hay un sólo peldaño...

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Rakala: para ser el primero en comentar, basta en entrar en este blog a las 9:00 de la mañana. Nunca llevo MP3 y no suelo rendirme en entrenamientos. Ha sido la primera pájara mental.

Tus-mundos: el año pasado la temperatura era inferior pero el calor fue sofocante. Este año fue el vientecillo en contra el que suavizó este infierno. Pero también nos echó abajo.

Joselop44: ya que sufrí tanto, por lo menos saqué algo gracioso.

Trapatroles: conozco este terreno perfectamente puesto que es mi zona de entrenamiento en agosto. Esos últimos 8 kilómetros son de un 7% sin descanso. Como los empieces mal... Ayer fui un cómodo y me dejé vencer a la primera de cambio.

Paco: el año pasado sufrí más que éste puesto que el calor fue mayor. Ahora se añadió el factor viento que suavizó algo pero me afectó rápidamente. Como lo hice muy mal, efectivamente, repetí.

Nefer: nos inyectamos atletinona. Pero no se lo vayas a contar a nadie.

Manuel Díaz: hay otras más duras como la del Veleta, que son 50 km. Quienes la afrentan se lo toman con muchísima calma. Aquí se nos olvida en los falsos llanos que estamos en montaña y luego nos tumba a la primera de cambio.

Juanito: por mucho que estés bien entrenado, como la cabeza te ordene que te pares, estás perdido. Ojú a quién me has puesto al lado. ¡Madre mía!

Pedro Gª Carrasco: los 3 selectos atletas me hicieron muy llevaderos estos kilómetros de llano junto con tu compañía. Al salir al asfalto quizás debería haberme quedado contigo y hubiese sido diferente. Me encontraba fuerte hasta que me quedé en tierra de nadie. Creo que en este tipo de carreras el caminar solo es un infierno. Repetiremos, seguro.

Anónimo: para ser tu segunda maratón, te metiste en una buena encerrona. Espero que te fuese bien. Los resultados, en cuanto los sepa, los pondré en este blog. Probablemente saldrán en la página:

http://lacalahorra.es

Quique: habrá que prepararlo para la próxima edición. El chiste me encantó. Este roquetero tiene que venir otra vez a contarnos otro.

CarLitros: ayer fue simplemente el decir: ¿Para qué esforzarme más? Me conformo con lo que tengo. Este cerebro hay que machacarlo un poco más, que es débil, débil.

Alvaro Ruiz: ¿cómo que si la corro el año que viene? El año que viene estamos ahí otra vez al pie del cañón (digo, del Puerto). Este año ha fallado la legión malagueña al completo. Para el próximo ya os estamos esperando.

Fran: totalmente ficticio, evidentemente. Fueron tuits programados que fueron saltando a las horas indicadas. Eso sí, no me equivoqué en nada. Los tiempos se ajustaron a lo indicado. Menos mal que no puse el final.

Voluntario: pues paisano, no sabes cómo os agradecimos ese gesto de acercarnos el agua, la sandía y la isotónica. No sólo hicisteis eso sino que además nos animasteis a seguir hacia arriba. El año repetiremos.

More: sólo fueron 5 minutos y ya estaba haciendo cábalas para el próximo año. Es mi pueblo y esta carrera no puedo dejarla, aunque sea muy sufrida.

Sommer: tanto como al IronMan, no sé. Pero lo que es sufrir, aquí se sufre como un bellaco. La satisfacción queda cuando se cruza la meta.

Anónimo dijo...

Lo primero, de anónimo a anónimo, muchas gracias a ti y a todos los voluntarios. La verdad que es impagable no ya el que ayudéis, sino el ánimo con el que lo haceis. Cuando se va al límite, esa palabra de ánimo o esa sonrisa te dan alas. Y sí, Gregorio, me metí en una buena para ser la segunda Media, pero ya había leído por aquí de la dureza, y ya me contaron también dos amigos que la hicieron el año pasado, así que iba sobre aviso...también de la maravilla que era el recorrido. Y, bueno, sufrí como un perro, pero la satisfacción es enorme. El tiempo (1h 54 y poco) es lo de menos, pero se dió todo para quedar satisfecho, la ilusión previa que te mueve a entrenar, el lugar incomparable, y el nivel de sufrimiento mínimo (bueno, superado ese con creces) que te hace acabar satisfecho contigo mismo. Gran carrera esta, que espero repetir...Saludos a todos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Anónimo: me alegro muchísimo de que disfrutases esta carrera de mi pueblo. Para ser tu segunda media maratón te metiste en un buen lío. Pero vaya tiempazo que te marcaste. Tú en llano seguro que vuelas. Te esperamos el próximo año.

Anónimo dijo...

Gracias Gregorio!. Bueno, tú sabes, lo que es nuestro "disfrutar"...es decir, sufrir, sufrir, sufrir, y al rato sentirse uno de escándalo, soñando otra vez con sufrir en la próxima. Endorfinas?, demencia?, pues bendita demencia ésta nuestra, ojalá fueran todas las demencias tan nobles y poco dañinas. No sé si vuelo en llano, sólo hice una Media, la de Almería, a principio de año, en una y veintinueve...pero ahora todo debe ser mejorar, llevo año y pico corriendo nada más. Ah, y de aquello, se disfruta todo, el paisaje, el trato de todos, todo. Te diré que al mandar el mail con la inscripción acababa con un "que dios nos coja confesaos"...y me contestaron del ayto, "no se preocupe, que después verá que no es para tanto...es para más", jaja, me hizo mucha gracia. Saludos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Anónimo: jajajaja. Gracias por compartirlo. El día 22 saco un post que te lo dedico. ¡Muy bueno! Según los tiempos que marcas vas a progresar y muchísimo. Estás cercano a la élite con esa hora y 55 en La Ragua.

Anónimo dijo...

Gregorio, espero que te llegara el mail que te envié a la dirección que sale en el blog, identificándome. Saludos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Anónimo: no me llegó el mail pero ya te identificó tu colega de club. Fuiste y besaste el santo: puesto 22. ¡Eres un descubrimiento! Como decían en la tele... ¡Tú sí que vales! Saludos.

Anónimo dijo...

Pues va a ser que no!. Uno, conforme pasan los años, está cada vez menos seguro de nada, pero a día de hoy creo seguir sabiendo quien soy!!, y no, soy de Almería, no corro con ningún equipo, y llegué el 23...De cualquier modo, te reenvío el mail esperando que te llegue. Un saludo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Anónimo: te confundí pues con el 22, ya que Trapatroles me dijo que era de su club. ¿Me estás enviando el correo correctamente?

La dirección es:

gregoriotoribio@gmail.com

Saludos.

 
Share
ShareSidebar