martes, 9 de junio de 2009

QUIEN NO ARRIESGA…

(Imagen de "Santi Martin")

Reconozco que soy de esas personas un poco inseguras ante lo desconocido. Me cuesta lanzarme a nuevos retos, más que nada, por el temor al fracaso. Pero, ¿merece la pena perder las posibilidades que nos aportaría el maniobrar con un cierto riesgo? No me estoy refiriendo al tema económico de invertir en nuevas empresas o en decisiones de gran índole: hablo de detalles mínimamente cotidianos.

Cuando me enfrenté a mi primera carrera en competición, tras tres años de entrenamientos en solitario, fui con el miedo a llegar el último. ¿Por qué ese miedo? El último siempre tiene el mérito de haber estado durante más tiempo corriendo que los demás. Gracias a este “riesgo”, he conocido a bastante gente y ahora me encanta competir.

Abrí este blog con pocas convicciones de llegar a buen puerto. ¿Tendría algún interés para alguien el leer las chorradas que se me ocurren? Vuelta a arriesgar y, al menos, tengo la satisfacción de que también he conseguido hacer buenas relaciones con personas que no conocía y se van forjando amistades poco a poco.

Quizás el mayor riesgo tomado fueron los cuaversos de bitácora. Reconozco y reconoceré que la poesía no es un apartado en el que pueda llegar a destacar. Pero me voy dando cuenta de que la cita de los miércoles está alcanzando niveles en comentarios superando a otro tipo de artículos. Es un hecho bastante curioso, tratándose de un blog que encabeza con las palabras “deporte y humor”. Disfruto creando “poesía”, si es que podemos llamarlo así.

Si no hubiese arriesgado, seguramente me estaría perdiendo estos pequeños bocados diarios que nos animan la vida. No es cuestión de lanzarse de un avión sin paracaídas, pero pequeños riesgos pueden darnos grandes satisfacciones.

¿Vosotros corréis también pequeños riesgos?

22 comentarios:

Dani dijo...

Todo lo que puedo y me deja mi mujer, que es la voz "sensata" de la casa... :) Aunque al final siempre se apunta al bombardeo. Como reza el dicho: sin riesgo no hay gloria. Así que, a disfrutar de la vida que son dos días!!!

Un abrazo D. Gregorio, y siga usté arriesgando con tan buen tino.

joselop44 dijo...

Alguno, aunque reconozco que me cuesta mucho. El último fue crear el blog y estoy muy satisfecho.
Saludos

Tus-mundos dijo...

Me gusta este post.

Esos pequeños riesgos, como tú bien dices, son con los que menos perdemos y con los que más ganamos.

A mí me pasa un poco al contrario, me da miedo lo cotidiano porque a veces me aburre.
Creo que es importante arriesgarse, los que puedan en pequeñas cosas, los que se atrevan en grandes, las recompensas siempre son buenas, bien por buenas o bien por lo que nos enseñan.

Con tu poesía, en mi opinión, has triunfado :-)

(Repito) me ha gustado muuucho este post.
:-)

JMC dijo...

Don Gregorio yo ya ni corro riesgos ni carrreras ni na de na.
vaya tela de tío me he vuelto...
Suerte my fruiend

Rebeca Álvarez dijo...

Primooo,pues si corremos grandes riesgos,tenemos un blog y igualmente que tu nos ocurren cosas en el.Yo soy muy impulsiva lo que pienso lo suelto o lo hago no me paro ha pensar las cosas voy y aleee caiga quien caiga.Es un defecto o es una virtud,según se mire hay veces que me comprometo a situaciones embarazosamente y otras pues que a la gente le gusta la verdad,no se ,soy así y mas de algún problema he tenido por ser tan arriesgada, intento contenerme pero...no puedo.Como soy tan impulsiva te voy a decir que los miercoles son mis días favoritos con este blog,me encantan las poesías pero también te digo que tienes toda la razón gracias a esto te encuentras con amistades y tan grandes como la que hemos formado nosotros,mil besos primo y sigue trabajando así de bien.

Saturnino dijo...

Todos tomamos pequeños riesgos (o grandes) en nuestra vida cotidiana, y el que no los toma que clase de vida lleva.
La vida es de los valientes; de los que van tomando decisiones día a día; de los que no van a la estación a ver pasar los trenes, sino que cogen un tren tras o otro.
Un saludo.

RAKALA dijo...

En la anterior etapa de mi vida, arriesgaba poco (vamos, eso creo)
Ahora no, no quiero que me cuenten nada y aunque me asuste mucho muchísimo los nuevos "retos" y las nuevas decisiones, quiero continuar haciendo lo que el cuerpo y la mente me pide, por muy chorrada que sea.
Bessets.

Javi dijo...

Sí, sí, sí, lo desconocido me atrae. Tengo un yo un poco temerario que se adentra en terrenos desconocidos sin pensar en las posibles consecuencias, aunque a decir verdad, cada vez soy más calculador. La edad?
Aunque no te comente, te leo cada miércoles, amigo. ¿Cómo puedes sacar ingenio para hacer rimar palabras cada semana? ¿No estás embotado ya de niños en junio? Yo estoy que no puedo... haciendo honor al nombre de tu bitácora.

Nos vemos en la Ragua (casi nada)

SONIA dijo...

¿Que si tomo riesgos? Puff, hoy he cometido el riesgo de introducir un libro más en mi biliografía sobre el proyecto que debo presentar y parece no acabar. No tengo tiempo, pero me arriesgo buscando la perfección. Arriesgo con mis relaciones personales, arriesgo haciendo maletas a sitios increíbles. Arriesgo y no paro de arriesgar y esas decisiones hacen que me enorgullezca de esa chica de rizos y ojos marrones muy espabilados que me mira desde el otro lado del espejo.
Me gusta la reflexión que promueve este post.
Un saludo Gregorio!

ALVARO RUIZ dijo...

Algunos corro Gregorio , y asi me va , ja,ja, un abrazo y sigue con tus riesgos

More dijo...

Yo creo que todos corremos nuestros riesgos,unos mas faciles otros mas dificiles,nuestra vida cotidiana esta llena de riesgos unos que empredemos y otros que por miedo dejamos pasar.

El miedo ha arriesgar es otra cosa que tampoco se debe pasar por alto,todo depende del porcentaje de aciertos, y tu con tu blog,Gregorio,llevas el 100% enhorabuena por tu blog y por favor sigue arriesgando.

Un abrazo.

Paco Montoro dijo...

Me gusta el riesgo, siempre sin perjudicar a nadie. A veces los riesgos me han salido caro, pero casi siempre me han dado satisfacciones.
"Acostumbrarse, es una forma de morir"
Un abrazo

Juanito dijo...

Pues sí, a veces nos cuesta un poco arriesgarnos aún a sabiendas de que el hacerlo seguramente nos va a reportar felicidad y bienestar...así somos, jeje, aunque no todos. En cuanto a la pregunta de si te arriesgas o no, yo me arriesgué con el blog sabiendo que a algunos esto le sonaría a chorra pero mi hermano ya esta pensando en hacerse uno...jajaja, y ahora estoy meditando prepararme oposiciones para el Estado lo que reportaría casi con seguridad vivir unos años fuera de mi querida tierra...de hecho estoy ahora con las del SMS que es para Murcia, pero nada...no salen y están chungas chungas chungas, jejeje, un saludo que te metido mucho rollo, sigue arriesgándote.

estela dijo...

Yo soy un poco parailla para esto de arriesgar, confieso que con el riesgo me duele el estómago. Ya ves, tengo un blog y me da tanta verguenza darlo a conocer que en mi tierra nadie lo sabe jajajaja (excepto mi familia, claro)

besos.

Sureña dijo...

Entonces está claro, tú eres un ganador ;)

carmen dijo...

Bueno, yo soy de las que se lanzan jajaja.Siempre he dicho que es mejor lanzarse aunque luego te estrelles, que quedarte quieto.
Tú mismo lo has comprobado,tenías dudas de abrir un blog, te lanzaste y te ha ido bien.Como tú dices ,no eres un gran "poeta" jejeje,y que? posees otras cualidades que hacen que tu blog sea ameno divertido y variado, y oye!! tampoco están tan mal tus poemas.Yo si que soy una auténtica inútil en ese sentido.Al menos los tuyos son originales y divertidos.

Un abrazote.

carmen vera dijo...

Gregorio perdona la de antes soy yo Carmen vera , me he olvidado de ponerte el apellido jejeje.
Para que no haya confusiones.

MAMEN... dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices, es bueno arriesgarse de vez en cuando, seguro que al final merece la pena¡¡¡;)

BESOOOSSS Y ABRAZOSSSSS¡¡¡¡

José Antonio dijo...

Mi próximo riesgo Greg, será correr en tu pueblo por segunda vez...

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Dani: la mayoría de las mujeres son sensatas. Menos mal que Crsitóbal Colón no tenía esposa...

Joselop44: ése es un buen riesgo que estás corriendo. No lo dejes.

Tus-mundos: tú sí que tomas riesgos, Moscú, USA, Berlín, Madrid... ¿Para cuándo vamos a Marte? Gracias por lo
de la "poesía".

JMC: jajajaja. A ver cuándo corres el riesgo de ir a Graná, leñe!

Rebeca: cada uno es de una forma. Lo de ser impulsiva tiene, como dices, sus ventajas y sus inconvenientes. Aparte de algunos chascos que os llevasteis en el blog, la mayoría del personal está encantado. ¡A seguir! Bueno, en agosto tendréis que correr el riesgo de visitar Andalucía.

Saturnino: qué grandísima metáfora que añades al final. Lástima que algunos cuando llegan a la estación encuentran el cartel: "No hay billetes".

Rakala: di que sí, que esta vida son 4 días y si te apetece algo y puedes hacerlo, de cabeza y que salga el sol por donde sea.

Javi: te cuento el secretillo: hay semanas que se me ocurren dos ideas y las voy acumulando para cuando hay escasez. Esto va degenerando. Para dentro de unas horas sale publicado algo que echamos de menos los granaínos exiliados (y aunque tú no lo seas, algo se va pegando). Con respecto a los niños, lo que hago es como en las carreras: no pensar en lo que falta sino en lo que ya llevamos. La Ragua sí que es un riesgo que es mejor no pensarlo. Estoy temblando y totalmente acoj... ¿Será porque ya lo conocemos?

Sonia: y seguro que estás disfrutando de todas esas pequeñas locuras diarias. No te obsesiones con la perfección: hay que tender a ella pero sin ser esclavo de la misma.

Alvaro Ruiz: eso de los 101 km de Ronda no cuenta: no es de arriesgados sino de LOCOS. ¡Saludos, crack!

More: tampoco es plan de tomarse la vida en plan riesgo total. Muchísimas gracias por la nota pero supravaloras este blog. Procuro esmerarme e intentar ofrecer contenidos atractivos. Pero, como todo en la vida, hay gustos como ollas.

Paco Montoro: un trotacaminos como tú no tiene más remedio que correr muchos riesgos. Nada más que pensar en una maratón se me pone la piel de gallina y tú llevas ya una colección. ¡Con qué frase más genial cierras el comentario! Siempre sabio.

Juanito: seguro que cuando lo empiece disfrutará de él. Yo tuve que salir de Granada para trabajar y llevo ya más de 18 años fuera. Eso sí, los fines de semana llego allí y hasta disfruto viendo los semáforos. Suerte en ese riesgo murciano.

Estela: pues hay que correr el riesgo, que en nuestros blogs intentamos dar lo mejor de nosotros. Con respecto al tuyo, nada de vergüenza; te animo a que lo publicites en tu tierra. Particularmente, a mí me ha dado la satisfacción de conocer personalmenta a bastante gente de Granada y esto enriquece bastante. ¡A correr el riesgo!

Sureña: ¿yo ganador? El triunfador absoluto no arriesga: va siempre sobre seguro, jejeje.

Carmen: como ya te dije, hay que intentar maquillar las carencias. Así que, si no hay calidad, pues variedad y origninalidad. A mí tampoco se me daba en absoluto lo de rimar: es cuestión de empezar. Coge un lápiz y papel o el portátil...

Mamen: quizás nos equivoquemos en determinadas situaciones por haber arriesgado. Pero también nos dan experiencia de lo que no debemos hacer y no nos castigará la mente con el ¿Y si...?

José Antonio: no sabes qué alegría me da el conocer ese riesgo al que te vas a atrever. Bravíssssimo!

Chuspi dijo...

Tienes razón, el hecho de tener un blog público y mostrar todo tipo de pensamientos incluso sentimientos íntimos, ya supone asumir un posible fracaso.
Pero ojo, todo depende con qué fin se cree..si es como satisfacción personal, importaría un pito el éxito que tenga.Pero si es para entretener, la cosa ya cambia.

Besotes!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Chuspi: cada cual cuenta en su blog hasta donde desea. Los límites los pone uno mismo. Creo que muchos tenemos el blog como un entretenimiento que nos da satisfacciones.

 
Share
ShareSidebar