jueves, 10 de septiembre de 2009

SE NECESITA UN HOMBRE

(Imagen de "Mike_el Madrileño")

¡Se necesita un hombre, se necesita un hombre! Me decían dos mujeres en julio en la playa. No era para procrear ni para hacer guarrerías españolas. Una me pidió que le colocase la sombrilla y la otra que le acercara la bombona hasta la puerta de su casa.

En épocas de igualdad en las que la mujer reivindica los mismos derechos que el hombre, estas peticiones pueden resultar un poco chocantes. Pero ahí estaba Gregorio para satisfacer dichos favores. No fue por amabilidad sino porque tienen ciertas deficiencias físicas que les impiden realizar dichas tareas. De todas formas, en este sentido, me considero un poco anticuado. Incluso si hay que ceder el paso para entrar a algún lugar, aún guardo las antiguas formas de dejar pasar delante a la mujer. Algún avispado comentará después que lo hago porque de esa manera se puede “divisar mejor el paisaje”. Me alegro de que los lectores mantengan esa gran inteligencia que les caracteriza.

Si eres mujer y tienes problemas para poner la sombrilla o subir la bombona, ya sabes: aquí hay un hombre. Pero lo que son músculos...

16 comentarios:

Pedro Gª Carrasco dijo...

Gregorio, siempre que se pueda "hay que echar una mano".

Nefer dijo...

Está claro que sólo os queremos como hombres-objeto... con el objeto de hacernos la vida más fácil jijiij.

Besillos

Dani dijo...

Y ojala que no se pierdan las buenas costumbres. Hoy en día es raro ver a un joven (o una joven) ceder el sitio en el metro, incluso cuando entra un anciano o una mujer embarazada...

¡Que vivan las buenas costumbres y la educación! ¡Que vivan los hombres que aun abren la puerta a las mujeres! :)

carla dijo...

La mayoría de mujeres aún diferenciamos al hombre que es un caballero, del que es un "garramantas". La igualdad que pretendemos no está reñida con la educación...Sigue así, que vas por buen camino, sobre todo en subir la bombona, que no veas lo que pesa.

joselop44 dijo...

Yo siemrpe estoy dispuesto. Cierto es que llama la atención ese tipo de peticiones en la época de la máxima igualdad. Tal ves la Bibi debería exigir que se fabriquen bombonas especiales para mujeres, en ese caso, supongo que a nosotros nos quedarían los bombones.
Saludos

Juan Carlos dijo...

Está claro que Nefer dio en el clavo...
Pero estoy de acuerdo con Gregorio: la caballerosidad siempre es un puntazo

Juanito dijo...

Eso es, educación ante todo, a pesar de todas las polémicas....jejeje, un saludo a todos/AS.

Quique dijo...

Hola Gregorio....eso de la bombona antes tenía otro significado ¡eh!, yo tambien estoy chapado a la antigua y me gusta ser caballeroso...y tu lo fuiste con esas 2 mujeres...Chapó para ti.

Un saludo
Quique

SONIA dijo...

La caballerosidad es una virtud que se pierde por momentos, al menos es lo que aprecio yo en mi generación. Pero creo que a la súplica femenina y sutil de "tú que eres tan fuerte..." no hay muchos que se resistan:P

Un saludo!!

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

¿Se necesita un hombre?...

Cuando leí la entrada, me creí que estaba dormida, o me había equivocado de blog, jejeje;-)

Por cierto, hoy ha sonado el teléfono y empleo, no, pero me han dado la mitad, de lo que era mío, jajaja;-)

besossssssssssssss

Maite

Saturnino dijo...

Lo cortes no quita lo valiente....y es de agradecer que aún se nececite un hombre para algo.
Un saludo.

Fran dijo...

Dí que sí, Greg, que hay que ser galantes, pero no entiendo qué deficiencia física puede tener una señora para no poder instalar la sombrilla... ¿era manca?

carmen vera dijo...

Suelen ser más caballerosos los hombres de una determinada edad.Como han comentado más arriba,los jóvenes de ahora ni siquiera ceden su sitio a una mujer embarazada,me he dado cuenta muchas veces,y en más de una ocasión me he levantado yo.Si tenemos que esperar que lo hagan otros...

De todas formas como también han comentado...le pasaba algo a esa señora para no poder colocar una sombrilla?.Yo no necesito que ningún hombre me la coloque,puedo solita jajaja.

Saludotes.

Anónimo dijo...

La igualdad no debe ser sinónimo de grosería y me temo que muchas veces se utiliza como escudo para perder buenos modales. Pero es estupendo saber q queda gente como tú con las ideas claras.

Saludos,

Claro

CarLitros dijo...

Yo las dejo pasar por educación, pero de paso pues les miro el culo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pedro Gª Carrasco: en todos los sentidos, desde luego.

Nefer: vuestro objetivo es haceros pasar (que nos lo creamos) como mujeres-objeto y tratarnos realmente a nosotros como objetos. Sois inteligentes.

Dani: los jóvenes de hoy día (algunos) no saben qué es la cortesía. (Bueno, algunos sí que beben de esa marca de vino).

Carla: a ver si hacen las bombonas de helio, que suben como la espuma.

joselop44: muy ingenioso, jejeje.

Juan Carlos: Nefer sabe muchísimo. Es una mujer.

Juanito: la mayoría coincidimos en el mismo razonamiento.

Quique: aún quedamos quienes tenemos detalles mínimos con las damas. Pero igualmente lo haríamos con un anciano o cualquier persona que lo necesitase.

Sonia: esas estrategias son un poquito afiladas. ¡Anda, guapo...! Hummmmm. Jejejeje.

Mª Teresa Alejandra: que tiemblen los adivinos que les quito es puesto en breve.

Saturnino: como no nos necesiten para ayudarles a las bombonas terminaremos como especie en extinción.

Fran y Carmen Vera: por la pregunta de ambos os contesto a los dos. Una de las mujeres (la de la sombreilla) tenía problemas de corazón y no podía realizar esfuerzos y los paseos los daba muy lentamente; la otra era una anciana que iba a la playa y (voluntariamente) me ofrecí a poner la sombrilla porque también padecía de una deficiencia en una pierna.

Claro: efectivamente, no se puede uno escudar en que por la igualdad ya lo vamos a tomar en sentido estricto. Mucho tiempo ha que no escribes. Me alegro de tu paso por aquí.

CarLitros: oye, yo he dicho lo mismo finamente con un poco de camuflaje, jejejeje.

 
Share
ShareSidebar