lunes, 5 de octubre de 2009

AMOR CIBERNÉTICO


(Imagen de "raulroncero")

Leí hace poco algo en Internet que me gustó. Este post es una adaptación de tal contenido.

Un niño aficionado a las NNTT, le pregunta a su padre cómo nació. La respuesta del progenitor:

Conocí a tu madre a través de una sala de chat. Más tarde nos hicimos amigos en el FaceBook e intercambiamos varios e-mails. Aunque tu madre tenía muchos followers en el Twitter, quien le mandaba direct messages era yo. Intercambiamos tuiteos bastante subidos de tono Tras una kedada en un cyber-café decidimos interactuar en un campus-party. Tras escanearnos un poco, tu madre me solicitó una descarga de mi disco duro, el cual conecté a su CPU a través del conector USB, no sin antes cerciorarnos de no padecer SIDA, mediante un antivirus de tipo Shareware. En su monitor entonces apareció la advertencia ¡Warning! ¡Los plug-in se habían instalado correctamente! Pero ya era tarde porque nos dimos cuenta de que ninguno de los dos teníamos activado el FireWall. No era posible pulsar el botón RESET para inhabilitar los cambios efectuados en el sistema y, así pues, se le instaló en su RAM un programa residente que a modo de troyano fue creciendo poco a poco, ocupando gran parte de la capacidad de almacenamiento del sistema de tu madre, hasta que a los 9 meses el SpyDoctor nos confirmó:

¡Ha sido niño!


17 comentarios:

Chuspi dijo...

Si es que nos estamos robotizando demasiado....
Donde estén los grandes con su romanticismo, que se quite tooodo lo demás :)
Bécquer vuelveeeee !!!!

Besito!

joselop44 dijo...

Es buenísimo jajajaj
Saludos

Paco dijo...

como continuemos asi mas de uno acaba tarumba..

Juanito dijo...

jejeje, el cuento de la cigüeña está claro que va a pasar a la historia.....una pena pero hay modernizarse, verdad Gregorio, jeje, un saludo.

Anónimo dijo...

Y menos mal que no hubo un gemelo en plan back-up
Rigoletto

Trapatroles dijo...

Desgraciadamente así es el amor de mucha gente joven enganchada al Facebook o Twiter.
La mayoría de gente ya no lee libros...que triste

Dani dijo...

La verdad es que agobia un poco el tema... xDDD Y lo peor de todo es que todo este mundo "engancha" muchísimo!

Pinar dijo...

jajaja qué bueno!

Quique dijo...

Muy bueno, ja,ja...Como ha cambiado el cuento, a mi me gusta más el tema de la semillita.

Un saludo
Quique

Risco dijo...

Donde esté el método tradicional...

Carlos dijo...

Ahora tenemos la píldora del después jeje

Saludos

Abel dijo...

Gracias Gregorio, pues por fin he podido descubrir qué significa el "cibersexo"....jejeje
Saludos!!

More dijo...

No dejas de sorprenderme GREGORIO con mayusculas,otra genialidad.

Un abrazo.

RAKALA dijo...

Muy bueno Gregorio!!
Hay que adaptarse a los cambios y a las nuevas tecnologías.
Supongo que el niño se llamaría CAMilo.
Bessets.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Chuspi: totalmente. ¡Arriba el romanticismo web2.0!

Joselop44: muchas gracias.

Paco: algunos ya lo estamos.

Juanito: las cigüeñas ya vienen con chip incorporado.

Rigoletto: menos mal, jejeje.

Trapatroles: yo soy de los enganchados al Twitter pero más por motivos profesionales que por otra cosa.

Dani: y tanto! No paramos de publicar.

Pinar: gracias. ¿Nos vemos el domingo?

Quique: la verdad es que lo de la semillita tenía su punto.

Risco: que nos dejen de modernidades.

Carlos: antes carecían de estos inventos.

Abel: era necesario desenmascararlo por fin.

More: y las que quedan por llegar. Ya tengo 40 posts en el horno preparados para salir.

Rakala: podría haberse llamado mejor RAMiro. Jejeje.

Mª Teresa Alejandra Francesca dijo...

Menos mal que el niño salió humanoide, o llego un robot??, jajajajaja;-)


Maite

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Mª Teresa Alejandra: el niño era humanoide pero cuando le hacían radiografías no salía nada porque los chips interferían sobre ellas.

 
Share
ShareSidebar