martes, 12 de enero de 2010

EN BOCA CERRADA NO ENTRAN MOSCAS

Escenas de Plaza: "Viejas Chismosas"
(Imagen de "solofotones")

¿Cuántas veces os habrá pasado que mientras corréis se introduce un insecto en la boca? De ahí viene el conocido dicho “en boca cerrada no entran moscas”.

Hay determinadas situaciones en las que es preferible mantener unidos los labios, por si las moscas. El otro día estuvimos en casa de un amigo celebrando una fiesta. Una de las asistentes le preguntó a quien estaba a su lado:

- Ésa que está ahí, es tu madre. ¿Verdad?

- ¡No, es mi mujer!

- ¡Uy, perdona! ¡No se lo vayas a decir! ¿Eh?

Es ya, por lo menos, la cuarta vez que he visto en directo esta situación. A mí estuvo a punto de ocurrirme una vez porque iba a decirle a alguien “qué joven te veo y ya eres abuelo”. Menos mal que no llegué a aventurarme en dicho pronunciamiento.

Tengamos cuidado con estos temas, porque corremos el riesgo de que cuando preguntemos, la respuesta sea contundente:

- ¿Mi madre? ¡EN TU MADRE…!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y prefguntarle a una chica fondoncilla que de cuánto está y que la respuesta sea : "No es que estoy gordita". Glub! Yo lo he visto.
Rigoletto

El Lay. dijo...

Cuanta razón tienes amigo Gregorio, a mi me a pasado en primera persona, mi mujer despues de dar a luz se le quedo la tripita(de mellizos no te digo mas), y al cabo de los meses la gente le decia que de cuanto estaba embarazada, y mi mujer con mas mala cara que un guardia sivi, en fin, que algunos comentarios..... ya se sabe.
Saludos amigo.

SONIA dijo...

Anda que... es momento de trágame la tierra. Yo por si acaso nunca digo ni una palabra hasta que no tengo todas las pruebas delante. La situación que expone Rigoletto también la he vivido, con enhorabuena efusiva y todo...

Un abrazo!

joselop44 dijo...

jajaja Si que ocurren cosas así. En una ocasión felicité por su estado de buena esperanza a una amigas ala que hacía mucho que no veía. Lo malo esque no estaba embarazada.
Un abrazo

Un fondista de Doney dijo...

Tienes toda la razón. Hay situaciones muy comprometedoras. Casi es mejor ser prudente y quedarse con la duda, que preguntar y quedarte planchado con la respuesta.

Un saludo.

fernando dijo...

es una situación típica, por eso mejor ser precavidos y discretos antes que meter la pata de forma tan flagrante. Un brzo.

Carlos dijo...

Los que llevan gafas siempre me dicen ¡Te veo muy bien!... ¿a que optica iran esos?
Pero en un grupito mono no desento, estoy muy puesto para esos gafotas jeje

Te tengo el mi galeria de cuadros
¿te gusto?

No abrire la boca cuando corra, ya me doy por enterado

Quique dijo...

Que cierto es este refren Gregorio, una vez en mi curro un compañero le dijo a una chica, ¿de cuanto estás?...La mujer contestó, no, si no estoy embarazada, me acabas de hundir en la miseria...

El hombre no sabía donde meterse, ja,ja

Un saludo
Quique

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Rigoletto: Jajajaja. Ese caso también lo he vivido yo.

El Lay: a la mía le ocurrió todo lo contrario: cuando estaba de 8 meses le preguntaban qué había tenido. Podría parecer un halago pero la pregunta iba con malas ideas por otros motivos. ¡Imagina!

Sonia: lo mejor, si uno es lanzadillo de lengua, es llevar una pala a cuestas, por si hay que cavar.

Joselop44: hay que tener mucho cuidadín, que la situación puede ser bastante embarazosa.

Un fondista de Doney: yo por eso suelo ser poco hablador. Mejor observar y esperar antes de meter la pata hasta el fondo.

Fernando: lo que ocurre es que muchos y muchas son deslenguados totales y no se cortan un pelo para soltar lo primero que se les ocurre sin calibrar las consecuencias.

Carlos: Jajajaja. Me encantó visitar tu museo. ¿Firmaste tú el cuadro? Pintas muy requetebién. Jejeje.

Quique: ¡vaya situación! Seguro que huiría de ella durante más de dos semanas con tal de no cruzarse. Los colores se le subirían a la cabeza.

 
Share
ShareSidebar