jueves, 7 de octubre de 2010

CONFESIONES 2.0

 En Ideal (Granada) se publicaba el artículo Curas 2.0

Me comenta un compañero que en el periódico granadino Ideal, el lunes 4 de octubre, aparece un artículo titulado “Curas 2.0” en el que se expone cómo el clero aprovecha las ventajas de Internet para mantener viva la fe de los fieles. Además me “confiesa”:

- Gregorio, eso de confesarse online estaría muy bien y me animaría a hacerlo.

Uno, que es dospuntocerista, empieza a recurrir a la imaginación e idea cómo sería la aplicación para limpiar nuestra sucia alma.

1) Se rellena la casilla con los campos obligatorios: Nombre del pecador/a, Sexo y Dirección de correo; además, la casilla Clave de Acceso (si ya accediste al sistema con anterioridad).

2) El sistema chequea cuándo fue la última vez que se confesó online. En caso de que no existiese registro alguno, se le pregunta cuándo fue la última vez que confesó en modo 0.0. Si fue con anterioridad a un año, se tendrá en cuenta para la penitencia impuesta. Si se confesó con la aplicación, se calculará el tiempo transcurrido hasta la actualidad por si procediese aplicar en el resultado final.

3) Si el usuario es hombre, aparecerá la imagen del cura virtual. En caso de que sea mujer, a la imagen del cura virtual se le superpone una rejilla.

4) El sistema saluda al pecador con una mano que hace la señal de la cruz y por el altavoz se oirá “Ave María Purísima”.

5) Para detectar que el pecador es humano, se le pedirá que teclee la palabra de verificación: “Sin pecado concebida”.

6) Se despliega en una nueva pantalla un formulario en el que habrá una relación de los pecados y la frecuencia o modo de ejecución: Ejemplo

¿Has mentido? / No

En caso afirmativo, marca la casilla: Pensamiento / Palabra / Obra / Omisión

y también Frecuencia: Nunca / Alguna vez / Muchas veces

7) Una vez rellenado el formulario, el sistema pregunta si el pecador/a se arrepiente de sus pecados y está dispuesto a no reincidir. Si no se arrepiente, el sistema muestra el siguiente mensaje:

Confession Fail. Please, try again.

Y se reinicia la aplicación.

8) Llegados a este punto, un algoritmo efectuará el cálculo para proceder a imponer la penitencia correspondiente.

9) El sistema muestra al pecador/a arrepentido la penitencia que ha de cumplir y los enlaces a las oraciones que tendrá que rezar, por si no las recordase.

10) A continuación, el sistema muestra el mensaje:

Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti.

11) Por último, se envía un correo al usuario con la fecha de la reciente confesión y, si procediese, clave de acceso para cuando decida regresar a limpiar su alma.

Para que la aplicación muestre más efectividad, se enviará un correo dos meses antes de que pasen 365 días para recordar al usuario de que el plazo para la nueva confesión está a punto de cumplirse.

Espero no ser excomulgado por este post pues es tan sólo un análisis informático y una suposición de cómo sería una confesión acorde a los tiempos modernos.

20 comentarios:

Isabel dijo...

Hombre, pues visto así seguro que más de uno se apuntaba a esa limpieza. Con sus registros y todo... una buena interfaz atractiva no iría mal, por lo que yo, como mujer, quitaría las rejas (¡¡¡no hay derecho!!!)

orientacionandujar dijo...

Para menearla este es el enlace

http://www.meneame.net/story/confesiones-2.0

joselop44 dijo...

jajajajja Realmente ingenioso y posiblemente, cercano a al hecho que podría ser una confesión online.
Un abrazo paisano!

Manuel dijo...

Genial, delirante. Si hay un artista por los yermos tuiteriles ese artista es el gran Gregorio, lo "confieso".

Puedes ir en paz, hermano... ¡¡ por ahí no, pecadooo de la pradera!! .... por la otra puerta, que por ésta se va a mi picadero, je, je...

Anónimo dijo...

Si no lo veo.. no lo creo....jejeeje.. y pensar que soy cura y tengo un blog...jejejeje por cierto mi direccion:
http://blogs.21rs.es/losada/
Pepe.

kurubioa dijo...

Muy ingenioso.
Pues a mí no me gustaría estar en el papel del "administrador" del sistema. ¡La de cosas que tendría que leer! ¡Qué cargo de conciencia tener que cargar con el peso de tantos pecados y encima no olvidarlos!
Según dicen, se recuerda:
El 5% de lo que se escucha, el 25% de lo que se ve y el 90% de lo que se hace.

Un saludo

Javier G. Valdivia dijo...

Lo veremos más pronto que tarde, amigo Gregorio, no te quepa duda.
Pero creo que a esa app "confesionline" o como acabe llamándose le falta la casilla para introducir bonos de descuento:
- Introduzca su nº de carnet de la Cofradía o Hermandad y podrá gozar de un adulterio gratis al mes.
- Introduzca el resguardo de haber asistido a una mani contra el aborto y podrá ud. defraudar hasta 50.000€ sin penitencia extra.
- Oriente adecuadamente el voto de sus feligreses y no tendrá que declarar tocamientos libidinosos a sus monaguillos.
En fin, la imaginación es el límite...;-)

Conchita dijo...

Puede que más de uno se escandalice con los derroteros que están tomando sus prácticas twitteras y blogueriles, padre Gregorio.

Debería meditar intensamente sobre si está recorriendo el camino adecuado en la vida. Recuerde que es un camino de espinas, no un jolgorio continuo. Así no ganará la gloria prometida, me temo...

Me quito el sombrero ante el comentario del señor Valdivia y sus bonos de descuento.

Saludos.

Mª Angeles Romero dijo...

Yo me imagino una tuiter iglesia con streaming :-DDD

Estrella dijo...

Yo confieso que me gustan los seminaristas y que tengo un calendario de curas top ten comprado en el Vaticano.

José L. Castillo dijo...

Oye, Gregorio, si ves que te excomulgan me das un toque, que no hay manera, chico. Y lo mismo de esta forma acorto plazos...

Y, Javier, ¡qué alto has puesto el listón de las ideas! :))))

Rigoletto dijo...

Grego, tú dales ideas y verás lo que son capaces de hacer ( y de decir) y de anatemizar...

pepabb dijo...

Estoy con José Luis Castillo. SI te excomulgan, di también mi nombre, a ver si así nos hacen un 3 por 2 como en el Carrefour.
Además habría que incluir un traductor del latín, que se nos ha olvidado después del Vaticano II.

María José dijo...

Confieso que me he reído.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Isabel: ¡vale! Se añade a la aplicación el campo: En caso de ser mujer, señale SÍ o NO si desea rejilla. Tengamos en cuenta que hay gente mu mayor como yo, que usa Internet.

orientacioandujar: gracias por la difusión.

joselop44: como digo en el post, es el análisis de cómo sería la aplicación en caso de ser aceptada su viablidad. Saludetes.

Manuel: no tienes tú peligro ni na, artista.

Pepe: me encantó que comentaras el post demostrando encajarlo con una sonrisa. No se debate si debe haber o no confesiones online en este post sino cómo hacerlo en el hipotético caso. Acercar la Iglesia a los feligreses usando la web2.0 es adaptarse a los tiempos modernos. Un abrazo.

kurubioa: el administrador no lee nada. Simplemente tendría que solventar los problemas de acceso a la aplicación. Los pecados los leería y analizaría un programa al que no accedería nadie, salvo el de arriba.

Javier G. Valdivia: comno ya te dije en Twitter, muy ingenioso pero esto no es El Corte Inglés. Jajaja.

Conchita: me retiraré a mis aposentos y me latigaré la espalda 2.0 por mis prácticas blogueriles y tuiteriles.

Mª Angeles Romero: ¿Y por qué no? Llamamos a @diegogg y todo solucionado.

Estrella: pecadora cobarde de la pradera. Coloca el calendario mirando a la pared y tú contra la otra también durante 30 minutos. Lo que hay que leer.

Jose L. Castillo: si has visto ya mis fotos, llámame que tengo enchufe.

Rigoletto: No temas. ¿Alguna vez me ha hecho caso alguien?

pepabb: esta Navidad nada de viajecitos ni juergas. A estudiar latín. A quién se le ocurre olvidarlo.

María José: yo redactando el post no, pero escuchando a un compañero leerlo en voz alta...

Lu dijo...

Después de lo dicho, solo me queda añadir: "Sí, padre".

(Es ingeniosísimo.)

fgpaez dijo...

Amén!
xDDD

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Lu y fgpaez: hijos míos, os perdonaré porque, aunque tarde, al fin pasasteis por aquí. La próxima espero que lo hagáis dentro del plazo sugerido o la penitencia puede ser muy superior.

Juan Andrés de Alba Moreno dijo...

No creo que sea motivo de risa, sacar bonos de descuento para las confesiones, prefiero confesarme directamente delante de una persona.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Juan Andrés de Alba: no me río en absoluto. Simplemente adapto a los tiempos modernos. Por ahí comentó un sacerdote tomándolo a bien el post. Soy muy respetuoso con todo.

 
Share
ShareSidebar