lunes, 16 de mayo de 2011

SÍGUEME EN TWITTER PERO NO EN LA VIDA REAL #andatic11

En Antequera está prohibido aparcar "en alto"

Este fin de semana he estado en Antequera en el I Encuentro de Profesionales de la Educación con las TIC, organizado por ANDATIC, para presentar el Taller de Proyectos Colaborativos. La larga jornada del sábado comenzó a las 10 de la mañana y se prolongó hasta cerca de las 22:00.

Quienes nos íbamos a quedar a dormir nos fuimos al hotel, que estaba a algunos kilómetros del  centro de la ciudad, y nos citamos cerca de las 11 de la noche para organizar los coches que nos llevarían al casco urbano.

Me fui con @alvarogar30, al que he tenido el placer de conocer este fin de semana, en su coche. Nos acompañaban @mappo y @jlgj (4 sordos en un auto). Como no lográbamos aparcar, dejamos a estos dos cerca del restaurante y nos fuimos el primero y yo a buscar ese imposible aparcamiento. Después de muchas vueltas logramos encontrar un hueco tras la señal que veis arriba, cortesía de la encantadora @mariajesusmusic.

La duda y las risas nos surgieron a ambos: ¿qué indica esa señal? ¿Será que no se puede aparcar en alto? ¡Qué trabajito nos costó encontrar el sitio donde estaban los colegas del encuentro, a pesar de que Álvaro llevaba su iPhone! 

Al fin localizamos a todos, tras varios minutos de demora, y lo primero que manifestó Álvaro ante la pregunta de si habíamos logrado aparcar fue que sí, pero que lo difícil sería encontrar luego el coche.

Tras amena cenita de tapeo y una copita nocturna, nos dieron las 2 y cuarto de la madrugada. Hora de regreso al hotel. Así que... ¡a buscar el coche! Ahí nos veis a @alvarogar30, @mappo, @jlgj y @mariajesusmusic dando vueltas y más vueltas y sin posibilidad de encontrar el dichoso coche. Ni a él ni a mí se nos había ocurrido fijarnos en la calle de la extraña señal y la única referencia era que estaba al lado de una iglesia. ¡Y había tantas....!

Manifiesta Álvaro que no se orienta muy bien. ¡Bienvenido al club! A esto, @jlgj me dice que se va a caer el mito de @gregoriotoribio cuando ponga en Twitter que no se orienta. ¿Y cuándo he dicho yo que sé orientarme, si cuando giro una manzana ya no sé volver atrás?

Pasadas ya las 3 de la madrugada, Álvaro detuvo a un coche de policía local y les explicó el problema. Las risas que nos dieron cuando vimos cómo señalaba hacia el cielo mientras conversaba con ellos a través de la ventanilla.... La policía local, muy amable, le indicó que le sonaba tal señal y que se montase en el vehículo.

Al día siguiente, Álvaro nos decía ya con risas, pasados los nervios de la fatídica noche, que  el coche lo encontraba aunque hubiese sido necesario pasar la noche en el cuartelillo.

Como en Twitter se difundió la anécdota, me he permitido la licencia de narrar estos hechos que, en otro caso, lo habría redactado sin citar a los "implicados". Una anécdota más para contar a los nietos.

Y, como dice el titular, ya sabes: si has de seguirme, hazlo por Twitter porque en el caso de la vida real .... ¡ESTÁS PERDIDO!

7 comentarios:

aomatos dijo...

Me recuerda a algo que te paso cuando volvías al hotel en Zaragoza.
Tendrás que dedicarte a pedir cervezas ;-)

Mª Jesús Camino Rentería dijo...

jajajaja, menos mal que yo no llevaba tacones que si no os dejo buscando el coche..Si hubiera que destacar un momentazo sería el de Álvaro explicando lo de la flecha para arriba a los municipales..jeje.
bsss

RROSADOR dijo...

Auténtico, jejejejejejejej.
habrá que volver a Antequera, aunque sea andando...

Alvaro dijo...

Para que no quede dudas es verdad todolo relatado. Yo como principal artífice de la aventura andarina por Antequera, diré que era una forma de poder estar y conocer mas los compañer@s de los que saque muchas cosas. Lo único que uno de ellos estaba mal de la espalda y estará todavía acordandose de mi mala orientación. Por lo demás fue la anécdota del encuentro y se que esa señal me perseguirá por los caminos tuiteros y los saraos TIC mucho,mucho. ;-) "El que perdió el coche", que por cierto era nuevo tenía 2 días escasos.

JLG dijo...

Real como la vida misma y muy bien contado. ¡¡Qué noche la de aquel día!! ^________________^

Un abrazo.

MarinaCTristán dijo...

¡No me había enterado! Muy buena anécdotaa!! jajajaja Se os puede imaginar, madre mía que personajes!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

aomatos: jajaja. No me acordaba de dicho detalle. La panzá de andar que me di con Tonisolano y luego tuve que desandar toda la avenida. Ya os digo que me pierdo en un vaso de agua.

Mª Jesús Camino Rentería: qué lástima no haber fotografiado el momentazo. Un placer, Mª Jesús.

RROSADOR: más nos vale andando porque vaya dificultad que supone aparcar, además de...

Álvaro: seguro que la aplicación del iPhone no vas a dejar de usarla nunca más en la vida. ¡Qué gran anécdota!

JLG: el mito se cayó o... ya estaba caído. :-)

MarinaCTristán: voy a Madrid el 4 seguramente. ¿Te vienes en mi coche? Lo digo para que luego me ayudes a encontrarlo.

 
Share
ShareSidebar