viernes, 11 de enero de 2008

Si lo sé, no vengo

Tengo 45 años y no me llevo ni bien ni mal con los médicos: es que no me llevo. Hace dos meses que me lesioné por el gemelo y no tuve más remedio que acudir al traumatólogo. Pero desde hace 3 semanas siento molestias en el dedo pulgar del pie y me han convencido para hacerme un análisis de sangre para descartar que sea por culpa del ácido úrico. ¿Por qué a mis 45 años no me he hecho un análisis nunca? Cuando oigo la palabra sangre ya casi me mareo; así que, ¡no voy a exponerme a que me la saquen así como así!

El martes pasado me armé de valor y me presté a que los vampiros me extrajesen un botecito. La tirita que me pusieron no pienso quitármela hasta que se caiga sola, no vaya a ser que se salga el resto de sangre que me dejaron dentro del cuerpo. Los compañeros, con todo el cachondeo del mundo, me decían:

- ¡Ahora seguro que te sacan colesterol!

Lo decían porque conocen mi intensa actividad deportiva y mi peso de 54 kilos con una estatura de 1’62 no delatan muchas probabilidades de colesterol. Además, durante los recreos en el cole, todos “se hinchan” de bollería industrial, de tortas, roscos de manteca, etc. Yo, para mantener mi peso a raya, nada de nada.

Pero claro, lo del cachondeo ahora resulta que ha sido verdad: 227 de colesterol del malo. Y me pregunta el médico, sabedor de que no es el sofá precisamente mi mayor aliado:

- Chiquillo, ¿qué te has comido durante esta Navidad?

La caja de mantecados no puedo decir que no la he tocado, pero no ha abusado, en absoluto. Los embutidos, prácticamente ni los huelo. Barbacoas no caen más de cuatro al año. De fritos, casi lo único que me trae es uno diario, cada vez que mis alumnos/as vienen sin los deberes a clase. Quizás sean los lácteos los que me lo han provocado… ¡Pues qué leche!

¡Nada, nada! Ahora a la vida sana: un poco de deporte, leche desnatada, ni embutidos ni fritos, el tocino a 20 kilómetros, el cerdo tan lejos como el tocino, y el queso, pues eso.

Hoy 8 kilómetros corriendo;
termino y me detengo;
reflexiono y lo pienso:
¡Si lo sé, no vengo!

4 comentarios:

Granaino. dijo...

Hola Gregorio, ¿Pero el colesterol bueno lo tienes tambien alto?, porque entonces no pasa nada. El problema es tener el malo alto y el bueno, bajo mínimos.
Yo con 22 años y haciendo mucho deporte y comiendo muy sano, tambien me sacaron colesterol: 300 !!!, a toda mi familia también se lo sacaron. Resultado : Hipercolesterimia (o como se diga). También me sacaron una bricardia (defecto de mi patata), total que de fachada bien pero de motor regular. jejejeje. A día de hoy rozo el nivel máximo dentro de los límites buenos, gracias a dieta sana, deporte y los botes "anticolesterol".
Después de echarme tierra encima, estoy a la espera de que la Diputación se digne a presentar e iniciar la temporada 2008 del Premio de Fondo de Granada. Las fechas que has dicho ( 3 de Febrero en Armilla y 24 en Albolote)a mi me cuadran ¿pero para cuando las confirman?!.
Ánimo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

El colesterol bueno lo tengo en nivel normal. Ahora me dicen que las nueces lo bajan bastante.

Esta noche ha sido un pelín dura tras la vuelta a Granada: 10 km en la Eguaras (ya sé por qué le llamé la avenida del colesterol en otro artículo) en 50' pero con una leve lluvia. Para el sábado haremos otros 10 km y el domingo intentaremos 20 km para descansar el lunes. Chao!!

Paco dijo...

Uff !

Mañana me hago un análisis de sangre... Me agarraré porque seguro que vienen curvas en forma de colesterol.

Paco :-)

JMC dijo...

Gregoriooooo!!!!, la culapa la tiene que no comes bien, un bocadillo de chorizo de Pamplona una vez a la semana, un bocadillo de jamón serrano una vez a la semana, un morcillita de Burgos una vez a la semana, media tableta de chocolate con leche una vez a la semana, un cocidito madrileño con su tocinito grasuriento una vez a la semana, muchos gofreessss muchas veces a la semana y por supuesto no volver al médico en la vida....

Es broma my friend, cuídate.
suerte.

 
Share
ShareSidebar