lunes, 11 de febrero de 2008

Con la música a otra parte

¿Música sí o música no? Cuando escribí el artículo referente a las distintas prendas deportivas necesarias para la práctica deportiva, dejé para otra ocasión lo referente a aparatos musicales. Como sugerencia del amigo JMC, dedicamos este artículo al tema.


Son bastantes las ventajas del uso de un reproductor de MP3 o aparato musical, sobre todo en los comienzos como runner. Cuando te enfrentas a hacer una tanda de 8 ó 10 kilómetros, el tiempo parece detenerse y la meta final no llega nunca. Por ello, a muchos les gusta entrenar acompañados de otra persona o con algo que les entretenga y les haga olvidar el trabajo que están realizando. Si además uno no es fuerte psicológicamente, la probabilidad de abandono de la sesión de entrenamiento antes de su finalización puede ser bastante alta.

En mis comienzos, como la mayoría de los que se inician, opté por llevar mi MP3 y se hacía ameno el entrenamiento. Sin embargo, la mayoría de las veces, las sesiones de fortalecimiento las hago en carreteras comarcales. Esto supone un peligro adicional pues, aunque el volumen no esté muy elevado, se echan los vehículos encima y no los oyes hasta que están a tu altura. Por otro lado, la música puede entretener pero no mantenerte atento a la sesión de entrenamiento, con lo cual puedes tanto excederte en velocidad programada como quedarte corto. Por tanto, música sí o no, a gusto del consumidor, pero teniendo en cuenta lo dicho.

2 comentarios:

JMC dijo...

don Gregorio, muchas gracias por la dedicatoria, y llevas toa la razón der mundo sobre la seguridad. Yo no suelo correr por carreteras, me canguis, corro por caminos y son pocos los coches y las motos, lo que mas bicis y tractores pero bueno. Sobre todo es por olvidarme de mi respiración desacompasada, si la oigo me agoto...
Suerte my friend

Correoradelamuerte dijo...

Es una baza que me guardaré para cuando empiece a aburrirme o a agonizar :)

 
Share
ShareSidebar