martes, 23 de septiembre de 2008

CRÓNICA 1ª MEDIA MARATÓN DE GUADIX (XXIII CARRERA DEL MELOCOTÓN)

(Catedral de Guadix)

Amanece en Fiñana con el cielo cubierto de nubes y me planteo si usar neumáticos de mojado o de seco para la carrera. Me decido por las Asics que, por cierto, son las únicas zapatillas que tengo.

Recién llegado a Guadix, sin mi mujer por motivos familiares, alguien desconocido me mira, se acerca e inmediatamente lo asocio a Pedro Gª Carrasco. Otra alegría el ir conociendo personalmente a aquellos que nos cruzamos a través de la red. Un poco más tarde me reencuentro con José Antonio Flores y Jesús Lens. Ya no sólo compartimos las aficiones de correr y bloggear: además de ser granadinos, padecemos dolencias últimamente en el gemelo. Es el tema de conversación. ¿Ves tú? Lo que no compartimos es la estatura porque al hablar con ellos, sobre todo con Jesús Lens, terminas con dolor de cervicales. ¡¡¡Qué torres!!! Bromea José Antonio diciéndome que tengo más pelo que en la foto del blog. ¡Pues no me he hecho ningún trasplante!

Nos colocamos al final del pelotón por ir despacio para ver si imponemos una media de 5’ el kilómetro y finalizar en 1h 45’ 30’’. Desde el pistoletazo, hasta que pasamos por el control, transcurre prácticamente un minuto, lo cual queda reflejado en la tabla de abajo. Empleamos más de 6 minutos en el primer kilómetro a pesar de que hay una bajada de 200 metros.

Me comenta Pedro que piensa acompañarme los dos primeros kilómetros, si es que puede. Por el tiempo que empleó en La Ragua comprendo que no vaya más allá de dicha distancia. También hablamos sobre blogs y le comento que sería un gran blogger pues ya apunta maneras cuando hace comentarios.

Reflejo a continuación los diferentes lapsos de tiempo por kilómetro.

Km Acumulado Parcial Pulsaciones medias
01: 6’06 -------- 6’06 --- 160
02: 11’16 ------ 5’10 --- 166
03: 16’22 ------ 5’06 --- 168
04: 20’59 ------ 4’37 --- 168
05: 25’18 ------ 4’19 --- 169
06: 29’53 ------ 4’35 --- 173
07: 34’39 ------ 4’46 --- 173
08: 39’36 ------ 4’57 --- 176
09: 44’39 ------ 5’03 --- 179
10: 49’06 ------ 4’27 --- 172
11: 53’24 ------ 4’18 --- 173
12: 58’03 ------ 4’39 --- 173
13: 62’37 ------ 4’34 --- 175
14: 67’43 ------ 5’06 --- 178
15: 72’36 ------ 4’54 --- 177
16: 77’35 ------ 4’58 --- 177
17: 82’36 ------ 5’01 --- 177
18: 87’31 ------ 5’12 --- 177
19: 92’37 ------ 4’49 --- 177
20: 97’31 ------ 4’54 --- 180
21: 102’32 ----- 5’01 --- 181
21,1: 102’55 --- 0’23 --- 183

Tiempo total: 1 h 42’ 56
Tiempo real: 1 h 41’55
Tiempo por km real: 4’51
Pulsaciones medias: 174
Pulsaciones máximas: 187

Posición final: 173 de 438 llegados
Veterano C: 16 de 52 llegados

Llegamos al kilómetro 5 y Pedro está junto a mí. Hemos ido en progresión, de menos a más, pasando a más corredores que los que nos adelantan. Me dice que va a lo máximo que puede, pero compruebo que va bastante bien. Se acerca la gran rampa que nos lleva hasta Purullena, pueblo troglodita conocido por sus objetos de arcilla, y la afrontamos con decisión efectuando unos cuantos adelantamientos. Me siento fuerte y podría haberla subido a mayor ritmo pero hay que ser conservador para no hundirse al final. Además, prefiero no cebarme e ir acompañado de Pedro que continúa a mi lado. Ya me doy cuenta de que su carrera en La Ragua fue un mero espejismo. Éste Pedro, para ser novato, está en plena forma.


(Junto a mi compañero de carrera, Pedro Gª Carrasco)

Le comento que seguro que ha practicado deporte con anterioridad pues su ritmo no es el de un principiante. Efectivamente, ha jugado al fútbol y ahora piensa dedicarse al fondo y al duatlon pues el fútbol es un deporte de contacto y se corren grandes riesgos de lesión. Recorremos el tramo entre álamos, bastante bien pues las sombras nos van alentando a mantener nuestro ritmo. Me indica que si puedo ir más rápido, que lo haga. Ni quiero, ni puedo. Allá por el kilómetro 14 comienza la parte quizás más dura. Nos flanquean melocotoneros en unas largas rectas con leve ascensión y un sol que, poco a poco, hace mella en nuestro esfuerzo.

Pedro actúa de “gregario” de Gregorio durante 2 kilómetros, del 17 al 19. Pone un ritmo bueno que, por poco, me hubiera llevado a imitar a Penélope: ¡¡¡¡¡PEDROOOOO!!!!! Mis pulsaciones han subido bastante y me cuesta algo recorrer este par de kilómetros. En ese momento ya tenemos la catedral de Guadix bastante cerca y ahora yo, Gregorio, actúo de “gregario”. Me coloco delante de él. Me comenta que ya “va sin perras”. Le indico que tiene que pasar la meta delante de mí. No sé cuál es su intención en el último kilómetro, si va a mantener el ritmo o esprintar.

Me encuentro bastante bien y suelo apretar esos mil metros en carrera pero voy a adaptarme a lo que él haga. En el último medio kilómetro hay una bajada y compruebo que acelera. ¡Bien! ¡Vamos allá! Aprieta tanto que casi se me va, pero tengo fuerzas para alcanzarlo. Ascendemos hasta la catedral y lo veo muy bien, cómo acelera y adelantamos a algún corredor. Sólo nos quedan 100 metros y se vuelve hacia a mí pidiendo que pase. Le indico que no, que tire y esprinte. Acelera, estamos a 20 metros de meta y se vuelve a pedirme, de nuevo, que pase. Me niego y le digo que entre delante de mí. Lo felicito por la buena carrera que ha hecho. Nos hacemos una foto para el blog y nos despedimos para encontrarnos tal vez en la Media de Granada.


(Junto al club de Las Verdes)

Para quienes no conocen este recorrido os diré que, al finalizar la carrera, me comentan los del club “Las Verdes” (no por ecologistas sino por su devoción hacia la cerveza) que ha sido una carrera muy dura con una rampa muy prolongada y un continuo sube y baja casi rompepiernas. ¡Y eso que no es la primera carrera a la que van! Por eso mi tiempo lo doy por bastante bueno pues el objetivo era muy claro: no lesionarme. Javi, Víctor, José Antonio, Jesús, Abel (al que me han presentado) ... ¡¡¡Unos fieras!!!

Éstos de Las Verdes son algo fuera de lo común. Se levantan a veces a entrenar y cuando llegan al Llano de la Perdiz es cuando empieza a amanecer. Buena fuerza de voluntad. Me dice Víctor que tengo “planta de atleta”. ¡Claro, pero sólo la planta! De
ahí hasta la cabeza falta bastante recorrido.

Recogemos la bolsa de corredor en la que hay un kilo de melocotones, de los que huelen y saben a melocotón. No he probado los famosos melocotones de Calanda pero éstos de la zona de Benalúa y Purullena son exquisitos. ¡¡¡No lo negaréis los que participasteis!!!

Mi sorpresa es comprobar que los 5 de Lacalahorra hemos participado en esta carrera también. Yo pensé que se apuntaron a La Ragua, solamente por ser locales. Veo con alegría que les ha picado el gusanillo y ya están pensando en la Media de Granada. Superalberto hace como Nadal: nunca falla. En hora y veintitantos minutos se ha ventilado esta carrera.

Web para consultar clasificaciones.

Regreso a casa y me espera otra media maratón. Mi mujer ha aprovechado para preparar varias comidas para próximos días y me indica que ha cocido pollo y cortado jamón para que prepare croquetas. Salgo corriendo pero mi mujer me pilla antes de llegar a la puerta de la casa. (Lo mío, definitivamente, es el fondo y no la velocidad). No puedo quejarme ni negarme pues me encuentro físicamente bastante bien, sin las molestias típicas de cualquier Media Maratón. Ya tenemos la cena para varios días.




No pretendo que hagáis críticas a mi mujer al contar esto de las croquetas sino, al contrario, demostrar que la carrera la acabé bien, mucho mejor que en ocasiones pasadas.

UNA JORNADA BASTANTE POSITIVA

14 comentarios:

Paco dijo...

Enhorabuena, buen tiempo y buenas sensaciones!!!Eso deja buen sabor de boca para la Media de Granada.Veo que el espiritu de la Ragua sigue vivo!

RAKALA dijo...

Las crónicas de las carreras siempre consiguen emocionarme.
Gregorio, a parte de ser un gran blogger, ha demostrado ser un gran compañero de carreras.
Me los he imaginado en la meta a los dos parados, "pase usted" "no, no, usted primero"
Enhorabuena por esa carrera y por bajar ese excelente tiempo.
Besets.

María dijo...

Eres un buen cronometrador, aparte de ser un buen maratoniano y un gran bloguero, y no me digas que te estoy haciendo la pelota porque sino sigo diciéndote más halagos, que eres un buen compañero como bloguero, un buen maestro que no sólo enseña a sus alumnos, sino que aquí también nos estás enseñando con muchas cosas que no sabemos, ya no sigo que sino me echas a echar la bronca jajajaja.

Una gran satisfacción haber estado aquí leyéndote.

Un beso.

Pedro Gª Carrasco dijo...

CRONICA 1ª MEDIA DE GUADIX
(II PARTE)
Jornada maratoniana, sin duda, a las seis y ya en marcha; es mucha la satisfacción que me está aportando este entretenimiento pero andar con este grado de celeridad a estas horas (sin obviar que es domingo), me huele a desvarío.
Con algún que otro pequeño contratiempo allí estábamos antes de las nueve, plantados en cola para la recogida del dorsal, un servidor y mis dos grandes amigos Neni, y Simón. Justo, en ese momento, se instala en mi una sensación de complacencia advirtiéndome de la presencia de una gran persona, de modo que al girar reconozco a escasos dos metros a Gregorio, que se acerca extendiendo ya su brazo. Qué buen tipo, y qué capacidad y buena disposición irradia.
En cuanto a la carrera suscribo todo lo dicho (escrito) por Gregorio de un modo admirablemente objetivo, sólo añadir que: cierto fue le acompañé durante dos kilómetros, pero dando un rodeo de diecinueve mil metros; por cierto los dos kilómetros finales “parasité” todo lo que me dejó,…que fue mucho.
Mi depósito quedó totalmente escurrido, pero la satisfacción de haber campeado por esa comarca troglodita, abanderado por todo un señor, cobra si cabe aún, mayor sentido y sentimiento al cruzar el arco ubicado en esa barroca y ornamentada plaza accitana.

Saludos, de uno que le ha encontrado el "sentido" a/de correr.

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Me sorprendiste en La Ragua y me sorprendes en Guadix. Por la foto - en la que insisto tienes menos pelo y que sigo creyendo que es algún cuñado o amigo, jeje.-, no creía que estábamos ante un atleta, con tipo de atleta y prestaciones de atleta. Excelente tu carrera, Gregorio.

David Rodriguez Roures dijo...

Felicidades por la marca y eso que es dura,felicidades a Pedro también,menudo dos sprinters estáis hechos.
Nada como correr de menos a mas,aso te hace tener muchas mejores sensaciones,nada como ir pasando a la gente,si sobren concretas con eso de que estamos en crisis me mandas unas cuantas,un saludo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

yo corro entre 60-80 minutos cuatro días por semana. Creo que me falta algo más para la media maratón.

te añado a los links de mi blog.

un abrazo.

Jesús Lens dijo...

un carrerón Gregorio. Ya vi que ibas con ganas, desde el primer kilómetro. Yo, sin ningunas, te vi marchar mientras me puse a pegar la hebra con José Antonio. y lo pagué caro, con un flato de órdago.

Pero buno. lo importante era acabar. y tú te marcaste un crrerón espectacular que augura una media de granada impresionante.

Pd.- Yo soy un Malverde. Volveremos sobre ese tema.

irishdecai dijo...

1:42 y con rampas? ya quisieran muchos compañeros de mi club ir a tu ritmo. Ves como la pista es buena, las series de velocidad son buenas para algo pues hubieras alcanzado sin problemas esa puerta, jeje. Noraguena.

Paco Montoro dijo...

El tiempo empleado lo dice todo Gregorio, a pesar de los pesares has hecho un buen crono. Enhorabuena por ello...por cierto ¡¡buena pinta esas croquetas!! saludos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Paco: el espíritu de La Ragua nos marcará a muchos por largo tiempo. Para algunos sería una carrera más. Pero para nosostros nos sirvió para que, en cualquier carrera en la que sintamos que nos falten las fuerzas digamos: "Esto no es nada comparado con aquella carrera"

Rakala: eso fue lo que nos faltó. Pararnos los dos a ver quién entraba antes. Pero tuve que "empujarle" para que entraba porque no teníamos monedas en las manos para jugárnoslo a los chinos. Besos.

María: te agradezco muchísimo el comentario y será inspiración de un próximo POST.Besos

Pedro: nada mejor para un blogger el que otro contribuya en su blog dando la propia versión de los hechos.Cuánto me alegro haberte conocido y compartir esa "tortura" de 21 kilómetros que gracias a la compañía se hizo bastante llevadera.

José Antonio: como te "metes" tanto con mi pelo, ya tendré tiempo de hablar de él en un POST próximo. Para carrera, la vuestra que sin entrenar y con unos gemelos tan predispuestos a aguaros la fiesta lograsteis imponeros a las adversidades. En Granada os lucís, seguro.

David: es la primera carrera que hago yendo de menos a más y te queda esa satisfacción al finalizar. Lástima que estés tan lejos para enviarte las "cokletas". Por Seur no llegan porque se las come el de la "flagoneta". Algún día a lo mejor nos cruzamos cerca y las comparto (otras) contigo.

Fernando: con esos entrenamientos estás preparado para ello. Concretamente, mi compañero en esta carrera, Pedro, creo que hace unos entrenos similares a los tuyos y ¡mira!

Jesús Lens: la verdad es que desde el principio tenía ganas pero también llevaba el miedo en el cuerpo por si el gemelo o, aún peor, la orina empezaban a dar señales de vida. Suerte que no fue así. El "Malverde", con esas condiciones, pletórico en esta carrera, sabiendo sufrir y empleándose a fondo.

Irishdecai: cada vez me doy más cuenta de que las series son fundamentales y voy a ir añadiéndolas a los entrenamientos. Gracias a los bloggers como tú, David, Paco Montoro, nos vamos "culturizando" y a ver si progresamos algo. Lo que pasa es que me cuestan tanto....

Paco Montoro: dentro de lo que cabe, me siento satisfecho. Ahora me queda la duda de cómo me irá en el futuro. Pero las marcas son lo de menos. Lo importante el disfrutar y no cejar en esta actividad. Gracias.

María dijo...

Gregorio:

Me alegro que mi comentario te haya inspirado para hacer un post, espero leerlo muy pronto, mientras tanto voy a comenzar a leer los posts que has ido publicando que veo que tienes dos, y ayer se me pasó entrar a tu blog.

Un beso.

otro paco dijo...

yo tambien la corrí,la proxima vez que me apetezcan unos melocotones me los compro,pero seguro que no saben igual.enhorabuena por ese tiempazo,yo rozé las dos horas.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

María: la creatividad se enriquece con las ideas que nos aportan otros.

Otro paco: la verdad es que correr la carrera sólo por los melocotones es de locos. Pero, ¡¡¡qué buenos que están!!! Lo de los tiempos es muy relativo. Cada cual tiene su nivel y siempre aspiramos a mejorar un poco. Gracias por la visita.

 
Share
ShareSidebar