miércoles, 17 de septiembre de 2008

¿TÚ CUÁNTO DUERMES?

Versalles - Cama de Maria Antonieta

(Imagen de Guerretto)

Leí hace años en un periódico un poema que me resultó gracioso y que llegué a memorizar. Trata sobre las horas diarias que dedicamos a dormir. Como quiera que hay diferentes grados, aplíquese cada cual la tabla correspondiente y extraiga sus conclusiones.

Una hora duerme el gallo,
dos el caballo,
tres un santo,
cuatro el que no es tanto,
cinco un tunante,
seis un mangante,
siete un caminante,
ocho un estudiante,
nueve un caballero,
diez un pordiosero,
once un muchacho
y doce un borracho.

Ya que no hemos sido creativos en este POST, completémoslo con un POEMA PROPIO, referente a dónde se duerme:

El soldado en el cuartel,
el representante en el hotel,
el yuppie en el chalet.

El rey en el castillo,
el ácaro en el tresillo.

El príncipe en el palacio,
el jefe en el despacho.

El caracol en su casa,
el gato en la terraza.

El payaso en el circo,
la loba con sus cinco.

El hipopótamo en el barro,
el pequeñín en el carro.

El navegante en el velero,
el perro en el suelo.

El catalán en la masía,
mi suegra en la mía.

El culé en Barcelona,
el mangante en chirona.

El andaluz en el cortijo,
la viuda con el hijo.

El sprinter en la cuesta,
el aburrido en la fiesta.

El fiel en su casa,
el juerguista, ni de guasa.

El jorobado en el teatro,
el promiscuo con cuatro.

El camello en la duna,
el mentiroso con ninguna.

El bebé en una teta,
Pocholo en la furgoneta.

El camionero en la cabina,
el borracho donde pilla.

El fraile en La Salle
y el mendigo en la calle.

El infiel en el hostal,
y al otro día en el portal.

¡¡¡VAMOS, DESPERTAD. POR FAVOR, COMENTAD!!!


17 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno y original. Aunque personalizandolo a mi situación, yo añadiría:

Yo duermo en mi casa,
Y a mi que más me da si tú casa es del BBVA.

No rima, es pero más real que el sol y la luna. jajaja.

¿Como llevas el correr por Joaquina Eguaras?.

Aleandro.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Ahora entre tunante y mangante,
hace un tiempo estudiante,
aspiro a ser un caballero,
aunque quede como un pordiosero,
quisiera dormir lo que un muchacho.

Saludos de uno, que duerme en casa, y siempre que me dejan en la cama.

Paco Montoro dijo...

No mas de seis horas suelo dormir y es lo suficiente para mi menda subsistir...
Saludos

Sylvie dijo...

pues entonces soy una mangante!!!!

y dónde dormir?...si duermo en casa y también en hostal...se crea una contradicción gorda, no??...

besitos.

Chuspi dijo...

La Chuspita queda frita
encima de cualquier camita
con o sin ropita
y abrigada con Nanita!!!

jajajaj!!1
Plaf, plaf, plaf!!!
Fenómeno este post!!!!!

Me rindo ante usted, Profesor!!!!

BESOS!!!

LORENZO dijo...

Según esta lógica soy un caracol entre mangante y caminante.... que raro.

María dijo...

Jajajaja ayssss Gregorio que tú siempre tienes para tooooo y para tooooossssssss, eres "la lexe" de verdad que sí.

Yo soy muy mala dormilona, no duermo las necesarias, no sé cuántas horas dormiré, pero me despierto o me despiertan varias veces durante la noche.

Un beso.

Paco dijo...

¿y el coredor? ¿cuanto duerme? venga Gregorio que se te ha pasao ese! ¿Al final vas a Guadix?¿Como lo llevas?

Jesús Lens dijo...

Jooooder. Estoy entre Tunante y Mangante. Me quedo con el hipopótamo en el barro. Ese soy yo.

María dijo...

Se me pasó decirte antes que menuda trona has puesto de imagen jajaja.

María José dijo...

Por tu poema soy una mangante, ja ja.
Cuanto más se duerme menos se vive.

Saludos.

Sureña dijo...

Vaya, me has dejado anonadada...que no dormida... ;)

Besos

Grimo runner dijo...

Me sale mangante, mecachis en la mar, anda ponte a correr y déjate de poemas. Un abrazo.

Tormenta. dijo...

Yo poquísimo niño!soy una vampira¿no lo sabías? uuiuiuiuiui jajajjaja, es genial el poema jaja, no me reí yo ni ná! mira que horas son y yo por la red, uiuiuiu, besos más!.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Alejandro: muy bueno lo del BBVA. Lo de Joaquinas ya va empezando. Los fines de semana los paso allí. Este viernes quizás eche una hora a partir de las 7 para preparar la Media Maratón del domingo de Guadix. Me alegro de que vuelvas por el blog.

Pedro: je, je. Yo ya no sé qué aplicarme en mi situación. En verano he llegado a perrear tanto que no había codificación en la tabla para ubicarme.

Paco Montoro: yo también suelo estar en las 6 horas de media aunque hay días que no paso de 4 y otros recupero con 8.

Sylvie: o sea, que llevas para correr camiseta de "mangas". ¿Cómo vas a dormir en casa y el hostal? ¿Al mismo tiempo? A ver si eres infiel y ni te das cuenta, je, je.

Chuspi: no se me rindan, que aún hay más. Nada, nada, un poco de imaginación y cualquiera es capaz de asombrarnos. Yo sí que me asombro leyéndoos a muchos de vosotros.

Lorenzo: a ver si vamos durmiendo más, que pocas horas de sueño son malas para la salud. Salud(os)

María: si es que con los niños, las tareas hogareñas, el blog que lo tienes copado, ¡no sé ni como llegarás a dormir unos minutos diarios! Y sobre la "lexe", anteayer una infección de orina y ayer el médico que se va de guardia, teniendo el domingo Media Maratón. Ya ni voy a visitarlo porque estoy casi recuperado. Pero si no es el gemelo es la orina. ¡Vaya "lexe"!

Y que conste que la trona no es mía, je, je.

Paco: el corredor (éste) duerme normalmente entre 5 y 6 horas. Pero algún día caen 9 ó 10. La Media de Guadix, veremos porque he pasado una infección de orina. Eso sí, ganas de participar, muchísimas. Gracias.

Jesús Lens: a ver si dormimos más, que cuando se es viejo se duerme cada vez menos. ¡Cualquiera te aguanta con 80 años rondando por la casa toda la noche!
Saludos y nos vemos en Guadix.

María José: por eso también duermo poco. Se vive despierto aunque hay que dormir algo para seguir sobreviviendo.

Sureña: espero que el "anonadamiento" sea positivo. Saluditos.

Grimo: ¡a lo que nos dedicamos con tal de no correr! Mientras "poemizamos" evitamos los "corrimientos". Saludazos.

Tormenta: desde luego que ya lo entiendo. Por mi zona suele haber pocas tormentas pero la mayoría son de madrugada. Con razón trasnochas tanto. Si es que te va el nick que ni pintado. Y ¡qué rayos! Me alegra de que te encantara mi humilde poema.

Álvaro Díaz dijo...

Hola Gregorio, acabo de descubrir esta suculenta entrada a través de un comentario en meneame.net. He aprovechado para echar un vistazo al resto de tu blog y me ha parecido un trabajo ciertamente interesante. Ánimo y a seguir corriendo aunque estés que no puedas :)

Saludos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Álvaro Díaz: Aquí estamos liados desde hace más de un año, publicando a diario y, como el correr, descansando algunos domingos. Muchísimas gracias por tus palabras.

 
Share
ShareSidebar