sábado, 7 de febrero de 2009

FRASES NO CÉLEBRES (VI)


20 comentarios:

Paco dijo...

Acabo de hacerte un comentario y me encuentro otro post, que productivo eres! estaras preparado para tu cross no?

Jesús dijo...

Se me ocurre que también hay que aprender a escuchar, algo que es más difícil incluso que hablar....o cacarear.

estela dijo...

Quien escucha, aprende.
Quien solo habla,lo cree todo aprendido.

Pilar dijo...

Es muy parecida a esta otra:
"las personas inteligentes aprenden sin cesar, las otras pretenden enseñar constantemente".

Sureña dijo...

Ésta sí que es sabia...

Buena elección :)

Un beso

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Paco: no, el cross está preparado. Yo estoy pal' arrastre. ¡Lo que voy a sufrir! Tengo posts para dos meses de lunes a sábado sin parar. ¡Ya que no corremos...!

Jesús: oír es fácil. Escuchar es lo difícilmente inteligente.

Estela: te la apunto para final de mes.

Pilar: no sé si sigues esto de las frases no célebres sabatinas. A fin de mes publico la tuya. Saludos.

María dijo...

Si es que no sabemos escuchar, sólo oímos, pero debemos aprender a escuchar, que bien distinto es, porque siempre nos adelantamos a lo que nos vayan a decir sin dejar terminar de hablar, es una mala costumbre, y a ver si hago caso de esta "frase no célebre", voy a tener que pegar el posing en mi frigorífico y así verlo a cada momento jajaja.

Un beso.

KARLITOS dijo...

Por eso en mi blog apunto comenta , comenta soy todo oídos ... . Un saludo tito .

El Pinar dijo...

Puedes conocer a una persona ( un poquito...) sólo en la manera que te escucha, te atiende cuando tú estás hablando.

Me gustan las personas que saben escuchar a los demás.

Lía Vega Erao dijo...

Es la frase de cualquier buen comercial...

Besos Nazaríes...

Paco Montoro dijo...

Esta frase siempre me ha gustado mucho, a mi me encanta escuchar, siempre se aprende algo. Un abrazo

carmen dijo...

Muy buena tu frase , y realmente cierta.
Los que núnca escuchan a los demás, suelen ser gente egoista, y que van bastante a su bola.No me gustan.
Estoy de acuerdo con Pinar, creo que una persona que sabe escuchar, y que te atiende cuando hablas , dice mucho a su favor.
Saludos, Gregorio.

SONIA dijo...

Ver. Escuchar. Callar. Y sobre todo, pensar.
Un saludo!

Anónimo dijo...

Supongo que he llagado a tal nivel de egolatría que ya no sé escuchar y que mi blog es sólo un ejercicio de golatría. Tal vez, debo reconocerlo.
Pero es que soy así. Un pecadillo de "inamdurez juvenil·". Cuanbdo madure...
Rigoletto

Rebeca Álvarez dijo...

Hay que aprender ha escuchar,sobre todo de la gente sabia,me encanta escuchar y aprender cosas nuevas el saber no ocupa lugar,siempre hay que acostarse sabiendo algo nuevo.Besitos.

María dijo...

Venía a renovarme de positivismo en tu blog, con el buen humor que nos dejas en tu blog, pero hoy veo que no tienes nuevo post.

Un beso y feliz comienzo de semana.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

María: quien recibe información se enriquece más que quien la transmite.

Karlitos: comento en tu blog y espero vuestros comentarios. Así todos vamos en busca de la sabiduría, sobri.

El Pinar: estamos en una sociedad con tanto estrés que olvidamos que hay que escuchar más en lugar de tanto transmitir. Yo me contradigo publicando muchísimo. Pero por otro lado, también leo cantidad de blogs. Saludos.

Lía Vega: me parece que los comerciales hablan más que escuchan, je, je.

Paco Montoro: cada día hay que aprender algo. Hoy he aprendido que hay que escuchar al corazón y no salir tan rápido en una carrera. Ya os contaré el cross el martes.

Carmen: efectivamente, hay que valorar a esas personas que dicen "soy todo oídos". Son receptivas y seguro que atesoran grandes sabidurías.

Sonia: quien escucha y piensa, enriquece su mente. Quien sólo habla y no oye a los demás pierde el ver otros puntos de vista.

Rigoletto: todos tenemos algo de ególatras. Maduraremos, seguro, antes de morirnos. Seremos sabios para ello.

Rebeca: muy buen razonamiento. Si te acuestas y no has aprendido nada durante ese día, lo puedes dar por perdido.

María: hoy ha tocado correr. Ahora vais a tener 14 días seguidos con artículos. Eso espero.

Alfa79 dijo...

Los sabios no sólo deben saber escuchar, también deben transmitir y compartir sus sentimientos.

Si no eres capaz de repartir y compartir palabras y emociones, tu sapiencia se convertirá en "impaciencia"; en una simple divergencia.

Saludos de un lego. Toni Sagrel.

Lía Vega Erao dijo...

Aquí me descubro... soy una comercial y como profesional que soy escucho más que hablo... el escuchar es más importante que lo que dices... analizar cada palabra que el cliente en cuestión comenta es muy importante...

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Alfa79: en el equilibrio puede estar la mayor sabiduría: saber escuchar para aprender y después transmitir lo aprendido. Saludos.

Lía: veo que eres una comercial inteligente. Escuchas al cliente, deduces, lo estudias y actúas. No todos los comerciales son capaces de ello. La mayoría hacen lo contrario: bombardean con palabras y más palabras para "vender" su producto. Veo que tú "vendes" teniendo en cuenta las necesidades del "otro". Muy inteligente, muy inteligente. Has sabido vendérmelo

 
Share
ShareSidebar