martes, 5 de mayo de 2009

¡DEL 36!


Jueves 30 de abril y de fin de semana. Los amigos, de fiestas en un pueblo; nadie disponible para salir a la calle… Todo perfecto, definitivamente, para unos días de descanso. ¡¡¡Bien!!! El cuerpo, estupendo para ir a entrenar por la tarde.

De pronto, se escuchan las dos palabras mágicas por las cuales los movimientos sísmicos alcanzan un grado 7 de la Escala de Richter: ¡Vamos a…!

- Grego, vamos a pintar mañana.

Si recordáis, el “vamos a” se llevó a cabo finalmente. Hicimos una obra menor y toca pintura. ¿Qué mejor día para pintar que el 1 de Mayo, Día del Trabajo?

Como no tenemos brochas, allá que me dirijo a una tienda de pinturas cercana a mi casa. Paso junto a una oficina que tiene la puerta cerrada, igual que el local siguiente. Llego a la tienda y, para variar, tiene la puerta cerrada. ¿Qué habrá pasado? Seguramente hay cierta inseguridad ciudadana y ahora los locales mantienen las puertas cerradas por motivos de seguridad. Muchas joyerías, farmacias, etc, mantienen esta práctica. Pero una tienda de pinturas…

Llamo suavemente golpeando con los nudillos en el cristal pero el comerciante está enfrascado con su ordenador y no se percata de mi presencia. Golpeo con más fuerza y no surte efecto. ¿Me habrá visto malas pintas con estos pelos? En fin, lo dejaremos y me iré a la tienda de chinos a ver si tengo más suerte.

¡Oh, oh…! Tres metros más adelante hay otra puerta que está abierta a tutiplén. ¡Qué vergüenza, los 4 minutos que he estado allí haciendo el imbécil en espera de que me abran! Menos mal que la zona no está muy transitada y seguramente no me ha visto casi nadie. Desde luego, el ridículo más espantoso que se puede hacer si llega a haber gente por allí…

Para colmo de males, me da una brocha del 36. Esto me recuerda alguna guerra que hubo por aquí. Y es que cuando el “VAMOS A” se pone en marcha, hay grandes posibilidades de que se declare la guerra en casa. 36, la talla de mis pantalones, la que pronto tendré que buscar en PrÉnatal, la de los que se me caen cada vez que oigo las dos palabritas.

24 comentarios:

Dani dijo...

Madre mía, D. Gregorio, dentro de poco en vez de cinturón va a tener que ponerse un cordel, que le va a salir más a cuenta... :)

Y de vergüenza nada, que peor hubiera sido que después de estar aporreando el cristal del escaparate 10 minutos, hubiera abierto el dependiente de una tienda de ultramarinos.

El Pinar dijo...

Yo también he pintado el dormitorio de la hija. Ha quedado muy bien, lo he pintado en color amarillo fuerte.
Juer, eso de tu talla... no me gusta.

Saludos.

joselop44 dijo...

Me ha guastado tu entrada. Eso de pintar y demás... qu epereza dar, jajaja. Aunuq elaverdad, te pones algo de música y hasta te diviertes.
Saludos

Nefer dijo...

Jejejeje!

Tus-mundos dijo...

Un truco: si lo haces mal o muy lento o..., ya no te vuelven a pedir nada :-D
Gregorio, VAMOS A tomarnos una cervecita para celebrar el día del trabajador descansando!
Un abrazo

Bomarzo dijo...

Esa tall 36 dónde habrá quedado

Juan Carlos dijo...

¡Oye, Gregorio! Cuando termines si te viene bien, quedamos y sigues por mi casa con la pintura. Yo pongo el jamón, las cervezas y/o vino y choricillo del pueblo. Es para que no pierdas el entrenamiento... (no valen los insultos contra mi madre)

carmen dijo...

Hay que ver como te explotan jejeje.A mi no me importa pintar, mientras otros se encarguen de quitarme los trastos del medio..cojo el rodillo y ala!!.
Yo me cuido por que me tengo que mantener en forma, pero una talla 36!!!joer!! ni la Barbie!! jajaja.
He estado preparando un cocidito, con garbanzos que me traje de mi tierra,con su choricito ibérico y su morcillita,si quieres te paso un platito, que te tienes que engordarrrrrrrrr.
Tanto correr te está quedando en el "chasis".

Un abrazote.

CarLitros dijo...

Pero pintaste o no??

Un abrazo

Rebeca Álvarez dijo...

Jajajaja me troncho,eres de lo que no hay,siempre dices que te vas a tener que comprar la ropa en prenatal,buenísimo,que humor tienes y lo de vamos a... pintar jaja,si empiezas una cosa o la dejas bien o no la dejas bien,mil besos primo a seguir con la 36 jajaja.

SONIA dijo...

Nunca pensé que se podía unir en un mismo texto una brocha, el 36 y las tallas. Te felicito Gregorio. Me encanta esta entrada!!

unamaruja dijo...

Atiende niño, me alegro, me alegro y me alegro, eso es un castigo por no estar donde debías, el "Palo" te echó de menos :))).

pande... dijo...

Neniño todavía tienes tiempo de ponerte a pintar la casa?? Jajaja:-)

Receta para no desaparecer: "Cuando desayunes, comas, meriendes y cenes, por partes; primero, segundo tercero, y cuarto, ponte siempre ración doble, y así no tendrás que ir a "prenatal", jejeje:-)"

¡Eres la monda lironda!

besosssssssss

Anónimo dijo...

Una modesta apreciación: si era 30 de marzo (eso pone el post) y al día siguiente era 1 de mayo, ¿qué pasa con abril? Es que es un mes que me cae bonico.
Segundo: He aprendido que una obra o una manita de pintura son de las cosas que unen mucho a una pareja. ¿Verdad?
Rigoletto

Carlos dijo...

Yo también pinte este fin de semana, con una brocha del 8, digo yo, no se...pero era una puerta normal para personas normales, si van con el jamón a cuestas no entran, se atascan jajaja

Recuperate que ya viene el verano, y tendrás movida
Saludos

carla dijo...

Gregor: vamos a ver...si tu mujer quiere pintar, pues se pinta y chitón...amos hombre...faltaría más...vamos que...

antonio dijo...

bueno, bueno, a todos nos toca hacer las tareas propias de nuestro sexo y edad....

Grimo runner dijo...

Pues ahora vas y me la pasas que en mi casa ya he escuchado por las esquinas vamos a.......pintar los techos. Un abrazo.

P.D: Creo que la del 36 me valdrá.

Psicologa con problemas dijo...

el 1 de mayo no se hace NADA ok?? NADA!!

tucuMALA

roxana dijo...

¿Que tal si vamos a? jajajajaja, palabras a veces que nos complican la vida. Pues uno estaba en su mundo y te lo cambian!!!!! y por amor muchas veces uno dice bueno! ok! y ahi estamos. pero por amor se hace!!! se lo merecen!!! un abrazo
Roxana

Fran dijo...

Greg, y menudo colocón cogerías pintando ¿no? Por cierto, para no perder más talla deberías dejar de moderar el consumo de jamón...
Un abrazo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Dani: lo de la talla no es porque haya adelgazado este año. Es que los fabricantes han hecho una rebaja de 2 puntos. ¡Por la crisis! Si me llega a abrir el del ultramarinos me voy directo al oftalmólogo.

El Pinar: ¿amarillo chillón? Me suena a familia asiática discutiendo si pintar o no. Lo de la talla, sigue siendo la misma que tenía cuando me has visto en persona. Aún no estoy en los huesos, que como bastante, ¿eh?

Joselop44: hace algunos años estuve pintando y me divertí con lo del rodillo. Pero es que se lía un lío... Esta vez me pude escapar con mis estrategias.

Nefer: tú ríete, que ya te tocará armar el jaleo en cuanto vendas los papeles que has recogido hoy.

Tus-mundos: esas estrategias se dicen por e-mail, que hay espías por aquí. VAMOS A tener que echar una cerveza este verano. Bueno, mejor unas PINTAS.

Bomarzo: la talla del 36... ¿la de aquel año?

Juan Carlos: yo iría, pero es que aún no he pintado. Al final me libré porque me puse a ordenar trasteros y así evité la guerra civil casera. Cada cual a lo suyo, que dos en lo mismo se estorban. Pero eso de las cervezas, jamón y choricillo da una tentación...

Carmen: no me explotan porque pude encontrar un escape: ordenar los trasteros y así no hubo estorbos mútuos. Voy pa'llá a por el cocidito, que ya ves si me gusta. Saludos.

CarLitros: yo no pinto nada. Con las pintas que tengo... Me fui castigado al trastero, je, je.

Rebeca: nos quedaremos con la 36 mientras podamos. A no ser que dejen de venderla...

Sonia: brocha-36-tallas. ¿Y si me envías unas cuantas palabras para que redacte un post? Es que estoy muy mal de ideas. A lo mejor sale un churro, o...

Unamaruja: dicen que los burros sólo aprenden a base de palos. ¿En qué cae el año que viene?

Pande: no tuve tiempo para pintar. Me lie con otros temas pendientes. Por cierto, tengo pendiente una carrerita el domingo que viene. Seguro que cuando den la salida, después de haberme acostado muy tarde la noche anterior, me preguntaré: ¿qué PINTO yo aquí?

Rigoletto: gracias por la corrección. Es que a mí el tiempo se me pasa muy deprisa. El Alzhéimer va haciendo cada vez más efecto. ¿Quieres divorciarte por poco precio? Compra una lata de pintura...

Carlos: Con la del 36 acabas muchísimo antes y te da más tiempo a cortar las lonchitas.

Carla: di que sí, que las jefas mandan y hay que obedecer. Chitón.

Antonio: pues claro, las mujeres a pintar y los hombres al bar... digo, a ordenar el trastero. ¿En qué estaría yo pensando? Un lapsus lo tiene cualquiera.

Grimo runner: ¿los techos? Entonces no puedo ayudarte. Es que soy tan bajito... Ya te la mando por mensajería urgente. Por cierto, cuando pintes el techo mira para abajo. No es por nada...

Psicologa con problemas: pues te adiviné el comentario y eso hice: NADA.

Roxana: vaya si nos complican la vida. Si no fuera por eso...


Fran: habérmelo dicho antes, que no sabía qué excusa poner. Es cierto que los deportistas tenemos que cuidar nuestra salud y alejarnos de productos químicos nocivos. Por eso no me puse de pintor. El peso lo mantengo de momento y el jamón no falta en casa, te lo aseguro.

Alfa79 dijo...

El número 36, históricamente hablando, no es muy agradable de recordar ( y ya que citabas alguna "guerra" que hubo por ahí).

Por otra parte, el color que citó Pinar en su comentario era el amarillo fuerte, es decir, un amarillo limón (no "chillón"). Muy bonito por cierto.

El limón es esa fruta que, siendo la más apetecida, casi nadie se la come.

Pero hay que comer más.

Saludos. Toni Sagrel.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Alfa79: ya me imagino que sería esa la tonalidad del amarillo, porque el otro dañaría hasta la vista. Ahora que lo dices, me apetece un montón una limonada, rica en ese ácido cítrico y con su azúcar que viene tan bien para que cese lo del 36. Saludos.

 
Share
ShareSidebar