viernes, 16 de octubre de 2009

MASCOTAS Y CRISIS

(Imagen por cortesía de "Landahlauts")

Nota: este artículo lo redacté en verano y, casualmente, el amigo Landahlauts hace poco tocó el tema. Aunque ya  lo programé para que se publicara y cogí una foto de la red, me pareció esta imagen mucho mejor, me puse en contacto con él y me dio el permiso para usarla.


La crisis afecta a nivel mundial y se notan los efectos en múltiples situaciones. Hoy me detengo a analizar en qué medida se ven afectadas las mascotas de algunas familias. La situación para ellas se ha tornado tan insostenible que han tenido que abandonar a su querida mascota. Si ya es difícil mantener a la familia, el tener una mascota se ha convertido en este caso en un artículo de lujo. A una mascota se le puede tomar casi el mismo cariño que a un hijo o hija. Pero cuando hay que apretarse el cinturón y decidir, no es plan de prescindir de la prole.

Pero, por otro lado, nos encontramos con la versión “mascota de lujo”. En efecto, hay personas que tienen un nivel económico tan alto, que se pueden permitir el gusto de darle una vida a su mascota a un nivel insospechable: cinta para que haga deporte, baños con sales, ropa de marca, peluquería, manicura, comida más cara que la que consuma un humano corriente… ¡hasta cama con sábanas de seda!

Hace unos cuantos veranos vimos en la playa cómo una extranjera le daba helado al perrito, usando la propia cucharilla con la que ella lo tomaba. Los helados y dulces no son alimentos de la dieta canina. Así, vemos cómo las mascotas tienen sobrepeso. ¡En un país en crisis! Esto es de locos.

Me parece bien que se cuide a las mascotas pero sin pasarse. ¿Es posible que haya gente que pasa hambre en el mundo mientras una mascota, que no deja de ser un animal por mucho cariño que se le tenga, vive a un nivel de estrella mundial de cine?

14 comentarios:

carla dijo...

La comparación de que hay niños en el mundo que pasan hambre, con el tema de las mascotas, es siempre más de lo mismo. Yo a las mías las trato como lo que son: animales a los que se quiere y se les cuida. Me parece aún peor que la gente se gaste el dinero en pieles, joyas, restaurantes carísimos, ropa que vale más que un alquiler...y así un montón de cosas más.¿Porque a los que tenemos perros se nos critica por gastarnos dinero en ellos, y a las que van, por ejemplo, cargadas de joyas y pieles, no se les dice nada?...Prefiero darle un trozo de jamón de york a mi perro, que comer caviar...

Blanca Abreu González dijo...

cuando el tema toca los sentimientos ...el tema se nos convierte en delicado de tocar .... yo en particular comparto lo que escribes ...en la vida hay prioridades y prioridades ...en fin ...

Dani dijo...

Creo que lo que pasa con las mascotas pasa con cualquier cosa. Es decir, cuando alguien tiene mucho dinero, o el dinero que tiene lo gasta en cosas que no son "para los demás", enseguida caemos en la uenta de lo mal que se comporta la gente o lo injusta que es la vida... Está llena de frikis por todos lados.

Por cierto, casualmente el próximo domingo, 25 de Octubre en la sierra de Madrid, se celebra la II edición del Canicross de la APAP de Alcalá. Carrera benéfica para recaudar fondos en pro de la asociación protectora de Alcalá.

Un abrazo D. Gregorio.

Alfa79 dijo...

Nunca (o casi nunca) cito a ningún otro bloguero/a para apoyarme en mis argumentos, pero en este caso haré una excepción.
Totalmente de acuerdo con lo expuesto por Carla en el comentario anterior.

Nada tiene que ver la crisis con el hecho de prescindir o descuidar a nuestros animales. Eso sí, animales que vivirán sin ningún tipo de lujos ni gastos fastuosos e innecesarios.

En mi casa tengo una gata, la cual, todos los días me da un ejemplo que no encuentro en la mayoría de los seres humanos. Cariño, lealtad, respeto, trato, compañía. Incluso, educación. Sí, sí, educación. No se queja, no utiliza el victimismo, se conformo con lo poco que le des. Y siempre te lo agradece.

Habrá quien no se lo crea. Pero allá cada cual.

La compañía y lealtad que pueda dar un perro o un gato, a una persona que viva sola y aislada, es incomparable.
Y ellos, no piden -casi nada- a cambio.

Hasta en la época de hambrunas de los años 40 y 50 en España, los animales domésticos eran queridos y respetados, e incluso con ellos se compartían los pocos alimentos disponibles. En este caso, eran las sobras de las sobras.

Saludos a todos. Toni Sagrel.

carmen vera dijo...

Siempre hemos tenido animales en casa por que nos gustan mucho.Jamás abandonaria a una de mis mascotas,si no pudiese tenerlos les buscaria otro hogar.
A las mascotas hay que cuidarlas y darles cariño.
Pero luego están los extremos.Personalmente conocemos a una pareja que cuando se casó buscaron y rebuscaron restaurantes en Barcelona y alrededores, por que insistian en que no celebrarian su boda si no encontraban un local en el que les permitiesen tener al perro,y por supuesto que tuviese un plato con la misma comida que el resto de los invitados.Mira que hay que ser "SNOB", o "PETARDOS", para hacer eso.

Hay cosas que desde luego me parecen que están fuera de lugar.

Saludotes.

Landahlauts dijo...

Como en tantas cosas, los excesos llevan a los contrasentidos y al ridículo. Y el mejor ejemplo es ese que tú cuentas: darle helado a una mascota siendo como es algo malo para ella.
Y, por otra parte... ¿qué pensarán de nosotros aquellos que vienen de países con carencias y ven como actuamos con más afecto hacia un perro que hacia los de nuestra especie?

Saludos.

(sí que venía "a huevo" la foto, me alegra verla aquí)

KARLITOS dijo...

El otro dia salio una noticia en que dos mil millones de personas tienen problemas con la comida : mil millones no comen y otros mil millones se sobrepasan . Es de locos tito . Un saludo y le voy a dar de comer a mi periquito , ha se llama Karlitos como el sobri.

SONIA dijo...

Reconozco que me gustan mucho los animales, sobre todo los perros, pero no las atenciones tan ridículas que algunas personas les brindan. Si de verdad fueramos así con las personas... Hace bastante tiempo que considero la frase "tratar a alguien como un perro" como el mejor de los halagos...

Un saludo!

Carlos dijo...

Antes comían las sobras, hoy tiene latitas de todos sabores…lo que no sabia es eso de los helados jeje, ya encuentro caro tomarme un fatito, pa darle pastelitos al perro…jo que cosas
Estamos todos muy zumbados…Saludos, y tapate que refrescara pronto

joselop44 dijo...

Hace falta ser tonto del bote para comprarle uyn helado al perro.
Saludos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Carla: creo que coincidimos en el fondo. He tocado un tema espinoso pero, si se me entiende, lo que critico es el tratar a los animales como reyes y no como animales que son.

Blanca Abreu: creo que perdemos el norte cuando hay niños y niñas en el mundo que mueren de hambre y hay animales que llevamos a darles masajes. Algo no me cuadra.

Dani: me parece muy buena iniciativa que se organicen carreras para ayudar a tal asociación. Amo a los animales (aunque nunca conviviré con ellos) y me gusta que se les cuide. Otra cosa es la exageración.

A79: en el fondo pensamos casi todos lo mismo. Respetamos a quien tiene mascota y le da una vida de animal, no una vida de rey. Últimamente hay mascotas con sobrepeso porque sus dueños las tienen maleducadas.

Carmen Vera: tener una mascota y abandonarla sin dejarle un futuro es un acto cruel. Mis hijos, desde pequeños, me han pedido siempre el tener una mascota. No se la he dado porque por nuestra situación no podríamos cuidarla ya que nos movemos mucho por razones laborales.

Landahlauts: los excesos son malos en todas las situaciones. Como ya te dije, este artículo lo escribí en verano y al ver tu foto caí rendido en la tentación de que me permitieses ponerla. Iba como anillo al dedo. Gracias de nuevo.

Karlitos: sobri, cuida al periquito, que seguro que es más inteligente que otros animales de dos patas. Eso sí, no le pongas un portátil para que chatee con la periquita de la vecina, que luego padecerá insomnio. Me alegra verte por aquí.

Sonia: yo soy perrofóbico porque tuve malas experiencias de pequeño y creo que es un trauma no superado. Eso sí, respeto muchísimo a quien lo tiene. Me encanta verlos pero siempre que estén a una distancia de seguridad prudencial.

Carlos: perritos con heladitos.... Efectivamente, más de uno debería estar encerrado.

Joselop44: Pronto veremos en las heladerías: "Helado de hueso de jabalí". ¡Lo que hay que llegar a imaginar!

Nefer dijo...

No me gustan los animales, pero eso no significan que no me den pena cuando los abandonan o le hacen daño, ahora me gustan todavia menos esas personas que tratan a los animales como si fueran personas...

Besillos

Fran dijo...

Supongo que el cartel de la foto se refiere a algún sabor especial para las mascotas, pollo con arroz, cordero con nabos ó algo así, pero la propuesta de dárselo helado me parece absurda, los animales no lo necesitan. El ejemplo de aquella señora que le daba helado dulce a su perro con la misma cucharilla me da mucho asco, los perros se relacionan con el olfato y yo jamás me llevaría a la boca una cucharilla que ha chupado la misma lengua y el mismo hocico que ha olisqueado o chupado el culito de otro perro ó cualquier esquina ó farola requetemeada.
Tampoco podemos hacer demagogia y demonizar a los que se gastan 180 € en unas sábanas de seda para su perro cuando hay otros que se gastan 12.000 € en una supermegatelevesión de LCD plasmoso ó en una botella de Borgoña pero no tienen mascotas...
La crisis en mi caso sí ha afectado a mi perrita, una chucha mestiza muy cariñosa que saqué de la perrera. Nunca falta cuando llegamos a casa, nos da la bienvenida con su alegría al llegar a casa. Antes le compraba un pienso que costaba 9€ el saquito de 3 kgs. Ahora le compro otro que cuesta 2,50, pero se lo come igual de bien y de agradecida.
Me ha gustado esta discusión, Greg, un abrazo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Nefer: creo que coincidimos en el planteamiento ante el tema. Aunque no nos gusten, el maltratarlos nos gusta aún menos.

Fran: los extremismos son absurdos. Tanto el darle exceso a los animales como quedarse corto pienso que son malas formas de comportamiento ante ellos. Me alegro que te gustase este debate que planteé.

 
Share
ShareSidebar