miércoles, 28 de octubre de 2009

SURFEAR EN UN TSUNAMI (GOOGLE WAVE)


La Nueva Ola

Debido a los últimos acontecimientos, aunque mi costumbre es de un post diario a las 9 de la mañana, hoy cumplí en sesión matutina y vamos con el segundo plato del día:

Anoche recibí la invitación para ser usuario de Google Wave, vía @adecampillo.

No le había echado demasiadas cuentas a la nueva aplicación porque en bastantes líos estamos inmersos como para ser arrastrados por uno más. Pero la carne es débil y en 5 minutos ya estaba descalzando mis playeras de Twitter, cogiendo mi tabla de surf (hay que introducir tu clave de usuario Google) y lanzándome al agua con un mar de dudas de qué sería aquello.

Al entrar me encontré ya a algunos usuarios que me habían invitado a una ola. (No es que me dijeran ¡hola!, aunque luego lo hicieron al verme “torpear” por esos mundos acuáticos).

Cuando entras en este inmenso océano de Google Wave, hay un equipo de salvamento marítimo denominado Dr. Wave, que te pone un vídeo introductorio de tres escasos minutos para saludarte (se supone, porque ni lo he visto). También hay vídeos de hora y media donde explican el funcionamiento de la aplicación. Lo que no te dicen es dónde encuentro yo hora y media para ponerme en manos de un sanitario.

Mis primeras impresiones de Google Wave:

1.- Funciona a modo de un Chat en el que alguien empieza a teclear. Conforme va tecleando, un cursor de color con su nombre va desplazándose y puedes ver en tiempo real cómo teclea, se equivoca, rectifica…

2.- Ante alguien que está escribiendo, puedes tú empezar a contestar sin que haya terminado de teclear pues observas su conversación y puedes adelantarte, por intuición, según escribe.

3.- En medio de la conversación puede entrar un tercero, cuarto…. si están invitados a dicha ola. Se diferencian perfectamente porque cada cual tiene su tabla de surf de un color distinto.

4.- Puedes irte hacia atrás en las conversaciones e intervenir en un debate anterior en el que participa alguien nuevo, o iniciar un nuevo tema. A esto lo he bautizado, evidentemente como “SURFEAR”.

5.- El desplazamiento por el cuadro de diálogo se hace de forma muy amortiguada y no de salto en salto por cada línea como estamos acostumbrados a hacer en un Chat normal.

6.- Se pueden añadir elementos externos a la ola: mapas, imágenes, vídeos, archivos… ¡Una auténtica locura envolvente! Eso sí, al añadirse tales gadgets, la ola se detiene un poco debido a la falta de velocidad que tenemos en nuestras redes.

7.- Nuestras miserias son vistas por todos: comprueban cómo en el curso de mecanografía que hicimos en su momento, nos dedicábamos a hacer novillos en el chiringuito cercano.

8.- Integra funcionalidades de conexión a otros sitios como Twitter, FaceBook,... pero que no llegué a probar.

9.- Las olas, como las playas,  parece ser que las hay públicas (lo que se dialoga se ver por las RRSS como Twitter) y privadas.

En fin, una experiencia que compartí con @adecampillo, @diegogg, @onio72, @AliyCia, @lindacq, @jmonteo… en un auténtico TSUNAMI, porque te envuelve de tal forma que pierdes el control de las conversaciones. (¿O es que ya estoy muy viejo?)

¡Lo que ya nos faltaba a @diegogg y a mí, con lo procrastinadores que somos! Si yo soy un creyente de los Chats pero no practicante, ¿quién me manda entrar en la New Wave?

Ya en Twitter se podía leer esta mañana:


 AliyCia He tenido 1 pesadilla en que venía 1 tsunami y una wave me arrastraba con gente como @gregoriotoribio y @diegogg lejos de Tuiter...

De momento me quedo con Twitter, que soy un poco chapado a la antigua.

Os dejo, que llevo el portátil al técnico porque se me ha llenado de agua salada.

18 comentarios:

Ade dijo...

Lo pasamos bien, jejeje...

Diego dijo...

Twitter... chapado a la antigua??? ;DDDDD

Tú sabes que si hay que surfear, se surfea y.

Seguimos procrastinando.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Ade: dime tu usuario de Twitter y te coloco en portada. No te puse en el post porque sólo aparecía tu email y no era plan. Fue locamente genial.

Diego: ¡Anda que no!

Antoniojezu dijo...

El punto 2 lo veo un error: el arte de saber escuchar está precisamente en dejar que las personas terminen lo que dicen.

Con respecto a lo demás, reconozco que estoy deseando probarlo, pero todavía no le encuentro una funcionalidad clara en lo que leo.

Aunque si es para echar el rato...

Zalu2.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Antoniojezu: por eso digo que es una auténtica locura. Se daban situaciones de dos que tecleaban simultáneamente y al ver lo que escribía el otro borraban y reescribían. ¡Una jaula de grillos!

Aunque lo probé muy poco, me percaté de que en la ola pública se puede reunir un grupo a debatir un tema y dejar que se vaya tuiteando automáticamente. Ya me gustaría a mí asistir a un tuiteo de la ola de varios expertos en educación o en un tema que me interese. El debate lo harían en tiempo real y los tuiteos los veríamos normalmente.

¿La experiencia? Como De La Rosa, piloto probador. Veremos cuando llegue la carrera de verdad.

AliyCia dijo...

Yo no digo ná más, que todo lo que diga puede ser usado en mi contra. Solo que fui de las que decía "hacer de conejillo de indias para Google?? Anda ya!", pero no pude evitar caer en la tentación y dejarme llevar por la euforia del momento.
No me enteré de la mitad de lo que escribisteis, pero se nota, se siente, cuando la buena gente está presente. Fue muy divertido y me alegro de que hayamos vivido juntos nuestra privera vez.

Pero, repito: yo no digo ná. No ni ná... ni debajo de agua (salada) me callo yo... jajajajaja...

Gracias por este regalito de Reyes extra, Greg!

Anónimo dijo...

Yo soy torpe de solemnidad, así que ya recurriré a los especialistas como tú cuando tenga necesidad. De momento me quedo con mi navegador: totla, nunca chateo.
Rigoletto

Jesús Lens dijo...

Dicen que es tan la pera limonera... que es hasta adelantado a su tiempo. QUiero probarlo.

Oye, atento a la columna del viernes de IDEAL, en que vuelvo sobre el tema de la educación. Ya me contaréis.

Javier dijo...

A mí me recordó a ese momento inicial del IRC Hispano allá por el siglo pasado. Ahora de momento esta funcionando muy flojito, pero creo que cuando lo tengan lavado en beta y peinado en versión primera la cosa promete.
Veremos porque aquí la capacidad y posibilidad la vamos a poner todos.
Fue muy divertido y más de uno se quedo hasta los 245 mensaje padeciendo luego el sueño del día después.
Un placer.
Estamos en contacto.

Alberto Armada dijo...

Pues seguid entrenando y cuando el destino me lleve a esas olitas me lo explicáis muy clarito.

Avisad@s...

Un des-olado

Carlos dijo...

No se...me lo pensare dos o tres veces

Saludos de uno que esta reparando el PC

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

AliyCia: el regalo es el tuyo por dejar mostrar la imagen y el comentario tan elocuente con el que nos despertaste esta mañana. Conejillos de indias fuimos todos. Eso sí, de momento dejo el surf... que me pierdo.

Rigoletto: aquí estaremos aunque hay muchísimo por aprender.

Jesús Lens: no sé cuándo me enviarán invitaciones para repartir porque de momento está en versión Beta. ¡A-LU-CI-NAN-TE! Para un procrastinador como tú, como Diego y como yo, nuestra perdición. En cuanto tenga para dar, si me las conceden, por supuesto que el guardaespaldas es el primero. Estaré atento el viernes. ¿Vas a la nocturna de Atarfe? Yo voy y me llevo para allá la tos que tengo agarrá'.

Javier: efectivamente, muy divertido aunque me considero aún demasiado torpe. Por no chatear ni lo intento por la torpeza de mis tecleos... Seguro que repetimos. Seguimos en contacto.

Alberto Armada: menos mal que quien nos invitó dominaba algo el tema porque yo me sentí más perdido que un dromedario en el polo norte. Ya te explicaremos, sin duda.

Carlos: ¿ahora me resultas con el ordenador roto? Cómprate un portátil, que los PCs están mejor en el mar nadando debajo de los surfistas.

Trapatroles dijo...

¡Más aplicaciones de Google! pero no puedo mássssss

Juan Carlos dijo...

Tengo una invitación a lo de google wave pero ¿qué hace? ¿para qué vale? y tampoco se qué es twitter. Me estoy quedando antibuo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Trapatroles: nos abruman tantas herramientas, pero... ¡Qué alegría de herramientas!

Juan Carlos: acéptala introduciendo tu clave de usuario de Google. Han de invitarte a una ola o tú crear una. Cuando lo pruebes verás cómo engancha. (Y eso que lo he probado nada). Hoy ni intenté entrar.

Por otro lado, Twitter es una de las muchas redes sociales como FaceBook, Ning, MySpace, Tuenti... La peculiaridad de ésta es que los mensajes son de un máximo de 140 caracteres. Yo la uso a diario y generalmente de modo profesional porque a quienes sigo son docentes. Así me entero de novedades en educación, de Internet, de bloggers incluso de carreras puesto que también sigo a algunos runners. No sé si me he explicado o te he liado más.

carla dijo...

Gregor, nene por Dios, esto no se hace. Si ya somos unos "enganchaos a tó", solo nos falta esto. Google está como una cabra, sacando siempre cosas nuevas, creo que quieren volvernos locos para dominarnos. Mira esto sería un buen guion:"Google ataca de nuevo".

Tus-mundos dijo...

Jaja, yo me chupé casi la hora y media sólo por ver al tipo de la barba que me hacía mucha risa, parecía un monólogo... pero sin duda, tu explicación ha sido tan buena o mejor que la que ví, y encima en resumen...

Yo creo que el tsunami viene y al verte a ti, se va surfeando a otro continente, jeje.
¡qué peligro tienes!

;DDD

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Carla: tantísimos titulares que se podrían poner... Te doy toda la razón. No sabemos manejar ni el 10% de cada herramienta y anda que Google nos deja respirar.

Tus-Mundos: yo creo que te resultó más atractiva mi explicación por el idiota (digo... idioma) que uso. De otro lado, Google Wave tiene las olas tan grandes que quizás te meta en una mía aunque estés en los Estados Unidos. Seguimos unidos por la red.

 
Share
ShareSidebar