domingo, 2 de octubre de 2016

Timos, estructuras piramidales y #razonamientomatemático

Mensaje recibido por Whatsapp

Si sois usuarios de Whatsapp, seguramente habréis recibido este mensaje extraño que te incita a conseguir 100 euros de forma rápida y fácil. Nadie suele dar duros a tres pesetas, así que ojo. Ni caso, porque es un timo.

Alguien cercano a mi entorno me envió el mensaje a través de un grupo e, inmediatamente contesté diciendo que no continuaran participando en ello porque se trata de un timo.

En un principio pensé que Carrefour había hecho una campaña de marketing baratísima. En efecto, si regalasen, como se decía, 150 bonos de 100 euros cada uno, la cantidad a donar sería de 15.000 euros, cifra insignificante para un hipermercado. Tengamos en cuenta que en publicidad pueden gastar mucho más que esa cantidad a diario. Pero la repercusión social que implica hacerse publicidad de este modo es baratísima teniendo en cuenta el alcance al que seguramente se habrá llegado.

Este es uno de esos timos piramidales consistente en hacer "picar" a 10 personas. En efecto, el lanzador de el mensajito se lo envía a 10 personas. Quienes lo reciben, a su vez lo reenvián a 10 cada una (10 al cuadrado igual a 100). Y así sucesivamente, de modo que si se logra que cada uno de quienes lo reciben lo envía a 10, en una réplica número 6 se alcanzaría teóricamente la nada desdeñable cantidad de 1.000.000 de personas. Y esto en un tiempo récord y sin esfuerzo alguno porque los usuarios son los que se encargan de "pasar la voz".

Ya en los años 80, estando de maestro en un centro de Granada como provisional, me llegó una de estas estafas tipo piramidal. Te daban una lista con varios nombres a cambio de 5.000 pesetas. Ahora tú pasabas a ser el último de la lista y tenías que buscar a otras 5 personas, pasarles el papel con tunnombre en cuarto lugar (el primero se suprimía), y pedirles 5.000 pesetas a cada uno de ellos y enviar 5.000 al primero de otra lista. Vamos, que te vendían un papelito con nombres por mil duros sin cláusulas, firmas ni nada por el estilo que avalase los derechos que deberías adquirir por tal inversión.


Pantalla que aparecía sin entrabas en el "juego"

Pues, aún sabiendo de que esto era una estafa o un "pelotazo" por parte de Carrefour que logra acceder a millones de clientes de una forma sencilla y nada costosa, seguí el juego para ver hasta donde llegábamos, por mi afán investigador (curioso que es uno). Eso sí, ya advertí a mis contactos que habían enviado el mensaje, que dejasen de hacerlo porque no llegarían a ningún lado.

Me dispuse a enviar a 3 grupos, por aquello de ser más fácil. Procuré hacerlo a aquellos en los que tengo solo a 2 o 3 personas, por no molestar demasiado. Por supuesto, mensaje preparado para inmediatamente decirles que "ni caso, que es un timo".

Resultado: tras enviar a 3 grupos, dice que no lo has enviado a 10 personas. Por supuesto, el timo ya está declarado. Decía, personas o grupos. Conjunción disyuntiva, no copulativa.

Bueno, pues 10 contactos. A todo esto, lo que les llegaba a mis amistades era un enlace publicitario para descargarse emoticonos o algo por el estilo. Del Carrefour, ni rastro.

Tras enviar a los 10, obtuve el resultado esperado: lo sentimos, se han agotado los bonos.

Inmediatamente hice lo previsto: avisar a quienes molesté indicándoles que se trataba de un virus. Lo hice así porque la palabra es más rápida de escribir. Pero pensándolo, no sería propiamente un virus informático. Estos, se propagan por la red a través de pequeños programitas que se instalan en un medio informático y se autoreplican enviando dichos programas a las direcciones de contactos almacenados en dicho ordenador, tablet o dispositivo.

Podríamos decir que es un "spam" en toda regla y, permítanme los gurús que lo denomine "spam autoinducido", en el sentido de que no es un usuario quien se dedica a bombardear al resto con una información que no interesa a la población en general, sino que son los propios usuarios los que expanden dicho mensaje inducidos por el engaño en el que no han caído por desconocimiento de todo lo que les acabo de contar.

En definitiva, si os llega este mensaje, ni caso.

Y perdonen por darles la tarde de un domingo con teorías matemáticas, informáticas y sobre delitos informáticos (creo que lo es porque se engaña a todo el mundo al no haber dinero para nadie). Me voy a un partidito de pádel en el que, os aseguro, voy a perder. ¿Por qué? Eso es una historia que otro día os contaré.



 
Share
ShareSidebar