jueves, 23 de octubre de 2008

¡HAY QUE SER TORERO!

Libélula

Las mujeres tienen unas ciertas propiedades magnéticas para atraer hacia sí mismas a los animales. Será por eso por lo que nos tienen a los hombres, los más animales de este planeta, a sus pies.

¿De qué va este blogger hoy, que cada vez desvaría más?

En casa, me dice mi mujer:

- ¡Mira, una salamanquesa! ¡Mátala!
- Las salamanquesas se alimentan de mosquitos. Así que es mejor dejarla vivir –replico yo.

En la casa de la playa también observa:

- ¡Una cucaracha, una cucaracha! ¡Mátala!
- Las cucarachas reciclan la basura. Son los animales más ecológicos de nuestro entorno.

En el colegio, en un recreo, una compañera me avisa alarmada:

- ¡Tengo una araña enorme en mi clase! ¡Les tengo pánico! ¿Por qué no la matas?
- Déjala, que con su tela atrapa mosquitos, avispas y demás insectos molestos.

Otro día, la otra compañera de su ciclo se acerca corriendo a mí:

- ¡Gregorio, Gregorio! ¡Una libélula más grande que un helicóptero en mi clase! ¿Por qué no la matas?

En ese momento salgo a toda velocidad hacia mi clase y regreso al patio. La compañera, entusiasmada con mi predisposición a la captura, está atenta a mi vuelta para ver qué arma de destrucción masiva he ido a buscar. Pero su cara se torna a estupefacción cuando se percata de que no traigo en las manos una granada, ni una ametralladora, sino mi cámara de fotos. Ahí os dejo la instantánea de la preciosidad de “bicho”.

- Pero, ¿no me la matas?
- Nada, nada. Es una preciosidad y la vamos a dejar vivir.

Al momento entra otro compañero en su clase, abre la ventana y libera a la libélula.

Todas las mujeres están encantadas por mi “amor” hacia los animales y lo ecologista que soy.

- ¿Ecologista yo? ¿Por qué creéis que salgo todos los días a entrenar? Para salir huyendo de cualquier bicho viviente que se me acerque y de toda mujer que me pida cometer un acto sanguinario.



10 comentarios:

Chuspi dijo...

Así me gusta Grego, :-))))
Y de los toreritos.....mejor callarse, que me enciendo toíta!
BESIS!

Pedro dijo...

Hay que ser toribio!!!
Para mí, prescindibles, porque son muy molest@s las moscas y mosquitos, y depende que época del año ni te cuento; por tanto me alivia tener cerca: lagartijas,salamanquesas, arañas, animales que se alimentan de los primeros.
Saludos.

Jesús Lens dijo...

Jajajaja. Con lo apañao que eres... hombre. Viva la Ecología, aunque pueda parecer cosa de comunistas, rojos y demás ;-)

Tecolinha dijo...

Mejor no diré lo que pienso tan rápidamente sobre esta entrada, dado que igual se malinterpreta... Sólo diré que soy mujer y si hay un "bicho" no he pedido a nadie que lo mate (hombre o mujer), y si puedo, lo salvo, con o sin ayuda (masculina o femenina). Ays, gregorio, te queda mucho que "educar", por lo que veo... ánimo y empieza por los más jóvenes, tú puedes :-)

Tecolinha dijo...

por cierto... muy buena la foto :-)

Paco Montoro dijo...

Esta es buena Gregorio, a mi me cuesta hasta matar moscas. Buena nacrofotografía.
Saludos

Anónimo dijo...

Oye, pues yo te doy la razón...tampoco soy capaz de matar ningún bicho ni me gusta que los maten...(y mira tú, que soy mujer...igual es por cosas de mi vegetarianismo...digo yo).

Bonita libélula, por cierto.

Besitos. SYLVIE

ps: no sé como leches escribir aquí!!!!!!!!!!

Toñi F. H. dijo...

Muy buena la foto, buena la intención, pero.... tengo algunas discrepancias y opiniones adversa. ¿me explico?

María dijo...

Claro que hay que ser torero y valiente para matar, lo mismo da, sean bichitos que bichazos, aunque a veces, sale impulsivamente matar a esos insectos o cucarachas, por ejemplo, yo el otro día maté una, mira que intenté ser rápida porque veía que se me escapaba jajaja pero al fin crassssss la maté ayssss qué asco me dan cuando las piso, ni te imaginas, asi que nada, dentro de poco iré al infierno por haber matado jajaj.

Un beso, guapísimo.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Chuspi: yo de bichos no quiero saber nada. Y menos si pueden picarte.

Pedro: ahí, ahí, protegiendo todas las especies. Si es que me da un miedo...

Jesús: y que viva la ecología, de "color verde...."

Tecolinha: no quiero que penséis lo del machismo. Es que ningún hombre ha venido a pedirme ayuda para matarlos. Y que no venga, porque me dan pánico los pequeños animalitos.

Paco Montoro: gracias. La foto fue una suerte poder hacerla porque la libélula se empeñó en quedarse allí. Por cierto, tuve que hacer más de 20 pruebas porque no paraba de moverse.

Sylvie: por supuesto que cada ser tiene su misión en la vida. A no ser que nos vaya a perjudicar extremadamente, que sea la propia naturaleza la que seleccione y no nosotros.

Toñi: te entiendo, te entiendo.

María: a ver si vas a estar una temporada sin dormir con cargo de conciencia...

 
Share
ShareSidebar