miércoles, 1 de octubre de 2008

UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

(Rambla de Fiñana, una de mis rutas de entrenamiento)

Otra anécdota más para añadir a la colección de vivencias personales como runner. El otro día quise hacer un trote de 10 kilómetros en la carretera de Fiñana a un ritmo de 5:00. Tengo medido un tramo de un kilómetro y procuro salir a la arena en las zonas en que ésta existe, por cuidar un poco los gemelos. Dicha carretera es poco transitada por vehículos y menos aún por peatones.

Comienzo el primer kilómetro y me cruzo con dos señoras de edad avanzada. Una de ellas me dice “Vaya velocidad”. A la vuelta, me las vuelvo a cruzar y ahora me grita: “Chiquillo, que te vas a quedar seco”. Tercer kilómetro y, por ende, tercer encuentro.

Nueva observación: “Oye, que mañana no vas a poder levantarte de la cama”.

Dicen que no hay dos sin tres. Ni tres sin cuatro. Nuevo encuentro con las señoras. Empieza a agitar las manos como instándome a detenerme: “¡¡¡Para, para, que te puedes morir!!!”. A la señora la veía con la cara casi descompuesta, pues ya se hacía a la idea de éste, dentro del ataúd. No me queda más remedio que tranquilizarla y decirle que esto lo hago desde hace cinco años.

Os preguntaréis ¿cómo te las cruzaste tantas veces? Eso pensé yo al principio. Pero tanto va el cántaro a la fuente… En el quinto cruce ya me di cuenta de que ESTABAN MANGANDO HIGOS. Si llega a aparecer el dueño, me adelantan con toda seguridad.

Quiero agradecer ese sentido solidario maternal proteccionista de las señoras. Pero por otro lado, les daremos un “tironcillo de orejas” y les advertiremos que tengan cuidado, que como el dueño aparezca les va a decir:

SOIS UNOS “HIGOS DE …..”

13 comentarios:

Pedro Gª Carrasco dijo...

Higos de ...qué?
Ah, ya he caido de la higuera.

No llego a entender bien el por qué, pero ocurre con bastante asiduidad; qué tendrán los higos y brevas del vecin@ que tanto gustan al mañer@?
Y advierta a l@s paisan@s que esas delicias gastronómicas vienen con gran carga energética, lo cual da, si otra cosa no, para cambiar de moracea de vez en cuando.

Saludos, de un campesino que creía que las higueras no echaban fruto, pues siempre están "mondadas", ...condenados pája@s!

Paco Montoro dijo...

Ja,ja creo que las marujas no querían que las viera coger los higos.
De todas formas, por lo que veo en la foto, el circuito es bien bonito para correr.
Saludos

Joan Josep dijo...

Cuydadito, que con tantas pasadas no te confundan con un cómplice que cubres la zona...

Y sin llevarte nada.

Un saludo y bonita zona para correr. Me gusta conocer los caminos por los que pasa la gente que leemos habitualmente. Tengo que salir con la cámara un día para hacer un publireportage.

Un saludo.

SOMMER dijo...

Míralas ellas que listas salieron. Igual eran tu avituallamiento, y tu sin enterarse.

Abrazos

Sureña dijo...

Anda, mira las adorables señoras... jajaja

Oye, pues muy bien que hacen...pero schhh, que el dueño no me escuche...

Besos

Paco dijo...

Gregorio que bien te hubieran venido unos higos de avituallamiento. ¡Que buenos circuitos te buscas para correr!

Fran dijo...

¿Necesitaste ¡CINCO! cruces para darte cuenta de que estaban robando ... higos? :-))
No me extraña, en esa rambla tan chula...

María José dijo...

¿Miraste si estaban los higos agusanados?

A ver si me haces una visitica, que voy a tener que hacerme runner. !!! jaja

Saludos.

JMC dijo...

Don Gregorio, La crisis despierta un afán de supervivencia, a unos les da por salir corriendo y a otros por salir comiendo...

irishdecai dijo...

A mi me vas a perdonar Gregorio, pero eso tiene mas toda la apariencia de que te estaban tirando los tejos. Ni te cuento lo del higo a que me suena, en fin.

Correoradelamuerte dijo...

Y las que se llevan los esquejes de geranio que planta el ayuntamiento. ¡Eso ya es gula!

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pedro: pues ya somos dos que creíamos que las higueras eran plantas sin frutos, je, je.

Paco montoro: cómo disimulaban... El circuito es bonito pero ya no voy por ese porque suele haber perros que se vienen conmigo. Ahora voy por la carretera pero no pude poner la foto porque no me dio tiempo. De todas formas por donde voy también veo montañas y árboles.

Joan Josep: parece que me leíste la mente porque cuando me di cuenta de lo que hacían pensé que si venía el dueño se haría a la idea de que yo era el encubridor que con mis carreras vigilaba la zona.

Sommer: la verdad es que, para el año que viene, a lo mejor se quedan sin higos. No sé, no sé... Gracias por la visita.

Sureña: las pobres señoras, con la crisis, pues eso...

Paco: hay buenos circuitos aquí para correr. Lo que ocurre es que soy un maniático de las distancias y prefiero ir por donde tengo medido el terreno.

Fran: es que cuando entreno, estoy concentrado en lo que hago y no me doy cuenta de lo que ocurre alrededor. ¡¡Qué torpe soy!!

Mª José: ya ves que la culpa la tiene el Reader. Tengo tan poco tiempo que empiezo por los ATLETAS y no puedo seguir. Pero no te preocupes que pronto encontraré ese hueco.

JMC: Ay, qué malas son las crisis... A ver si sales de tu crisis y te lías a escribir, que estás muy parado.

Irishdecai: eres la monda. Oye, que no se entere mi mujer de que estaban tirándome los tejos porque entonces la MARATÓN matrimonial se va al traste.

Correoradelamuerte: los esquejes, los tiestos y porque no pueden llevarse el terreno...

María dijo...

Jajajja tú con la lengua afuera y ellas mangando higos, y además, seguro que también intentando ligar contigo jajaja.

Un beso.

 
Share
ShareSidebar