domingo, 15 de marzo de 2009

BABYPOST

(Un par de reyes: durante dos años lo fui seguramente)

A sugerencia de la blogger Nefer, me uno a su propuesta publicando un artículo relacionado con mi infancia.

Como tengo muy mala memoria, no puedo narraros cómo fue mi primer año de vida. Sí os puedo apuntar que mis primeros recuerdos los tengo de cuando contaba con año y medio de edad, comenzando a aprender a andar con el tacataca.

(Madre e hijo)

Como anécdotas os puedo decir que tanto mi incontinencia urinaria y el uso del chupete se prolongaron, en ambos casos, más allá de los 6 años de edad. Agradezco a Nefer la propuesta porque, al recordar estos inicios de vida, ahora comprendo por qué me encanta mearme de risa, haber comenzado a fumar desde los 18 años y en las carreras no ponerme en cabeza para chupar de los que van delante, resguardándome así del viento.


En este post sobran las palabras así que no me enrollo, que las imágenes hablan por sí solas. Simplemente decir que los años degeneran. ¡¡¡Sin comentarios!!!

19 comentarios:

María dijo...

Aysssss qué boniiiiitoooo este post, ¡¡¡¡me encantó!! voy a volverle a leer y a ver las imágenes, me parecen enternecedoras esas imágenes en blanco y negro, Gregorio, un niño tan chiquito, tan precioso, y con tu bella mamá, aysss Gregorio, gracias muchas gracias por compartir tu infancia, un placer haberte conocido de bebé.

Muchos besos para Mari Carmen y para ti, feliz tarde.

PD.- Me quedo en este post, de verdad, me encantó.

amor y libertad dijo...

bendita infancia, qué gusto todo lo que no sabíamos

Anónimo dijo...

Muy tierno. Yo le he dejado a Nefere un enlace para quien desee ver lo negro que era. No he insertado nuiingún post, que llevo días muy alejado de esto.
Saludos,
Rigoletto

Nefer dijo...

Pero qué tierno y qué lindo! no te reconozco Gregorio! pero las fotos son preciosas.

Gracias por sumarte al Babypost, hemos sido pocos pero bien fotografiados.

Besillos.

RAKALA dijo...

Han pasado muchos años desde entonces pero sigues pareciendote a cuando era "más" pequeño. Sobretodo en la tercera foto.
Bessets

Juan Antonio dijo...

Gregorio, yo sí te encuentro cierto parecido. Muy bonitas las fotos.

Un abrazo, amigo.

Rebeca Álvarez dijo...

Sin palabras....encantadoras fotos,precioso,que bonico que eras,entrañable,me encanta,mi primo de peke,con tu mami(la señora Álvarez)me ha llegado al corazón,con lo sentimental que soy....vamos,no tengo palabras,guapísimo jeje,muy buena entrada,con matricula de honor,gracias por mostrarnos tu infancia,genial,un beso primo pero de los gordos.

malena dijo...

que tierno post... lástima esa última frase, no? jejeje..
un beso.

Sureña dijo...

Espero que la incontinencia urinaria y el chupete se hayan quedado en el pasado... :)

Qué tierno

KARLITOS dijo...

Muy original la entrada , me ha gustado mucho . Un saludo tito .

Juanito dijo...

Tienes recuerdos a partir del año y medio, pues ya tienes memoria porque yo tengo vagos recuerdos de los tres o cuatro años, jejeje, un saludo.

carmen dijo...

Eras una monada de niño!!.Y tu madre muy guapetona.Por las fotos que he visto tuyas, no has cambiado tantooo.

Saludos Gregorio.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Amigo Gregorio, se te ve, que ya apuntabas maneras, de desparpajo, y observador desde la misma cuna.
Saludos.

Tus-mundos dijo...

En esa última foto eres clavadito a tu hijo (aún recuerdo su cara de cuando tenía un añito)

un abrazo
Tusti

Carlos dijo...

Que andarás corriendo con año y medio con el tacataca me lo creo, pero que tu lo recuerdes, eso si que no me lo creo.
De niño ya amenazabas con correr, eres un fenómeno

Saludos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

María: la verdad es que queda tierno este post. Me recuerda aquellos años en que mi hijo tenía esa edad. Un placer compartir las imágenes.

Amor y libertad: cuando somos pequeños desconocemos muchos males de la humanidad. Pero tampoco seamos tan negativos: hay mucho bueno por vivir.

Rigoletto: ya visité tu blog. Muy bueno el post.

Nefer: es que he ido buscando en Internet fotos de bebés y las que más me gustaron las puse ahí. Un placer el seguir tu idea. Unos a otros nos marcamos caminos a seguir en los blogs.

Rakala: no hay mucha diferencia: casi igual estatura, casi el mismo peso, casi el mismo pelo… Bueno, ahora es que he ido a la peluquería a echarme mechas blancas, je, je.

Juan Antonio: ¡aquellos maravillosos años…! Saludos.

Rebeca: encantado de mostrar un poco más de mí. La idea fue de Nefer y cuando sugirió que nos uniésemos al babypost, inmediatamente me sumé pues me pareció genial.

Malena: la última frase es la ley de vida. Desde que nacemos vamos degenerando. Pero de ello somos conscientes muy pronto, yo al menos. De esta manera no sentimos ninguna frustración por ello. Saludos y gracias por la visita.

Sureña: no sé yo si contar toda la verdad actual o dejarlo como materia reservada. Me alegro que te gustase.

Karlitos: unos bloggers generan ideas y las plasman en sus blogs. Otros proponen ideas para que la gente se sume. Como Nefer lanzó esta posibilidad, me uní inmediatamente. Quería que mi sobri me viera de jovencillo.

Juanito: de los tres años me acuerdo perfectamente de ir a lo que antiguamente se llamaba parvulario. Mi infancia fue muy feliz sin grandes lujos pero con múltiples experiencias de amistades, poca monotonía y por ello no tengo más remedio que recordarla.

Carmen: bueno, bueno... Algunas pequeñas modificaciones sí que las hay. Gracias por tus palabras.

Pedro Gª Carrasco: con el ojo atento a todo lo que pasaba, pero disimulando para que nadie se diese cuenta.

Tus-mundos: ¿lo recuerdas? Cuando tenía dos años, mi mujer lo llevaba andando a la guardería de Carmela y al recogerlo se volvía conmigo en brazos. (A mí me engañaba; a ella, no). Tenía unos rizos y una sonrisa... ¡No sigo!

¡Otro que ha "evolucionado"! Juas, juas. Saludos.

Carlos: y me acuerdo que de niño el jamón no me gustaba en absoluto. Estaba reservándome para ahora.

Tus-mundos dijo...

Sí me acuerdo, es que ésa es la imagen que se me quedó de él y de la niña también me acuerdo.
Jejeje... qué listos son los peques, saben más que los jamones colgaos, digo: que los ratones coloraos. :-D

un abrazo

Alfa79 dijo...

Hoy, y sin que sirva de precedente, voy a discrepar contigo.

Los años nunca degeneran. Los años, bien invertidos (en vida, experiencias, conocimientos, aprendizajes, amistades, familia, malos y buenos momentos, actitudes -y aptitudes-, y rectificacaciones) siempre nos servirán, nos ayudarán a REGENERAR.

El alma, nunca degenera.

Ese niño pequeño junto a su madre, eres tú. Y seguirás siendo tú.
Pero, hoy has de continuar siendo como un niño grande. En todos los aspectos.

Me quedo con el blanco y negro. Es como, más íntimo y personal.

Toni Sagrel.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Alfa79: ¡Qué razón que tienes! Nunca he echado de menos el volver atrás. Lo vivido vivido está y cada época tiene su encanto. Sólo se vive una vez y no quiero vivir dos veces. Aunque,... algún día os contaré algo diferente sobre otras vidas.

El blanco y negro denota el sí y el no. Sin medias tintas. Aunque, también están los grises... como la arena del desierto.

 
Share
ShareSidebar