martes, 24 de marzo de 2009

ESTRATEGIAS EN LAS CARRERAS

Imagen de "∑ρФ Epo"

Aunque soy un animal apolítico y no me interesa para nada dicho tema, soy conocedor de que para gobernar a veces es totalmente necesario hacer pactos entre partidos.

¿Y en las carreras de atletismo? ¿Puede haber pactos?

Confieso que yo sí hice una vez un pacto. Concretamente, en la Media de Guadix, corrí junto a Pedro García Carrasco desde el kilómetro 1 hasta el 21,097. Mediaba el mes de septiembre y venía aquejado de molestias en el gemelo. Mi intención era competir con un único objetivo: alcanzar la meta por debajo de 5 minutos el kilómetro sin lesionarme.

Para mí fue un gran apoyo contar con la compañía de Pedro pues, en las larguísimas rectas que nos llevan de Benalúa hasta el término municipal de Guadix, lo estuve pasando bastante mal por el calor que hacía y ese falso llano demoledor. Cuando faltaban dos kilómetros me recuperé, dejé de “chupar rueda” y fui tirando de él. A quinientos metros de meta le dije que entrase delante de mí, pero él se negaba. Casi discutimos ofreciendo al otro el entrar delante pero logré mi objetivo con un “cariñoso empujón” en los últimos metros, cediendo el paso a quien me hizo el trabajo.

Un amigo me contó una vez algo que sucedió hace años en la Media Maratón de Sevilla: un español iba como claro favorito para ganarla. Tenía dos oponentes africanos pero que no llegaban a hacerle casi sombra. Éstos siguieron una estrategia: el mejor de ellos se lanzó a un ritmo vertiginoso, como si fuese a competir en un 10.000. El español, que quería hacerse con el triunfo, picó en el anzuelo y siguió tras él para que no se le escapase. La liebre apretó aún más y nuestro compatriota, extrañado, siguió tras él intentando que no se le fuese. Como consecuencia, al llegar al 10.000 el africano se retiró, como ya tenía previsto, y el español iba ya en la reserva y aún quedaban 11 kilómetros más. El segundo africano venía algo más atrasado pero relativamente fresco por su velocidad constante. Poco a poco fue recortando a aquél que iba en cabeza y al final logró vencerle.

El fallo cometido por el español fue el cebarse e intentar ir a un ritmo que no era el suyo. ¿Habéis visto este mismo caso en las carreras ciclistas cuando hacen un ascenso a un puerto? Los primeros, muchas veces, van “madurando” poco a poco hasta que caen del árbol

No sé si esta historia es cierta o no. Pero, desde luego, a mí me dejó fascinado. ¿Hicieron trampa los africanos? En absoluto. Supieron mover inteligentemente los pocos peones que tenían para dar jaque mate al rey.

El atletismo de fondo es una prueba individual pero las estrategias de equipo, a veces, pueden lograr unos impensables resultados.

¿Lo oísteis alguna vez? ¡LA UNIÓN HACE LA FUERZA!

19 comentarios:

Pedro Gª Carrasco dijo...

Lo recuerdo perfectamente, Gregorio, y recuerdo que esos últimos metros saque fuerzas de fraqueza animado por tu compañía. No me importaría para nada repetirlo; pero ahora mismo mi compañia te frenaría con toda seguridad.
Iremos estudiando la estrategía!!!!

Juanito dijo...

Pues sí, aunque parezca un deporte individual en el que la gente que desconoce completamente dice "si sólo es correr...", y luego te paras a pensar la variedad de entrenamientos que hay, y como mencionas las estrategias, como ir chupando "rueda", "madurar" a tu adversario, etc. sin duda es un deporte muy bonito, de hecho tengo entendidio que hasta hace unos años cuando los africano aún no controlaban la estrategia del maratón los dominadores de éste eran los europeos (que gran época de martín y antón), pero cuando cogieron el caire a la estrategia....apaga y vámonos, jeje, por cierto, lo tuyo si fue chupar rueda Gregorio, le debes una a Pedro, jeje, un saludo.

CarLitros dijo...

Yo suelo correr solo, no me gusta ir en grupo, pero tengo que reconocer que la experiencia de la Media de Almería, en la que fui 16 kilómetros con Barney y Paco me enseñó que ayuda mucho ir con gente y tener una táctica conjunta.
¿Hicieron trampa los africanos? Pues en mi opinión no.
Un saludo

Rebeca Álvarez dijo...

Que verdad es primo,entre compañeros hay que ayudarse y muy bonito por tu parte y de Pedro el gran equipo que formáis,es muy bonito el tener ese compañerismo,felicidades a los dos y seguir con estrategias para poder llegar bien a la meta jeje.Eso de chupar rueda es que vas chupando a tu mujer o es que llevas una rueda a cuestas para llegar antes juas juas es broma juas juas,un beso.

joselop44 dijo...

Muy interesante. De carreras, que no es lo mio, se algo que me decian de pequeño "Empieza como un viejo para terminar como un joven".
Saludos

Jesús Lens dijo...

Mi estrategia es siempre la misma... La Estrategia del Caracol ;-)

JMC dijo...

Don Gregorio yo tenía un profesor de inglés que sienpre decía 'dosh cabesash pienshan mash que una' y llevaba toda la razón, y cuatro piernas corren mas que dos y....
Bonita foto.

estela dijo...

si, la unión hace la fuerza, pero solo en algunos casos.

Mi marido y mis hijas se unen....pero, al final, gano yo jiji

besos.

Dani dijo...

Siendo un deporte individual -al menos a priori-, me encanta formar buen equipo e ir tirando (o que tiren de uno)...

Anda que no se ven estrategias a ciertos niveles. Eso si no te pisan la zapatilla, te meten un codito o das un traspiés accidental. :)

Viva el compañerismo.

Sylvie dijo...

En plan estrategia no, pero para ayudar a conseguir una marca o simplemente acabar una carrera, sí lo he hecho.
Lo que cuentas de los africanos, lo he oído hacer en maratones internacionales también...Hay que tener cuidaíto con quien se persigue!!!!

besitos.

DianNa_ dijo...

Los verdaderos deportistas son generosos, te felicito :)

Besos, niño

Jesús dijo...

Claro que hay pacto, en mi primera San Antón, sino pacto con dos corredores y el conductor de la ambulancia que nos besaba el culo, llego por detrás de la última.

Tus-mundos dijo...

La unión hace la fuerza, ayuda, motiva y muchas cosas positivas más. Esos dos africanos lo tenían muy claro.
En casi todos los deportes que conozco hay tácticas para despistar al contrincante. Para que haya un ganador tiene que haber uno que aprenda de sus fallos...

Por lo que voy viendo, las carreras son casi como la vida misma... el más listo (acompañado de fortuna y entrenamiento) gana.
:-)
un abrazo

Tormenta. dijo...

Estoy con la mayoria de comentarios, pero tus mundos más todavía, la unión hace la fuerma, te motiva te alegra, y tu lo haces con nosotros..
Vaya niño que de días sin leerte me tengo que poner al día;)
besos guapetón.

Alfa79 dijo...

Lo importante es saber dosificarse física y mentalmente.

Si nos esforzamos por encima de nuestras posibilidades, tan solo para intentar conseguir unos supuestos objetivos (que podrían ser inalcanzables, en un primer momento), decaeremos estrepitosamente y nos hundiremos en un esfuerzo baldío.

Las trampas (en el deporte), quienes más las utilizan son los futbolistas: simulando faltas o lesiones inexistentes.

Volvemos al tema de la honestidad. Hay que actuar en conciencia, sabiendo respetar y fomentar la dignidad y la solidaridad.

Saludos. Toni Sagrel.

Fran dijo...

Quizás me muevo en un club de corredores modestos, pero con mucha competencia interna, y las estrategias, estratagemas, artimañas, tretas y traiciones están a la orden del día... yo salgo a mi aire, bastante lanzado y luego intento mantener un ritmo, esa es mi estrategia, en otras ocasiones he ido en grupo, recuerdo un ultratrail que decidimos ir en grupo hasta el amanecer y luego cada cual como pudiera aguantar. La estrategia colectiva te ayuda, la individual es una lotería...
Un abrazo.

José Antonio dijo...

Ir al ritmo inadecuando siempre se paga. Incluso cuando se va por debajo del ritmo propio. Por eso en las carreras las alianzas son malas compañeras de viaje. Para llevarlas a cabo hay que estar muy en forma. Nos vemos en Málaga amigo.

Ray J. dijo...

Es que no hay descubrimiento más bonito en las carreras que el de que uno no corre sólo, aunque parezca una obviedad.

Cuando uno empieza a reconocer los ritmos de los grupos que le rodean y decide amoldarse a ellos para acoplarse con los cambios de ritmo que te va pidiendo el cuerpo, consciente siempre de que habrá algún momento en que ese grupo se te quede lento y debas buscar otro, o bien justo lo contrario.

Si esto es ya un placer en las populares, y da juego a múltiples planteamientos de carrera, en competición pues lo mismo pero a la enésima potencia, claro está.

Muy buena entrada don Gregorio, un placer volver por sus fueros :-)

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Pedro Gª Carrasco: gran día aquél de Guadix con esa actuación tipo simbiosis. Nuestros niveles estaban muy igualados y pudimos compartir ruta. Espero que haya otra ocasión en la que volvamos a estar nivelados. ¿Seguro que no será en Málaga?

Juanito: igual que en el fútbol, se pueden tener habilidades pero carecer de la visión de juego. Si los africanos tienen dotes y además aprenden estrategias, fenomenal por ellos. No podía hacer menos que pasar detrás de Pedro. Efectivamente, se la debo.

CarLitros: si el grupo lleva un ritmo similar al tuyo seguro que nos anima a continuar. Para mí no fue trampa sino inteligencia. Trampa es dar codazos, interrumpir el paso…

Rebeca: una media maratón es una carrera larga en la que el cansancio psicológico puede ser mayor que el físico. El ir con Pedro charlando (cuando se podía) hizo que los kilómetros fuesen cayendo poco a poco casi sin darnos cuenta. Buena habilidad la tuya para el humor, je, je.

Joselop44: esa reflexión me la aplicaré en Málaga. Intentaremos salir despacio para poder terminar fuertes. Pero luego, de la teoría a la práctica…

Jesús Lens: un día vi un caracol en Santa Fe, de mayúsculas dimensiones que no corría: volaba.

JMC: tomo nota. Por tanto, de ahora en adelante, ¡a correr a cuatro patas! Ejem… ¡no sé, no sé! La foto, del banco de Flickr con licencia CC. ¡Todo legal, como debe ser! Take care.

Estela: ten cuidado y no les cuentes nada de la existencia de este blog, no vaya que busquen nuevas estrategias. Guarda tu secreto.

Dani: esas “estrategias” que cuentas, en definitiva, son trampas ilegales y juego sucio. Ir con un grupo tirando o a remolque es legal totalmente.

Sylvie: si hacemos de liebre con alguien porque sólo vamos a entrenar y esa persona logra hacer una marca buena, nuestra acción es muy loable. ¿Cuántos récords del mundo se han conseguido gracias a lanzar liebres a tal fin?

DianNa: ser deportista aficionado y luchar por mejorar es loable. Pero nunca debemos olvidar a quien nos ha ayudado en un mal momento. La generosidad es una virtud difícil de poseer, pero es cuestión de práctica: podemos intentarlo.

Jesús: seguro que al conductor de la ambulancia le ofertasteis unas cervezas o vinitos. ¡Buena estrategia!

Tus-mundos: casi todo en la vida tiene sus estrategias. Un ejemplo para Málaga: salir a toda pastilla los primeros kilómetros, que hará más fresquito para compensar las pérdidas por el final, o salir despacio para reservar energías. Dos estrategias diferentes. ¿Cuál sería la mejor? ¡Ah! ¡Si lo supiera…!

Tormenta: es difícil pensar que un deporte individual como éste pueda variar su resultado por estrategias de grupo.

Alfa79: quizás me acuerde de tus palabras el domingo en Málaga y practique un pequeño ahorro para el final. Buena estrategia en épocas de crisis.

Fran: una competencia sana en el grupo siempre es buena porque hace mejorar. Los “piques” con buena armonía hacen que los miembros de los clubes consigan mejores marcas. Cuando esas rivalidades pasan de lo deportivo a lo personal ya nos movemos por terrenos enfangados. Sí a la lucha limpia, no al juego sucio.

José Antonio: lo difícil al comenzar una carrera es tomar el ritmo al que uno está capacitado a seguir. Como dices, salir por encima de tus posibilidades te hará pagarlo al final; salir por debajo será desperdiciar ese potencial que posees. En Málaga nos encontraremos. Disfrutemos de ese día.

Ray: buen análisis el tuyo. En carrera somos las piezas de una maquinaria que deben adecuarse o amoldarse al lugar que les corresponde. Me alegro del regreso.

 
Share
ShareSidebar