viernes, 13 de marzo de 2009

¡HA LLEGADO LA HORA DE DISFRUTAR! (De Pedro García Carrasco)

Llegada de Pedro en el I Trail del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar (Imagen propiedad del Club Deportivo "Aqueatacamos")

El presente post es una novedad en mi blog. A quienes no lo conozcáis, Pedro García Carrasco es uno de esos lectores de esta bitácora y al que he tenido el placer de conocer en persona y correr literalmente a su lado 21,1 kilómetros en Guadix sin separarnos más de 5 metros en ningún momento.

El domingo pasado, mientras yo competía en Loja, Pedro hacía lo pr
opio en el I Trail "Parque Natural Cabo de Gata-Níjar", carrera de montaña de 28 km de distancia. Le pedí que me informase de cómo le había ido y me envió un correo. Al leerlo, inmediatamente, pensé que este precioso bocado no podía llegar únicamente a mi persona. Por ello, le sugerí publicarlo en mi blog y accedió encantado. Os dejo con él. Disfrutadlo porque es una exquisitez:

¡Qué viejo y lejano queda el recuerdo, de aquellos campos sin verdores, cauces secos, árboles tristes sin nidos y sin hojas: escenario de la tragedia lorquiana de Bodas de Sangre!

Nada que ver con aquella tierra torturada por el sol, la miseria y la ignorancia: que describía Goytisolo, que un día le leí y que a buen seguro se ha transformado.

Qué agradecida y amable que es la naturaleza.

Tras la hazaña, de izquierda a derecha: Cesar,Roberto, Simón, Nenico, Juanico y Pedro.

Este domingo hemos participado y formado parte del proyecto que surgió bajo la cobertura del Club Deportivo A QUE ATACAMOS que, sensibilizados con la promoción y el fomento del deporte a nivel popular o aficionado, se embarcaron en la organización del I Trail “Parque Natural Cabo de Gata-Níjar con la motivación y pretensión de difundir y dar a conocer el Parque Natural, y especialmente la zona de Rodalquilar y San José; y vaya si lo han conseguido y de qué manera.

Fue, sencillamente, impresionante poder practicar, este deporte de correr en esta zona con tal riqueza natural o paisajística. Fue una ruta de color, de olor y de sensaciones, que nunca antes había percibido con tal abundancia.

Pie de foto comentado por Pedro: de izquierda a derecha, en sentido de las agujas del reloj Jose ("Nenico") su deporte preferido echar un buen rato con los amigos, Simón ("Chico") un todoterreno, amigo de sus amigos, Cesar Serrabona ("Triatleta"), y amante del Trail, Roberto ("Winsurfero"), y amante de las Aventuras, Juan Jose ("Un crack"), y camarada del que haga deporte, un servidor, "deportista y blogregoriano".

De un lado, Cabo de Gata, que es obviamente unos de los mayores y mejores tesoros naturales que se esconden en la provincia de Almería, del otro los atletas en versión “runners” y en versión senderistas. Magnífico el comportamiento en general, el respeto al entorno excepcional, impoluto. Los senderistas majestuosos: animaban y facilitaban el paso sin distinción alguna, todo un alarde de deportividad y generosidad.

Con todo esto, sólo puedo añadir que la sensación de tiempo empleado en cubrir la distancia fue mucho menor que la descrita por el crono y es que, cuando uno disfruta, la objetividad del reloj se desvanece.

Hay, quien se enamora hasta en un desierto...

Pedro.

25 comentarios:

Rebeca Álvarez dijo...

Que razón tienes,eso de enamorarse de un desierto lo dejaremos estar ehh,con lo bonito que es ver la naturaleza pura y dura,que se quite lo desierto jeje,no es lo mismo hay que oxigenarse bien esos pulmones y la verdad dicha que nos cargamos el planeta,esa seria una buena entrada también a ver si la gente se conciencia de una vez.Buena entrada primo y besos.

estela dijo...

enamorarse de un desierto??
pues todo tiene su encanto...

Tus-mundos dijo...

Esa tierra, ese paisaje y ese pueblo, San Miguel de Cabo de Gata, me rodean cada anyo en verano. Me han encantado las palabras que lo describen y me alegro de que hayan disfrutado de ello.

El desierto, el mar, las salinas, el faro... en ese rincon es facil enamorarse.

:-) un abrazo

Paco dijo...

Pues Felicidades a Pedro!!!y a ti Gregorio por "publicar" su experiencia en este blog multiexperiencias!!

Alfa79 dijo...

¡ Jolines ! (con perdón), pero yo soy uno de esos tipos extraños que "están enamorados de un desierto".

Ayer volví a hacer deporte. He estado unos días decaído (por el asma, principalmente). Esta noche he dormido como los niños chicos. Del tirón.

¡ Qué bueno es andar, correr, sudar, pensar, reflexionar, compartir, disfrutar de la naturaleza !

Qué bonito es el Cabo de Gata. Y el valle del Andarax. Y la costa del Levante. Y la Sierra de María. Y la de los Filabres. Y la Sierra Nevada (la oriental y la occidental).

Saludos a todos los almerienses.

Toni Sagrel.

César Serrabona dijo...

Muy bonitas esas letras... Definen muy bien lo que pudimos disfrutar ese dia y que jamás desaparecerá de nuestra memoria.El lugar, los corredores, los pedestres y la organización, simplemente espectacular. Yo desde aquí animo a tod@s a que puedan experimentar esas sensaciones de las que pudimos disfrutar ese dia y que se animen a participar el próximo año.P.D. Un placer por ofrecerme la oportunidad de relatar mi experiencia y un abrazo enorme a Pedro, Nenico, Simon, Roberto y mi acompañante al que le hice "romper cadena.." Juanico. Un saludo

Jesús Lens dijo...

Muy buena la reseña, pero estoy con Rebeca: pocos sitios más intensos como un desierto. Que no es casualidad que las grandes religiones siempre provenieran de allí ;-)

Me encantan las fotos de los Terceros Tiempos, que nos reconcilian con lo bueno de la vida y creditan que no estamos (tan) locos...

Tormenta. dijo...

Pero que buen amigo tiene )Pedro, estará contento contigo, si es que eres un sol! pues ná, vosotros a seguir eh! y en cuanto a la cita, es verdad, muyyyy grande!

besos guapetón!.

Fran dijo...

Por eso son tan atractivas las carreras por montañas y por desiertos, parece que el vector tiempo desaparece, eso es un regalo para los sentidos. Muy bueno el post de Pedro, felicidades.

José Antonio dijo...

Me ha gustado mucho tu prosa Pedro, y tu forma de narrar las sensaciones experimentadas en tan magno lugar.
La belleza del desierto, puede ir muy unida a la belleza de la Vega. Vastos campos de extensión infinito, sin un recodo donde descansar la vista.
Enhorabuena por la carrera y la crónica. Esperamos verte pronto en tierras granadinas, como ocurrió en la Media de Granada, en la que tan mal me encontraba y tuviste el detalle de animarme unos kilómetros.
Un abrazo.

fernando dijo...

amigos, paisaje y deporte, qué más se puede pedir !!!!

un abrazo.

Mónica dijo...

Felicitaciones a Pedro! ¿Cómo estás? tanto tiempo! ¿no?

Bsss. nos vemos.

KARLITOS dijo...

Muy bonito si señor Tito gracias por no ser egoísta y compartir con nosotros esta bonita entrada . El bien esta en la mirada del que mira por lo tanto todo es bello si se quiere .

Pedro Gª Carrasco dijo...

A todos, no había estado en este paraje, antes, y ha sido mi afición a correr la que me ha llevado hasta aquí, que gran suerte.

Rebeca, cuando la sensibilidad te embriaga, encuentras policromía en el más árido de los desiertos… en la sabana, en los bosques, en las selvas,… en el planeta.Efectivamente, concienciémonos.

Estela, absolutamente todo tiene su encanto, que razón llevas.

Tus-mundos, tú puedes dar fé, en primera persona, de la realidad de este rincón; que excelente maravilla.

Paco, felicidades a todos los que allí estuvieron y se llevaron el premio de disfrutar de la naturaleza con naturalidad. Te la recomiendo, y a ser posible sin reloj.

Toni, suele ocurrir que las noches que mejor se descansa vienen precedidas por una jornada deportiva. Saludos, a la rosa.

Cesar, me alegro que encuentres afinidad entre lo descrito, y lo que allí vivimos. Y fenomenal la “invitación” que haces para próximas ediciones.

Jesús, por eso precisamente el envite; no hay lugar que encierre tanta abundancia y desemejanza. El tercer tiempo: estoy convencido de que es lo que nos hace más populares, y semejantes; ya ves que similitud con Las Verdes.

Tormenta, pues vamos camino de serlo, amigos digo, porque el tratamiento afectuoso que de él recibo no tiene símil. Es un maestro.

Fran, gracias. La sensación de plenitud sensorial pocas veces se verá tan rebosante como en estos escenarios.

José Antonio, que cierto es. Y si además la compañía es grata, el placer es pleno. Ganas y presentimiento tengo que nos veremos pronto.

Fernando, esos ingredientes bien aliñados, nos dan un plato de lo más suculento, siempre.

Mónica, gracias. Hay que sentirse voluntarioso y optimista donde quiera que se esté, siempre es positivo.

Karlitos, tienes más razón que un santo, siempre ha sido, es y será así. En cuanto a lo de tu Tito: puedes presumir de él.

A todos: agradecer que el tener la posibilidad de llegar a todos vosotros ha sido por la inestimable colaboración de Gregorio, todo un maestro.
Disculpen las molestias.

Carlos dijo...

Lo que mas me gusta de vuestras peñas es lo bien que lo pasáis con las merendolas esas que hacéis.
Yo me enamoro fácilmente, y si se trata de desiertos seguro que también me enamoro, con camellos y sin ellos

Saludos para ti y tu peña incansable

Paco Montoro dijo...

Mis felicitaciones Pedro, estas carreras me encantan y la desconocía. Espero ir el próximo año. saludos

María dijo...

Pasear o correr por la naturaleza, y siempre en buena compañía, es un oxígeno para el cuerpo y para la vida, tu vida está siempre llena de energía y de optimismo, y nos la transmites a todos con tus palabras, con tus posts, con las fotos, con todo, gracias Gregorio, es todo un lujo, pasearse por tu blog, gracias por compartir tus vivencias.

Un beso y feliz tarde.

Sureña dijo...

Pues enhorabuena a Pedro porque eso es saber disfrutar de la vida y lo demás son tonterías...

:)

Un beso

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

A TODOS: os agradezco que os gustase este artículo y como Pedro ha ido contestando fenomenalmente y es el protagonista fundamental, me limito a dejar por una vez este breve saludo a todos.

Pedro, aquí tienes tu blog para cuando quieras.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Carlos, hay dias que la motivación es precisamnete esa: las merendolas; con o sin desierto.Saludos.

Paco, eso hará grande esta carrera,la presencia gente como tú.Saludos.

María, gracias en nombre de un servidor, y en el propio del fenómeno, Gregorio: cuanto oxígeno emana!

Sureña, la intención siempre está ahí, y no es ninguna milonga.Saludos.

Gregorio, poco más que añadir al trato que siempre he recibido de tí: honorable e inestimable. GRACIAS.
Es gusto es mío.

carmen dijo...

Enhorabuena para Pedro.Cabo de Gata es maravilloso, estuve hace unos años y me encanto,en general toda la provincia de Almeria es muy hermosa.
Claro que te puedes enamorar en un desierto.Todo tiene su encanto.

Saludotes.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Carmen, coincido contigo en la versatilidad de la provincia, a mí me encanta, será por ello que presumo de ser fruto de esta tierra.Gracias.

Daniel Risueño dijo...

Perico, que envidia me das. Sabes queme hubiera podido acompañarte, mezclando carrera y naturaleza, aderezado con aventura. Apuntado está para el año que viene,y las que vengas. Gente comotú nos anima a los que vamos detrás vuestra.
A ti, Gregorio, saludos. Pedro me ha hablado de ti, de tu pasión y de trabajo, que como a mi también me apasiona. Ya nos conoceremos.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Daniel Risueño: muchísimas gracias. Conocí a Pedro gracias a este blog y nos conocimos personalmente en Guadix donde compartimos 21 kilómetros corriendo en plan "equipo". Luego nos volvimos a encontrar en Granada en la media y en otra ocasión, cerca de tu tierra. ¿Quién nos iba a decir que con un blog se puede ir cimentando poco a poco una amistad? Pues, efectivamente, así es.

Gracias por tus saludos y espero también conocerte, compañero de trabajo.

Pedro Gª Carrasco dijo...

Dani, te eché de menos, hasta en el Sanedrín (que lo hubo) y a buen seguro, habrías disfrutado como un niño el día de Reyes, pero tranquilo en la próxima se soluciona, nos vemos, máquina. Saludos a Mónica.

 
Share
ShareSidebar