lunes, 30 de marzo de 2009

LA COCINA DE GREGORIO: BACALAO GRATINADO


Me estoy dando cuenta últimamente de que os veo un poco delgaditos o, también dicho vulgarmente, “escuchimizaos”. Por lo tanto, vamos a daros un poco de comer, no vaya que se me mueran los lectores y lectoras de hambre. Hoy os presento un plato que, por sus características, puede ser bien acogido en época de Semana Santa. En un viaje que hicimos a Barcelona pude degustar esta exquisitez y, gracias al paladar de mi amiga Ana dedujimos los ingredientes necesarios. Tuve la osadía de intentar reproducir dicha receta y mis amigos me dijeron que había logrado casi igualarla a la original.

En esta receta se suman sabor y color como alicientes que lo engrandecen. Lo he preparado para mis amistades en más de una ocasión y, salvo a aquellos que no les gusta el bacalao, han quedado bastante satisfechos. ¡Pónganse los delantales, que arrancamos!

Ingredientes (para 4 personas)

4 filetes de los lomos de bacalao
1 huevo (ó 2 cucharadas de leche)
100 ml de aceite de oliva
200 ml de aceite de girasol
1 diente de ajo
1 chorreón de vinagre o limón
2 cucharadas de harina
250 gr de espinacas
200 ml de nata líquida
200 ml de leche
Sal

Preparación:

1.- Si los lomos de bacalao están congelados, dejarlos descongelar en el frigorífico 24 horas antes quitándoles el agua que vayan soltando. En el caso de estar salados, sumergirlos en agua 48 horas antes y cambiar el agua 3 veces durante dicho período.

2.- Preparación del alioli: en el vaso de la batidora poner 200 ml de aceite de girasol, un huevo o su equivalente en leche, un chorreón de vinagre o limón, una pizca de sal y un diente de ajo. Si le quitamos al ajo el germen, mucho mejor. Comenzar a batir sin mover el brazo de la batidora, para evitar que se “corte” la mezcla, hasta que empiece a ir tomando consistencia. Una vez que empieza a formarse el alioli, subir lentamente el brazo de la batidora hasta llegar a la superficie y tendremos nuestra salsa preparada.

3.- Preparación de la salsa de espinacas: si son frescas, lavarlas para quitar la tierra y cortar en tiras; si son congeladas, descongelar. Poner en una sartén un chorreón de aceite y sofreír las espinacas con un poco de sal hasta que pierdan todo el agua.

Aparte, en un cazo, poner tres cucharadas de aceite a calentar, añadir una cucharada de harina y un poco de sal. Esperar un poco a que cueza para que la harina pierda su sabor. Agregar 100 ml de nata líquida y 100 ml de leche y cocer, sin parar de mover con una varilla, hasta conseguir una bechamel que no esté muy espesa. Incorporar las espinacas a la bechamel y continuar cociendo otro minuto para mezclar los sabores. Pasar por la batidora la bechamel de espinacas para obtener una crema de color verde.

4.- Preparación del bacalao: sobre una sartén o plancha, manchar el fondo con una capa fina de aceite y colocar los lomos de bacalao. En esta fase se trata simplemente de que el bacalao deje de estar crudo pero no debemos hacerlo demasiado pues perdería jugosidad. Cuando esté hecho por un lado, le daremos la vuelta con cuidado para que las láminas no se separen y lo terminaremos de hacer.

5.- Gratinado: en una bandeja de horno colocamos los lomos de bacalao y los cubrimos con una buena capa de alioli. Los gratinamos hasta conseguir un color dorado.

6.- Emplatado: cubrir la base del plato con la bechamel de espinacas bien caliente. Sobre dicha salsa colocar el bacalao gratinado y servir inmediatamente.

7.- Consejo: para finalizar, pase a sus comensales la receta para que ellos puedan ponerla en práctica o, de lo contrario, quedará obligado de por vida a invitarlos al menos una vez al año para degustar este plato.

¡¡¡YA ME CONTARÉIS!!!


13 comentarios:

carmen dijo...

Ummmmm!!tiene que estar muyy bueno.Me encanta el bacalao, en general todos los pescados.Pero en mi casa soy a la única que le gusta el bacalao.En fin me lo haré para mi solita.Haciendolo como tu dices tiene que estar para chuparse los dedillos.

Saludotes.

joselop44 dijo...

Seguro que está muy rico.
Saludos

Dani dijo...

Buaaahh, que pinta tiene eso... Y yo con cargo de conciencia porque le doy a la mandíbula como un animal, pero no puedo entrenar todavía... jajaja, mi estómago acaba de cobrar vida propia!!!

Un abrazote.

Nefer dijo...

Mmm bueno Gregorio, yo que me cuento entre una de tus fans escuchimizadas con esta receta no vas a hacer que engorde, pues soy alérgica al pescao, así que ni olerlo! Pa la próxima una empanada de carne, un lechoncito o algo eh?

Besillos.

Rebeca Álvarez dijo...

Que buena pinta que tiene,ya se lo dije a la prima cuando lo vi...lo tengo que probar a ver que tal me sale,ya he cogido nota ya te cuento como me sale...un beso primo.

pande... dijo...

Muchas gracias Gregorio, por preocuparte por nuestra alimentación, pero te voy a decir un secreto, ahora que nadie nos oje, jeje, como de todo, pero hay dos cositas que no me gustan: una es el salmón, y la otra el bacalo, pero con esa exquisita preparación tuya, buena presentación y su salsita, seguro que me sabe a gloria bendita, gracias, muchas gracias, Gregorio, él que sabe hacer de todo, hasta que me guste el "bacalao".

Un abrazo simpático, siempre me arrancas una sonrisa o bien carcajada, ja, ja, ja;-)

Maite

Tus-mundos dijo...

¡Cómo huele! no quiero ni pensar cómo sabe :-).
Aqui mejor no lo preparo porque con la carita que tienen los pescados que venden... a saber de dónde los sacan, jeje.

Le mandaré la receta a mi madre para que me la haga en mi bienvenida :-D
un abrazo

Carlos dijo...

Tendrías que explicar algo sobre el jamón que me tienes preparado, eso del bacalao ya me lo conozco…aquí se hace mas bacalao que en todo Portugal, y de todas las maneras

A mí, el que me gusta más es con chanfaina (pisto), y a la llauna

Que tengas un buen día después de esta comilona…


http://www.vegueries.com/gastronomia/bacallaunaCAT.asp?T=J

Alfa79 dijo...

Muy buena la receta y muy rico que -seguro- estará ese bacalao.

Me encantaría hacerla como la expones, pero tendré que variar algún que otro ingrediente, y es que tengo un poco alto el colesterol LDL (el malo) y no pruebo nunca la nata.

No obstante, intentaré hacerla con la mayor similitud posible.

Y después, ya te/os contaré. A mi hija pequeña le encanta el bacalao. Está bueno hasta "salaíllo" y con un vasillo de mosto.

Saludos. Toni Sagrel.

abu Su dijo...

ese plato se ve de lo más rico, pero con el calor que hace aqui no lo podemos comer sera para cuando llegue el invierno, y te cuemto como me fue. Cariños Susana

estela dijo...

La salsa de espinacas parece blandiblú derretio jajaj. Es coña.

Debe de estar de rechupete.

besos.

Sureña dijo...

Jo, el bacalao no es mi pasión, pero si es gratinado... pasa :)

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Carmen: si les gusta otro tipo de pescados, cambia por merluza, lenguado...

Joselop44: por lo menos mis amistades lo han elogiado bastante.

Dani: siendo un trozo pequeño se puede tomar sin ningún problema.

Nefer: sin problemas: sustituye el bacalao por almendras, el alioli por nata y las espinacas por miel. Te sale un helado de turrón genial.

Rebeca: a ver si me he explicado bien. Los niños tienen que acostumbrarse al pescado desde pequeños.

pande: como les digo a otros, cambia el tipo de pescado si te gusta alguno y ya verás.

Tus-mundos: le pasas a tu madre la receta y que te envíe el plato por el Facebook.

Carlos: al plato de bacalao le añades unas lonchitas de jamón y ya el colorido es total. Tomo nota de tu enlace.

Alfa: ya sabes, le sustituyes la nata por leche desnatada. No está igual, pero pasable desde luego.

abu Su: pues a esperar a los fríos.
Saludos.

Estela: tú ríete, que la próxima va a ser de color rojo, amarillo y verde: Semáforo a la plancha con tosta de almendras fritas.

Sureña: prueba con otro pescado o prepara una paellita. Seguro que sale bueno.

 
Share
ShareSidebar