lunes, 25 de octubre de 2010

ESTUDIAR A LOS CINCUENTA

What are you afraid of?
(Imagen de "ipodvp")

Cada vez es más numeroso el grupo de personas que, a partir de los cincuenta años de edad, decide matricularse en la Universidad para continuar su formación. Es el caso de una amiga mía, que se ha inscrito y está disfrutando de lo lindo por las relaciones personales que se generan, lo divertidas que encuentra las asignaturas y lo bien que asimila los contenidos por la gran motivación que siente.

Hasta aquí, lo normal. Pero, como todo en esta vida, tiene sus ciertos inconvenientes. Su hijo, que estudia bachiller y ha repetido algún que otro curso, encontró la vía para “vengarse” de todo lo que su madre le ha estado reprimiendo hasta ahora. Así, a mi amiga le ocurren estas cosas:

Su hijo le dice:

- Mamá, déjame el ordenador inmediatamente, que tienes que estudiar y estás perdiendo el tiempo con tanto FaceBook. ¡Vaya irresponsabilidad!

Otra de sus perlitas es:

- ¿Has estado esta mañana en clase? ¡Que no me entere yo de que haces novillos!

Pero el colmo de los colmos de este guasón fue cuando le preguntó:

- ¿A qué hora tiene vuestro profesor la tutoría? Es que quiero ir a preguntarle a ver cómo vas.

Al hilo del post de hace unos días, la generación CINCO, cada vez estoy más convencido de que somos unos sufridores y sufridoras.

¡Lo que hay que aguantar!

4 comentarios:

unamaruja dijo...

Doy fe de todo lo que dices :)))

El Lay. dijo...

Ya te digo, encima de todo tener que aguantar a tú hijo jeje.
Bastante sacrificio haces como para encima esto.
Un saludo Gregorio.

Xavi Garcia dijo...

...empiezo Psicología en Enero 2011...a mis cercanos 40 años...loquito?

Puede ser!

Un abrazo desde Hong Kong!

¨XTB¨ Xavi.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

unamaruja: Pero, ¡qué arte tiene!

El Lay: estamos en una generación así de dificultosa.

Xavi García: pues no está nada mal la idea. Cualquier edad es buena para estudiar si uno tiene motivación.

 
Share
ShareSidebar